Denuncian detención arbitraria de periodista en Hidalgo

. El Semanario Metropolitano Intuición, denuncia la detención arbitraria de su reportero Seth Nahúm Ramírez Cerón quien fue detenido por policías municipales de Tizayuca, en el momento de cubrir un supuesto amotinamiento en la cárcel distrital ubicada en dicho municipio, al sur del Estado de Hidalgo. Se le acusa de resistencia y desacato de particulares, allanamiento de morada y evasión de reos. Aquí el comunicado:

A TODOS LOS COMPAÑEROS PERIODISTAS

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN DEL ESTADO DE HIDALGO

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE LA REPÚBLICA MÉXICANA

A LA FISCALÍA ESPECIAL PARA LA ATENCIÓN DE DELITOS COMETIDOS CONTRA PERIODISTAS

A LA COMISIÓN NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS (CNDH)

El Semanario Metropolitano Intuición hace de su conocimiento los siguientes hechos:

El pasado jueves 26 de Agosto del presente año, aproximadamente a las 19:35 horas, el colaborador de este medio de comunicación Seth Nahúm Ramírez Cerón tuvo conocimiento de un presunto intento de amotinamiento en la cárcel distrital de Tizayuca, Hidalgo, por lo que hizo presencia en el inmueble localizado en avenida Juárez de esta ciudad para realizar su trabajo informativo, acompañado de Andrés Reyes Téllez, corresponsal en Hidalgo de la revista Alarma.

Ahí es detenido y puesto a disposición del Ministerio Público por diversos delitos como: resistencia y desacato de particulares, allanamiento de morada y evasión de reos. Hasta el momento continúa detenido y le fijaron caución por 10 mil pesos.

Los hechos corresponden a una total falsedad, según el compañero Andrés Reyes Téllez, quien relató los hechos conforme sucedieron. Al llegar a la cárcel distrital se percata que estaba rodeada de patrullas y elementos policiacos municipales, en donde vio aproximadamente unas seis patrullas, como 15 policías armados arriba de las instalaciones, viendo hacia donde está el patio.

El compañero Reyes Téllez asegura que Seth le dice que si ya encontró a algún jefe para entrevistarlo, a lo que responde que no. Se dirigen a la parte posterior y se asoma Seth. Este le pregunta si trae cámara y le responde que sólo grabadora, mientras él trataba de ubicar a su fotógrafo mediante llamadas telefónicas.

En ese momento Seth, saca su teléfono celular y empieza a grabar las imágenes de una escalera, y se escuchan unos balazos, “me asome y vi a unos policías armados arriba tirando hacia nosotros”

Al parecer Seth Nahúm logró grabar el video cuando estaban tirando, uno de los elementos dio la orden de detenerlos, por lo que fueron asegurados, les quitaron los teléfonos celulares y sus pertenecías.

De igual forma los policías se percataron que Andrés Reyes también grabó en audio desde el inicio de la agresión y le quitan su grabadora en la que tenía las injurias y amenazas, sacándole el casete y guardándoselo un policía.

Andrés Reyes, a quien dejan salir para que avise a sus familiares de la situación, señala que no fue cierto cómo la autoridad municipal presentó los hechos ante el Ministerio Público, pues en ningún momento se introdujeron a las instalaciones de la cárcel distrital. Además de que ellos fueron asegurados en la vía pública, les quitaron su material de trabajo como es el caso de la grabadora y celulares.

Ante esta situación este Semanario hace de su conocimiento para los fines que a todos interese, con la firme intención de hacer justicia y dar a conocer los ilícitos que cometen las autoridades municipales de Tizayuca.

El compañero Seth Nahúm Ramírez Cerón, se encuentra detenido por cumplir con su deber periodístico, con el claro ataque de las autoridades municipales en perjudicar su profesión y al medio que representa.

Derivado de esta situación, solicitamos:

1.- La liberación inmediata de nuestro compañero Seth Nahúm Ramírez Cerón.

2.- Sancionar hasta las últimas consecuencias a los responsables de este atroz ataque al ejercicio periodístico.

3.- Procurar la seguridad de todos los miembros de este semanario, así como de los compañeros reporteros que han mostrado su solidaridad del caso.

Respetuosamente

C. Juan Antonio Carbajal Ríos

Comments

Comentarios

You may also like