Ordenan arrestar a fundador de Wikileaks

El caso que concierne a Julian Assange se remonta a agosto pasado, cuando el fundador de Wikileaks fue acusado de presunto estupro en Enkoping, de tres casos de abuso en Estocolmo y de uno de “coacción ilegal”. Ya había denuncia a la agencia AFP que talinvestigación abierta contra él por los fiscales suecos es una “conspiración”.

Julian Assange. Foto: Tomada de Cubadebate.

México, DF (CUBADEBATE / DESDE ABAJO).- La fiscalía sueca emitió una orden de arresto contra el fundador de Wikileaks Julian Assange por estupro.

“Le pedí al tribunal de Estocolmo que arreste a Assange, sospechado de estupro, abuso sexual y coacción contra dos mujeres en el verano pasado”, dice un comunicado del fiscal sueco, Marianne Ny.

“La razón de mi pedido es que quiero interrogarlo, y hasta hoy no pudimos hacerlo”, agregó.

El caso que concierne a Assange se remonta a agosto pasado, cuando el fundador de Wikileaks fue acusado de presunto estupro en Enkoping, de tres casos de abuso en Estocolmo y de uno de “coacción ilegal”.

Una orden de arresto contra Assange ya había sido emitida el 20 de agosto, y fue retirada poco después.

Mientras tanto, el australiano admitió a través de su abogado, que conoció a las dos mujeres que lo acusan, de 25 y 35 años, en una conferencia de prensa.

Descartó haber mantenido “sexo no consensuado” con ellas.

Habia denunciado conspiración.

Julian Assange, el australiano fundador de Wikileaks, un sitio de la red que difundió cientos de documentos estadounidenses sobre la guerra de Afganistán, acusa de forma directa al Estado sueco de cumplir las órdenes de USA.

En una entrevista por teléfono a la agencia AFP (desde que se le acusó de violación permanece en sitio desconocido) califica lo que está ocurriendo y la investigación abierta contra él por los fiscales suecos de “conspiración”.

Declara que él es la única víctima de un caso “instruido por venganzas personales y de una ideología y arribismo repugnantes de la fiscal Marianne Ny”.

Según explica el australiano, aunque “el proceso es inquietante”, quiere permanecer en este reino para poder demostrar su inocencia ya que las acusaciones son infundadas.

Afirma que la total investigación por violación se realizó si haberle interrogado (algo que resultó imposible porque las autoridades no pudieron encontrarle) y que de momento la Policía se niega en rotundo a decir si existe una orden de detención contra él.

“Me entero por la prensa de todo lo que está pasando”, ha afirmado.

El 20 de agosto dos mujeres acusaron a Julian Assange de violación y de acoso sexual respectivamente. La investigación ha estado marcada por giros inesperados de los tres fiscales encargados del caso.

Mientras la primera fiscal en funciones, Marianne Ny, condenaba a Assange como supuesto violador, la segunda, Eva Finné, cerró la investigación y le dejó libre de cargos. Dias más tarde, la sorpresa fue grande cuando la Fiscalia de Gotemburgo le volvió a declarar sospechoso de haber violado a una de esas féminas y acosado a la otra.

Así Assange, que acaba de comenzar su guerra particular contra las autoridades suecas, dice sin tapujos que todo es “una maquinación de la personas implicadas”, de las demandantes (que podían estar compradas) y del Expressen (segundo diario de Escandinavia).

Por si eso fuera poco, asegura (citando a dos fuentes “fiables”) que el mes pasado la Policía Secreta Sueca fue contactada por la de Los Estados Unidos que les advirtió que Suecia «no podía ser un remanso de paz para Wikileaks: los Servicios Secretos americanos estarán muy felices ahora».

De momento Julian Assange, que anunció que publicará otros 15.000 documentos restantes sobre Afganistán, no ha revelado la fecha de esa publicación, pero sí que tiene previstas nuevas sorpresas sobre el fraude bancario y financiero y los crímenes de guerra.

Con información de Agencias.

Comments

Comentarios

You may also like