Televisa sí va por Iusacell

Este es el segundo intento de Televisa por adquirir una compañía de telefonía celular, con lo cual se convertirá no sólo en el consorcio dominante en televisión abierta (70 por ciento de las frecuencias) y en televisión por cable (45 por ciento, con la adquisición de Cablemás) sino también pretende convertirse en el tercer consorcio de telefonía móvil, después de Telcel, de Carlos Slim, y de la española Telefónica Movistar.

por Jenaro Villamil

Emilio Azcárraga y Ricardo Salinas, presidentes de Televisa y Iusacell. Foto: Especial

México, DF (Homozapping).- La empresa de medios de comunicación más grande de México confirmó ante la Bolsa Mexicana de Valores que está en pláticas con Iusacell, compañía de telefonía móvil perteneciente a Grupo Salinas, para establecer una sociedad, al tiempo que también formalizó su propuesta para adquirir el control accionario de Cablemás, la tercera más grande en televisión restringida, a pesar de las restricciones que originalmente le impuso la Comisión Federal de Competencia.

En un comunicado emitido este martes, Televisa informó que “hasta el momento, un acuerdo entre Televisa y Grupo Iusacell no se ha concretado. No hay garantías de que se legue a un acuerdo ni los tiempos o condiciones de tal acuerdo”.

Sin embargo, aclara que está en pláticas con la compañía perteneciente a Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca. La confirmación de Televisa va en contra de su propio desmentido, el pasado 23 de enero cuando negó que existieran pláticas para adquirir Iusacell.

Grupo Iusacell promovió más de 40 demandas en contra de la polémica Licitación 21, argumentando que estaba orientada para favorecer a la sociedad entre Televisa-Nextel.

En febrero de 2010, Televisa anunció que estaba en adquirir el 30 por ciento de las acciones de Nextel, por un monto de 1,440 millones de dólares, siempre y cuando ganaran la Licitación 21. En octubre del mismo año, tras el escándalo mediático y legislativo, Televisa decidió suspender abruptamente su interés por Nextel.

Este es el segundo intento de Televisa por adquirir una compañía de telefonía celular, con lo cual se convertirá no sólo en el consorcio dominante en televisión abierta (70 por ciento de las frecuencias) y en televisión por cable (45 por ciento, con la adquisición de Cablemás) sino también pretende convertirse en el tercer consorcio de telefonía móvil, después de Telcel, de Carlos Slim, y de la española Telefónica Movistar.

En paralelo, Televisa obtuvo la autorización de la Comisión Federal de Competencia para adquirir la totalidad de las acciones de la empresa Cablemás. En 2007 adquirió el 49 por ciento de esta compañía, bajo la condición de que Cablemás desinvirtiera el 32 por ciento de su participación accionaria en PCTV, consorcio que controla y negocia en paquete los contenidos de la televisión por cable.

Eduardo Pérez Motta, presidente de la Comisión Federal de Competencia, afirmó que el control total de Televisa en Cablemás “no altera el mercado”, aún cuando un grupo de empresarios de televisión por cable, independientes de Televisa, ha denunciado que con esta estrategia se reforzarán las “ventas atadas” de contenidos en televisión por cable.

Sobre la adquisición de Iusacell, el columnista Alberto Aguilar advirtió el lunes en su columna, publicada en El Universal:

“En efecto, le adelanto que esa televisora (Televisa) podría aliarse al Grupo Salinas de Ricardo Salinas Pliego en Iusacell, asunto en el que aparentemente ya hay negociaciones muy avanzadas.

“Estas encajan en los tiempos que vive la telefónica que dirige Adrián Steckel, quien ya alcanzó un arreglo con sus acreedores y que prácticamente está a punto de dejar su actual estatus de concurso mercantil.

“Hasta donde se sabe, Televisa adquirirá la importante tenencia de deuda del regiomontano David Martínez, dueño de Fintech Advisory, de la que ya le he platicado”.

Esta versión, confirmada ya, fue adelantada por el columnista Miguel Angel Granados Chapa, el 23 de enero pasado, en Reforma. En airados desmentidos, tanto Televisa como Grupo Salinas acusaron al periodista de mentir y de no haber ninguna negociación en curso.

Las negociaciones para adquirir Iusacell avanzaron después de que el juez federal Fernando Rangel dictó sentencia favorable para poner fin al litigio mercantil que encabezó esta compañía y su principal acreedor, el financiero de origen regiomontano David Martínez, dueño de Fintech Investment, que adquirió el 76 por ciento de la deuda en bonos que tiene la empresa de Ricardo Salinas Pliego.

La columna “Capitanes” del periódico Reforma advierte que “la presencia de Fintech en Iusacell Celular es aún mayor. Es dueña del 98 por ciento del bono que vence en 2011 y de 92 por ciento del que vence en 2012”.

Comments

Comentarios

You may also like