Denuncian trabajadores corrupción y abusos laborales en el Instituto Mexicano del Petróleo

Un comunicado especial del Sindicato Nacional de Trabajadores del Instituto Mexicano del Petróleo, donde se denuncia la utilización de funcionarios al IMP para sus carreras políticas personales y cobrar liquidaciones ilegales, negando, además, indemnizaciones a trabajadores despedidos injustificadamente, otorgándoselas a sus equipos políticos.

La violación de normas hacendarias, malos manejos administrativos, el uso con fines políticos de grupo, la falta de acción del órgano interno de control y las violaciones al contrato colectivo de trabajo por parte de sus más recientes administraciones han generado un clima laboral adverso en el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), amén de las violaciones sistemáticas a las obligaciones laborales con sus trabajadoras y trabajadores.

La falta de sensatez y compromiso de los diferentes directivos y funcionarios en materia laboral del IMP, como José Enrique Villa Rivera, ha quedado suficientemente demostrada con la contratación de personal sin un catálogo de puestos y funciones que evalúe sus habilidades y conocimientos para otorgarles cuantiosos salarios,la creación de estructuras administrativas innecesarias,autoritarismo y amenazas contra la plantilla laboral; entre otras, son pruebas irrebatibles de la corrupción con que han operado.

En contraposición, se ha anulado cualquier promoción para el personal especializadoque cuenta con grandes responsabilidades y muchos años de experienciaen el IMP, la capacitación específica a nivel Nacional es casi nula,las condiciones de trabajo y de higiene industrial en muchos casos son precarias, se manipula el Servicio profesional de carrera para pagar salarios de Gerentes sin las responsabilidades correspondientes, se enrocan Directores del Jurídico deCONACyTal IMP,se niegan recursos para indemnizaciones legítimas a las y los trabajadores despedidos injustificadamente, además de la contratación de honorarios sin el consenso de Sindicato al ocupar su materia de trabajo, personal que cuenta con más de 5 años de antigüedad en promedio.

Las últimas administraciones del IMP han querido ocultar su corrupción e impericia con argumentos como la falta de presupuesto y la imposibilidad de nuevas contrataciones como resultado de directivas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Sin embargo, Villa Rivera y su grupo trajeron del Instituto Politécnico Nacional a sus amigos para imponerlos en plazas administrativas con sueldos por demás onerosos; esto en franca violación de la normatividad y en agravio del personal que tiene más responsabilidades y años de antigüedad en la institución. A estos hay que sumar las contrataciones de personal directivo. (En hoja aparte encontrarán la tabla de contrataciones en áreas administrativas de febrero de 2010 a la fecha y los nombres de los funcionarios asignados por Villa Rivera).

Tampoco apoyaron a las áreas del negocio y sustantivas y el colmo del absurdo, no se contrató personal operativo en las regiones foráneas. Por si esto fuera poco, hay una excesiva contratación de personal de honorarios, que en promedio tiene cinco años de antigüedad en espera de un contrato de base. Con la intención de posicionarse mejor y ganar prestigio, Villa los engañó con la promesa de tramitar su basificación ante la SHCP.

La falta de reconocimiento al personal operativo en la medida del incremento de sus responsabilidades también ha sido un factor de incumplimientos al Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), situación que debería operarse a través de las Comisiones Mixtas y los instrumentos creados para tal efecto, en cambio hicieron reclasificaciones con criterios que solo ellos conocen. Adicionalmente, transformaron Plazas de Base, Grado 9, a Confianza, sin el consenso del Sindicato, violando una vez más el CCT y minimizando la posibilidad de nuevos ingresos y de las respectivas reclasificaciones del personal operativo.

En lo que respecta al Fideicomiso de Investigación, desde hace años hemos contado con diferentes Fondos y Fideicomisos, mismos que han sido administrados exitosamente con una estructura mínima funcional, pero para integrar a sus amigos del Politécnico concibieron una nueva estructura administrativa de 18 trabajadores, 6 de ellos de reciente ingreso al IMP con altos salarios, la cual es altamente costosa, misma que disminuyó al área de adquisiciones y generó un clima adverso. Lo que le vendieron al Consejo de Administración del IMP fue una falacia puesto que el Fideicomiso en comento funcionaba adecuadamente, de esta forma estratégicamente pusieron a sus amigos en un área donde se manejan grandes recursos económicos los cuales, extrañamente y sin razón aparente, se transfirieron de fiduciaria Banorte a Bancomer. (En hoja aparte se podrá consultar la lista del personal que recién ingresó a la nueva área de fideicomiso).

Desde su llegada, Villa Rivera y sus funcionarios mostraron una total carencia de ética profesional y falta de respeto por las y los trabajadores del IMP. Con total impunidad amenazaron y despidieron personal de manera injustificada demostrando un abuso de poder, sin la liquidación correspondiente que marca la ley, pero en el extremo de la desvergüenza y el autoritarismo este personaje cobro una liquidación que no le correspondía, dado que se fueron a otra institución por su voluntad y conveniencia. Todos ellos continúan junto a Villa Rivera en CONACyT, con sus plazas e ingresos seguros, mientras muchos de nuestros compañeros fueron lanzados al desempleo sin reparación alguna del daño y en otros casos les negociaron su seguro individua de retiro.

Por si esto no fuera suficiente, el IMP les abonó globalmente al citado seguro un monto global a los funcionarios en comento, de aproximadamente de un millón de pesos libres de impuesto. Por supuesto, no fue el mismo criterio que aplicaron con el personal despedido cuando Villa Rivera llegó a imponer a sus amigos, ya que según el Lic. Luis Alberto Cortés Ortiz Titular del Jurídico representaba un “doble pago”, hecho con el cual han generado diversas demandas en contra del IMP. Pareciera que sabían perfectamente que estarían de paso en la Institución ya que su criterio e interpretación a todas luces fue totalmente parcial, ellos si cobraron ambos conceptos.

Es inconcebible que se limite la inversión en la actualización del Catálogo de Puestos (tiene 22 años obsoleto),se restrinja el desarrollo y capacitación para dar cumplimiento a las necesidades de PEMEX, se continúe posponiendo la reparación de los edificios, así como la vigilancia y seguimiento de la salud de los trabajadores, éstas, exigencias que cotidianamente el Sindicato ha puesto en la mesalas cuales se atiendena cuenta gotas o, en definitiva, no se solucionan bajo el pretexto eterno de los funcionarios de la falta de presupuesto.

Por ello, se hace preciso preguntar: “es ético cobrar una liquidación —cuantiosa liquidación— cuando a otros se las negaron sin miramientos bajo el argumento de problemas presupuestarios?

El contralor del IMP, David Treviño tiene la obligación de responder: ¿sabía usted que se cobró liquidación a pesar de que la separación fue por renuncia voluntaria y pública? ¿recuerda el último comunicado del Dr. Villa? ¿sabe que existen dos documentos de renuncia: uno para el H. Consejo de Administración y otro para el expediente de su ilegal liquidación? ¿se enteró que hace unos días estuvieron en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje presentando el convenio de liquidación?

Por el bien del IMP conteste señor David Treviño: ¿no le parece extraño que el mismo día en que la actual dirección toma posesión se separaron cinco funcionarios de alto nivel del equipo de Villa y “lógicamente” se instruye el pago de su liquidación? ¿Se tomaránmedidas respectivas o se lavará las manos —una vez más— como en las diferentes denuncias que el Sindicato le ha presentado? ¿Se continuarán publicando en el correo institucional los ilícitos que se presentan en la administración pública federal, con la sospechosa excepción de los referentes al IMP?

Trabajadoras y trabajadores, líderes de proyecto, ejecutivos y funcionarios hechos en casa, quienes hemos crecido en esta noble institución y deseamos seguir siendo parte de ella no podemos quedarnos callados ante lo que vivimos.

El país no soporta más este tipo de prácticas y de corruptos funcionarios, que por cierto tienen sus plazas resguardadas para cuando regresen al Politécnico, por ello, denunciamos las irregularidades y trapacerías dentro del IMP ante la opinión pública, con el ánimo de que la sociedad conozca y nos ayude a defender lo que hemos construido con nuestro esfuerzo y que pertenece a todos los mexicanos.

No permitamos que un grupúsculo de funcionarios se adueñen del IMP, que lo manejen a partir de sus intereses y promoción política. Exigimos a las autoridades correspondientes que llamen a cuentas a Enrique Villa Rivera y le obliguen a reintegrar lo que ilegalmente se llevó; exigimos que se inicien las investigaciones correspondientes por presuntas violaciones a la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas del Servicio Público y al Código de Ética del IMP.

Lo que se está haciendo en el Instituto Mexicano del Petróleo es un atraco contra todas y todos los mexicanos; es un robo a los derechos laborales de las y los trabajadores del mismo Instituto. ¡¡¡No lo permitamos!!!!!!

Monto de las indemnizaciones de los directivos que se fueron del IMP recientemente

NOTA: Estas indemnizaciones equivalen a la que obtendría un Ingeniero con más de 20 años de antigüedad y  grandes responsabilidades.

Nombre Adscripción Monto recibido
José Enrique Villa Rivera Dirección General $ 646,709.48
Mario A. Rodríguez Casas Dirección Corporativa de Finanzas y Administración $ 503,989.38
L. Alberto Cortés Ortiz Unidad de Asuntos Jurídicos $ 503,969.38
Ma. Dolores Sánchez Soler Dirección General $ 503,504.81
Lilian Escudero Villamil $ 503,956.63
J. César Ponce Rodríguez Dirección General $ 522,271.49
Total $3,184,401.17

Personal de recién ingreso de la nueva área del Fideicomiso

Nombre Grado Nivel Años de antigüedad
Loza Lugo Lydia 13 1 0
Herrera Espinosa Jorge 13 5 0
Isunza Godoy Viviana 9 1 0
Olvera Barragán César 9 1 0
Figueroa Díaz Coyolicatzin 9 1 0
Pérez de los Santos Gilberto 9 1 0

Personal que ingresó al IMP en áreas administrativas en el período de febrero de 2010 a la fecha.

NOTA. Los grados van del 1 al 16 y los niveles del 1 al 5

El promedio de nuestros Ingenieros esta entre los grados 9 y 11,

Con más de 23 años en promedio de antigüedad y grandes responsabilidades.

Reg. Clave Nombre Grado Nivel
1 15263 Sosa García Edgar Macario 13 5
2 15238 Herrera Espinosa Jorge 13 5
3 15225 Gutiérrez Pastrana María Dolores 13 4
4 15215 Viñas Correa José de la Luz 13 5
5 15270 Cruz Martínez Elfego 13 3
6 15216 Sosa Camacho José Armando 13 4
7 15249 Treviño Musalem Francisco Javier 13 1
8 15222 Fernández Ríos Miriam 13 1
9 15217 Loza Lugo Lydia 13 1
10 15269 Álvarez Otero Miguel Ángel 9 5
11 15228 Casas Pérez Lucia  (sobrina del Dr. Rodríguez Casas) 11 1
12 15223 Canizal Díaz Ulises 11 1
13 15229 Vergara Alemán Pamela Sue 11 1
14 15209 Reyes Peniche Sergio Armando 11 1
15 15241 García Reyes Nora 9 2
16 15266 García García Rodolfo Eleazar 9 1
17 15246 Isunza Godoy Viviana 9 1
18 15247 Olvera Barragán César 9 1
19 15248 Figueroa Díaz Coyolicatzin 9 1
20 15252 Pérez de los Santos Gilberto 9 1
21 15212 Pons Álvarez Angélica 8 1
22 15267 Silva Fuentes José Armando 7 1
23 15207 Vecino Martínez Marisela Irene 6 1
24 15257 Tinajero Hernández José Guadalupe 5 1
25 15224 García Trejo Raúl 5 1
26 15255 Saldaña Barajas Karla 5 1
27 15206 Araujo Oropeza Fernando 5 1
28 15213 García Tapia Raúl 5 1
29 15208 González García Marco Antonio 5 1

Comments

Comentarios

You may also like