Derechos Humanos

Denuncia del abuso de poder y por la No Discrminación

Un clanc, clanc, a treinta metros de altura cimbra el cielo azul de Pachuca. Es el mazo de un obrero que con ahínco sella el metal con la fuerza de sus brazos. Las chispas de los esmeriles iluminan la jornada. No cabe duda: son ellos y ellas, las flores de acero, quienes germinan el futuro se este Estado.

Los encontramos ahí, en el fragor de su tarea, y nos elevamos para verles de cerca. Te presentamos las imágenes.

FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX

Con la reforma laboral impulsada por el presidente López Obrador y la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, las empresas en México ahora están obligadas a respetar las prestaciones de ley y reconocer la relación laboral entre la patronal y los trabajadores; es decir, se eliminan las subcontrataciones y se tiene, por obligación, emplear a las personas con pleno reconocimiento a un salario digno y estable, con base en las leyes federales y los tratados internacionales en materia de Trabajo.

Sin embargo, muchas industrias y comercios que pretendían librar sus obligaciones ante la ley mediante la subcontratación o contratos lenoninos, están desesperados buscando maneras de salvar su plusvalía; o sea, la ganancia, ese dinero que se queda el empresario luego de restarle a un trabajador su salario de lo que realmente produce. Así, un estudio del economista Julio Boltvinik demostró que un obrero produce en medio día de trabajo el total de su salario semanal, en promedio. ¿Quién se queda con el valor de lo producido en el resto de los días? Sí, la empresa; o para decirlo en concreto: los dueños de las empresas.

De tal modo, la corporación RICA, propietaria de COCA-COLA y la Embotelladora Las Margaritas, en Hidalgo, decidió hacer lo propio para mantener su flujo de ganancias. Para ello, consideró que la mejor idea era cargar contra los trabajadores. Entonces, hace unos días informó a sus vendedores que les quitaría lo conocido como «sueldo base», un salario fijo de poco más de 900 pesos a la semana que cada vendedor y ayudante obtienen, a lo que podían sumar lo obtenido por comisiones de venta. Sin embargo, la industria ahora despojará a la base laboral de ese pago fijo, para obligarlos a trabajar solamente por comisiones.

Por supuesto, los trabajadores se fueron a la protesta. Se trata de unos 72 obreros, sí, esos hombres que van uniformados con los colores de Coca-Cola, manejando camioncitos entre los barrios, repartiendo los productos de la refresquera directo en los hogares.

«Yo aportaba setecientos pesos a la semana en mi casa y les podía dar un bistec a cada uno de mis hijos, que tengo tres. ¿Y ahora? ¿Cómo les digo que sólo les toca medio bistec? ¿A poco el patrón se los va a venir a dar?», me cuenta Fileno, quien lleva tres años como vendedor. De los novecientos de su sueldo base, le sumaba otros novecientos de comisión, a veces más, casi siempre menos.

—¿O sea, unos mil ochocientos a la semana, son siete mil doscientos al mes?

—¡Menos! Como siete y a veces unos seis; seis quinientos en promedio.

—Por una jornada de ocho horas…

—¡Ojalá! –ríe—. Yo trabajo desde las siete y voy entregando mis facturas a las ocho o nueve, Échale, son unas catorce horas al día, fácil.

—¿Trabajas catorce horas al día?

—Es lo que te digo. Si nos quitan el sueldo base yo tendría que trabajar el doble para no verme afectado.

—O sea, trabajar todo el día, veinticuatro horas, todo el día…

—Ahí está. ¿Y cómo hago eso? Es lo que la empresa no se pone a ver, la parte humana. Imagínate, si no les importamos nosotros como empleados, ni como personas, ¡pues menos nuestras familias!

A principios de 2021, la compañía Coca-Cola premió a la embotelladora Las Margaritas, propiedad de Corporación RICA, como la mejor del país. FOTO; Corporación RICA

Luego del pequeño paro laboral del martes 20, la corporación RICA corrió a catorce trabajadores que se resistieron a las nuevas imposiciones. El resto, continúa negociando con la empresa que a fuerza les quiere quitar el sueldo base. Lo que quieren los vendedores es que, al menos, les suban el porcentaje de la comisión que más o menos está en unos treinta centavos por cada botella de Coca-Cola de dos litros, la que cuesta veinte pesos.

Mientras tanto, los camiones de Coca-Cola volvieron a la calle. El corporativo RICA y Coca-Cola continúa facturando con regularidad. Ampliar la protesta no está en el panorama, de momento. Sin embargo, las autoridades de la Secretaría del Trabajo estatal y federal, aún tienen mucho para decir y hacer. Porque es cierto que la pandemia le bajó el ritmo a la economía, pero eso ni nada puede ocuparse como pretexto para cargarle la crisis a los trabajadores, sin los cuales no habría empresas, ni producción, ni economía, ni nada. Ni un engrane se movería sin ellos, ni una corcholata.

Si bien ejercer cualquier profesión requiere de compromiso y respeto, para algunas es indispensable tener una vocación de servicio y amor al prójimo, y, en algunos casos, enfrentar el miedo y convertirse en héroes.

Así lo han descubierto decenas de estudiantes de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que desde el pasado 24 de mayo regresaron a la escuela para retomar, de manera presencial, sus actividades prácticas esenciales.

La Dirección del plantel recalcó que el retorno no implica un regreso generalizado a clases, sino sólo a las actividades en el taller de Reanimación Cardiopulmonar y en el Laboratorio de Área Quirúrgica que, por su propia naturaleza práctica y situacional, no se pueden tomar a distancia.

Karina Gómez Santos, alumna del sexto semestre de la Licenciatura en Enfermería de la ENEO, considera que la suya es la profesión más hermosa de todas porque requiere ayudar a los pacientes, hacer de su recuperación un proceso placentero, y sobre todo que lo vivan acompañados.Karina Gómez Santos, estudiante de enfermería, considera que su carrera es la más bella del mundo.ONU Mexico/Teresita MorenoKarina Gómez Santos, estudiante de enfermería, considera que su carrera es la más bella del mundo.

Es una carrera muy hermosa que tiene esta afinidad por ayudar, por cuidar y por hacer que la recuperación de un paciente sea más placentera y no recaigan en esta dinámica de un hospital, de estar sin hablar con personas. Esta parte de la enfermería es muy importante y en esta pandemia se reflejó”, reflexiona.

En 2020, el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres, reconoció al personal sanitario, entre ellos los enfermeros y enfermeras, que han trabajado día y noche para cuidarnos durante la emergencia sanitaria mundial por Covid-19.

Les estamos más agradecidos que nunca por todo lo que están haciendo, sin descanso y poniendo en riesgo su propia vida, para luchar contra los estragos de esta pandemia”, dijo a propósito del Día Mundial de la Salud.

Seguir el ejemplo de los héroes

Aunque todavía no ha terminado la carrera, Karina sabe del gran compromiso y vocación que se requiere para ejercerla lo que se hizo todavía más evidente durante la pandemia de coronavirus 2019, que en México ha cobrado las vidas de más de 229.000 personas.

Lo ha conocido en boca de sus profesoras y profesores quienes se enfrentaron a la pandemia desde la primera línea de batalla y compartieron con sus alumnos la tristeza de ver morir a sus pacientes solos y, por cuestiones de protocolo, sin posibilidad de recibir contacto humano.

“Es muy triste porque muchas personas murieron en esta pandemia y no estuvieron ni con sus seres queridos ni con una atención como deberían, con este acercamiento y hablar con ellos”, dice.

Karina acepta su miedo a contagiarse de COVID-19 en los traslados de casi 500 kilómetros que tiene que hacer desde su entidad natal, Oaxaca, a la Ciudad de México para tomar sus clases en la Escuela.

Sin embargo, ha sido precisamente el ejemplo de los profesionales de la salud el que la ha impulsado a seguir estudiando y afrontar sus temores y preocupaciones.

Después de esta pandemia, creo que es muy importante la rama de la Enfermería. No me da miedo volver a los hospitales, al ser estudiantes no podemos estar involucrados en este nivel hospitalario… es una frustración decir ‘yo quisiera ayudar, estar ahí y estar presente’. Sin embargo, cuando termine mi carrera, con más orgullo voy a ejercer esta profesión”.Estuidantes de enfermería practican reanimación cardiopulmonar en un maniquí.ONU Mexico/Teresita MorenoEstuidantes de enfermería practican reanimación cardiopulmonar en un maniquí.

Una labor de gran importancia

Astrid Cruz Campos, estudiante de 22 años del octavo semestre de la Licenciatura en Enfermería y Obstetricia había olvidado lo mucho que le apasiona la atención obstétrica luego de 14 meses de tomar clases a distancia. Sus prácticas presenciales se lo recordaron.

“Pensaba que ya no me gustaba tanto la obstetricia porque no estaba practicando ni viendo nada. Ahorita veo que es bonito estar ahí atendiendo el parto, a la mamá y al bebé. Veo que se necesita, a lo mejor no regresar a las aulas, pero sí a las prácticas», dice.

El pasado 26 de mayo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió que la pandemia de coronavirus está afectando más a las mujeres que a los hombres en América Latina, sobre todo a las embarazadas, amenazando con anular 20 años de avances en el acceso a la planificación familiar, mientras que las embarazadas tienen un riesgo mayor de contraer casos severos de la Covid-19.

Además, los servicios reproductivos están siendo impactados, mientras el cuidado de los embarazos y recién nacidos se ha visto afectado en la mitad de los países de América, dejando a las embarazadas y nuevas madres en riesgo.

Hay que atender la falta de enfermeras en la atención obstétrica y perinatal, es un factor muy importante para disminuir la muerte materna. Tiene muchos años que la muerte materna en regiones como México, América Latina y demás no ha podido ser combatida y es uno de los objetivos del desarrollo y sin embargo no se ha atendido como se debiera”, consideró Rosa Marilis Zárate Grajales, directora de la Escuela.Estudiantes de enfermería y obstetricia practican la asistencia al parto con un maniquí.ONU Mexico/Teresita MorenoEstudiantes de enfermería y obstetricia practican la asistencia al parto con un maniquí.

Una vocación de vida y servicio

A pesar de los cambios generados por la pandemia de COVID-19, un destello de alegría y esperanza persiste y se refleja en dos alumnas que descansan después de su única clase: mientras una manipula el celular, la otra posa para una fotografía.

Se retratan frente al recién inaugurado mural “ENEO: vocación por la vida” en reconocimiento a la enfermería del país, a su labor durante la pandemia y al orgullo por la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia.

El mural, que abarca desde la planta baja hasta el tercer piso del edificio, muestra imágenes de trabajadores de la salud cubiertos con cubrebocas, con sus rostros cansados y marcados por los equipos de protección personal, agotados en medio de la pandemia, pero sosteniendo, acompañando y vacunando a sus pacientes. Presentes para ellos.

“Por eso escogí la carrera de Enfermería, porque es una carrera muy, muy humanitaria”, finaliza Karina.

El presidente Andrés Manuel López Obrador volvió hoy a mencionar una agresión a un miembro de la embajada de Cuba por el jefe de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos, René Bolio.

En su diaria conferencia de prensa matutina en el Palacio Nacional, al abordar el tema de las noticias falsas contra su Gobierno y explicar la formación social y mentalidad de los profesionales de la mentira, dijo que se llegan a extremos como lo ocurrido el martes pasado con un funcionario de la embajada atacado de hecho y palabras por gente contraria a Cuba.

Esa persona (Bolio) profirió insultos que no puedo repetir, pero, además, ni siquiera se dio cuenta de la barbaridad que hizo porque lo vio como algo normal, señaló.

Se trata de una formación, un asunto no solo de él, sino de un sector social que tiene esa mentalidad clasista, racista, que antes se escondía en la hipocresía y ahora está brotando, expresó.

Pero qué bueno que estén saliendo porque no podemos estar metiendo la basura debajo de la alfombra. Fuera las máscaras, pues a final de cuenta lo más importante de todo es el cambio de mentalidad, de quienes piensan que robar es lo más natural y quien no lo hace es un tonto, dijo el presidente.

Es una mentalidad la cual, afortunadamente, no ha podido acabar con las reservas de valores morales, espirituales y de honestidad que hay en el pueblo de México. Pero debe cambiar esa especie de enajenación del cuanto tienes cuanto vales, sin principios ni ideales.

¿Cómo es posible no solo la existencia de corruptos, sino además una base de apoyo en gente que ni siquiera se benefician de la corrupción?, se preguntó, y se respondió a sí mismo: porque esa fue la mentalidad inculcada en México durante muchos años.

En el caso de la organización que preside el agresor del cubano, a quien amenazó de muerte incluso, el diario La Jornada denunció está integrada por dirigentes políticos, empresarios y religiosos ligados a ilícitos, como exfuncionarios de gobiernos del Partido Acción Nacional y empresarios cercanos al exlíder de la Confederación Patronal Gustavo de Hoyos. (Prensa Latina CDMX / Desde Abajo MX)

Acompañado de integrantes de organizaciones civiles y familiares de personas desaparecidas, el coordinador general jurídico del Gobierno de Hidalgo, Roberto Rico Ruiz, entregó a la Dip. Lucero Ambrocio Cruz, presidente de la Mesa Directiva y al Dip. Asael Hernández Cerón, presidente de la H. Junta de Gobierno del Congreso del estado Libre y Soberano de Hidalgo, la iniciativa de Ley en Materia de Desaparición de Personas para el Estado de Hidalgo, formulada por el titular del Ejecutivo estatal, Omar Fayad.

Dicha iniciativa establece un Sistema Estatal de Búsqueda de Personas, mismo que tendrá como objetivo generar un catálogo de derechos de las víctimas de desaparición y de sus familiares, así como la coordinación entre el estado y los 84 municipios que lo conforman para buscar a las Personas Desaparecidas, esclarecer los hechos, así como prevenir, investigar, sancionar y erradicar los delitos en la materia.

A través de foros con la Comisión de Búsqueda de Personas del estado de Hidalgo, participaron directamente en la creación de esta iniciativa familiares de personas desaparecidas, y miembros de organizaciones civiles; además de organizaciones internacionales como el Comité Internacional de la Cruz Roja y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos; así como autoridades estatales y federales que son parte fundamental en la búsqueda e investigación.