Domina Alejandro Encinas debate televisivo entre candidatos al Edomex

En el marco del programa de Denise Maerker, Punto de Partida, casi a la media noche, el debate inició con una explicación de los spots de cada candidato. Alejandro Encinas, respondió que ya ha disminuido índices de inseguridad como funcionario del gobierno del Distrito Federal, reduciendo los índices de robo de autos y de homicidios, y convirtiendo al DF en una de las ciudades más seguras del país.

Eruviel Ávila del PRI, Bravo Mena del PAN y Alejandro Encinas de PRD-PT-Convergencia. Foto: SDPNoticias

Ciudad de México (SDPNoticias).- Alejandro Encinas, candidato del PRD-PT-Convergencia a la gubernatura del Estado de México, dominó el primer debate entre los tres contendientes a gobernador, el cual estuvo aderezado con acusaciones entre el PAN y el PRI.

En el marco del programa de Denise Maerker, Punto de Partida, casi a la media noche, el debate inició con una explicación de los spots de cada candidato.

Sin embargo, practicamente después de eso empezaron los pleitos entre Eruviel Ávila, del PRI, y Luis Felipe Bravo Mena, del PAN, quien le recriminó al PRI por la inseguridad en el estado.

Ávila respondió tratando de esparcir culpas diciendo que la inseguridad es un problema de los tres niveles de gobierno, y le reprochó a Bravo Mena que siendo funcionario federal no hubiera hecho nada por su estado desde su cargo. Esto, cabe señalar, a pesar de que primero Eruviel se quejó de que los políticos se echaran la bolita por el problema de la inseguridad.

Bravo Mena, quien varias veces se mostró exaltado, respondió que el que no se ha coordinado es el gobierno del estado.

Tocó el turno a Alejandro Encinas, quien de manera serena respondió que ya ha disminuido índices de inseguridad como funcionario del gobierno del Distrito Federal, reduciendo los índices de robo de autos y de homicidios, y convirtiendo al DF en una de las ciudades más seguras del paías cuando antes tenía la fama de ser una de las más inseguras.

Agregó que el problema en el Estado de México es que no se atacan los delitos locales, y que parte de la solución es atender el problema del desempleo.

Eruviel pretendió responder de nuevo prometiendo instalar una policía específica para robo de transporte.

Luego de esto Denise Maerker les preguntó que le dirían a un muchachito que ve con admiración a sus conocidos que son delincuentes y tienen dinero mientras sus padres son pobres pese a que se parten el lomo trabajando.

Eruviel Ávila dijo que haría a la preparatoria obligatoria y coordinaría a las universidades con las empresas para que dieran carreras que sí sirvan de algo, sugiriendo que las carreras que eligen los jóvenes no sirven.

Bravo Mena dijo que lo que hay que hacer es reforzar los valores cívicos que permitan resistir la tentación de la delincuencia. Como acción secundaria mencionó combatir a la delincuencia y ofreció becas y microcréditos para jóvenes “si no quisieron estudiar.”

Alejandro Encinas de nuevo respondió con serenidad diciendo que es necesario cambiar el entorno de desintegración familiar; que no hay factor de identidad familiar ni de comunidad, y que lamentablemente las bandas están supliendo ese factor de identidad y dan cobijo a los jóvenes, por lo cual se tiene que aplicar una política integral contra la desintegración familiar.

Luego de escuchar esto, Eruviel y Bravo Mena intentaron agregar puntos adicionales en un tono ligeramente desesperado.

La siguiente pregunta de Maerker fue sla opinión de los canidatos sobre la medida que tomó el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdés (Malova) de prohibir los narcocorridos.

Eruviel Ávila estuvo de acuerdo. Encinas no, y dijo que no está de acuerdo con ninguna medida que limite los derechos constitucionales de los ciudadanos; que no se debe promover la apología del delito, pero que la manera de reducirlo es combatiendo la incompetencia y la corrupción en la autoridad.

Bravo Mena, por su parte, empezó a cantinflear, intentando decir que está de acuerdo con la medida de censura de Maolva “por ahora” debido a la situación actual.

Respecto al tema de la persona que asesinó a un asaltante en el Distrito Federal, tanto Alejandro Encinas como Bravo Mena desaprobaron que la gente se haga justicia por su propia mano. Eruviel intentó justificar el crimen cometido alegando que si se demuestra legítima defensa (cosa que no ocurrió en ese caso) entonces es correcto.

Luego de esto Denise Maerker preguntó cómo se enfrentarían los candidatos a las redes de corrupción entre funcionarios y empresarios.

Alejandro Encinas de nuevo no dijo lo que haría sino lo que ya hizo, y se refirió al caso del desmantelamiento de una mafia en la secretaría de finanzas del GDF cuando él fue funcionario capitalino. Agregó que como gobernador del Estado de México acabará con la impunidad.

Eruviel dijo que tendría cero tolerancia, una contraloría ciudadana y que duplicaría las penas a los corruptos.

Increiblemente, Luis Felipe Bravo Mena empezó a usar una frase muy usada por Andrés Manuel López Obrador en tiempos recientes: que las escaleras “se limpian de arriba hacia abajo”. Luego recordó la frase de Carlos Hank González, quien dijo que “un político pobre es un pobre político.”

En este punto, Bravo Mena comienza a perder un poco más la compostura y verse notoriamente exaltado.

Los comentarios de Bravo Mena molestaron a Eruviel Ávila, quien le dijo a Bravo Mena que siendo funcionario federal no tomó cartas en casos de corrupción como en el caso del Instituto Nacional de Migración.

Bravo Mena le respondió que siendo secretario particular de la presidencia no tiene atribuciones para hacer eso, luego de lo cual le llamó a Eruviel “mentiroso y tramposo.”

Denise Maerker interrumpió lo que ya era un claro intercambio de insultos entre Eruviel y Bravo Mena para pedir el punto de vista de Encinas, quien con toda calma dijo que lo que se debe hacer contra la corrupción es separar a la política de los negocios. Luego se refirió, también, a la frase de Hank y dijo que el objetivo es que los políticos no hagan negocios desde el poder.

Luego de esto Denise Maerker puso el audio del jefe de policía de la ASE que justificaba que los policías sobornaran y pidió la opinión de los candidatos.

Eruviel dijo que era deplorable y dijo que iniciaría un prodcedimiento serio.

Encinas dijo que no se esperaría a ser gobernador y que como ciudadano interpondría una demanda para pedir la remoción del jefe de la policía.

Bravo Mena dijo que se hiciera una investigación y si se demuestra culpabalidad que se despida a los involucrados.

La siguiente pregunta era si preferían la popularidad o la eficacia.

Encinas señaló que se pueden las dos cosas; que si un gobernante es eficaz, entonces sube su popularidad.

Eruviel dijo que también eran posibles las dos cosas.

Bravo Mena dijo basicamente lo mismo que Alejandro Encinas: que servir con eficiacia genera reconocimiento.

A esto, Encinas señaló que populariad no quiere decir liderazgo, ya que se puede obtener popularidad mediante una campaña mediática, pero que eso no implica la capacidad de liderazgo.

Casi para finalizar, Denise Maerker preguntó a los candidatos lo que opinaban los unos de los otros.

Encinas respondió primero señalando que cada uno de ellos representa al partido del cual provienen. Él, Encinas, viene de una historia de lucha social de izquierda; Eruviel representa a lo más arraigado del PRI y Bravo Mena a lo más tradicional del PAN, aunque ambas descripciones sonaron más a recriminación que a descripción.

Eruviel Ávila dijo que respeta y que va a la campaña con respeto.

Bravo Mena dijo que respeta a la persona, pero contrastando sin tolerar populismo y “diarrea” de propuestas.

En este punto, Bravo Mena mostró un anuncio del priista Enrique Peña Nieto en 2005 prometiendo en el Estado de México la construcción del metro, diciendo que prometieron eso hace 6 años y no hay metro aún en el Estado de México.

Notoriamente molesto, Eruviel Ávila reviró diciendo que hace 5 años Felipe Calderón prometió ser el “presidente del empleo” y en lo que hay en México es desempleo.

En este punto Alejandro Encinas empezó a mostrarse divertido ante el pleito de Eruviel y Bravo Mena. Luego dijo que es un hombre de palabra y él sí construyó líneas del metro como parte de los gobiernos de izquierda en el DF.

Bravo Mena volvió a referirse al PRI diciendo que Arturo Montiel prometió acabar con las ratas y se convirtió en una rata.

Eruviel quiso responder al asunto del metro diciendo que Enrique Peña Nieto no prometió construir metro en el Edomex.

Encinas agregó que él va a debatir todos los días y que va a decir especificamente cómo va a financiar sus propuestas cómo van a dar resultados.

Practicamente para acabar el programa, Eruviel pretendió ganar un poco del terreno que perdió ante las acusaciones contra el PRI diciendo que a partir de enero de 2012 él no va a cobrar la tenencia ni el IETU a pequeños contribuyentes.

Esto provocó la risa tanto de Bravo Mena como de Alejandro Encinas. El perredista señaló divertido que si cómo le iba a hacer para cobrarlo de todos modos ya que los pequeños contribuyentes no pagan IETU, sino el REPECO (Régimen de Pequeños Contribuyentes) y que ese es un impuesto federal.

Eruviel, molesto, respondió que la ley autoriza al estado a recaudar el IETU.

Encinas respondió de nuevo que los pequeños contribuyentes lo que pagan es el REPECO, dando fin al debate.

Cabe señalar, además, que la tenencia se elimina de todos modos en todo el país en 2012.

Comments

Comentarios

You may also like