Recordando las últimas finales de los Tuzos

por Alfonso Rivera / DESDE ABAJO

En este mes se recuerdan las últimas tres finales que ha disputado el equipo de Pachuca, las cuales han sido en los últimos días de Mayo. Me gustaría revivir algunos de estos momentos.

Pachuca 1-0 San Luis (21 de Mayo 2006)

Los Tuzos llegaban como superlíderes del torneo y jugando de gran forma, comandados por el paraguayo Nelson `Pipino´ Cuevas y por el uruguayo Richard Núñez, que habían tenido una gran temporada, además de otros elementos importantes como el defensa colombiano Aquivaldo Mosquera, Leobardo López, Luis Landin, Gabriel Caballero, Fernando Salazar, Jaime Correa y Eduardo Rergis, mientras el equipo de San Luis llegaba después de salvarse del descenso, lo que los motivó para llegar lejos en la liguilla.

Pachuca había eliminado de forma cardiaca a las Chivas de Guadalajara en la semifinal, con un gol de último minuto de Aquivaldo Mosquera, uno de los momentos más emocionantes de la centenaria historia tuza.

El partido de ida en el Alfonso Lastras de San Luis Potosí había quedado 0-0 y todo se definía en el estadio Hidalgo, que lució sus mejores galas y un lleno para la primer final de vuelta que recibía. En general el partido no fue muy bueno, ambos equipos salieron a especular y no se hicieron mucho daño, hasta que llegó el minuto 77 y Andrés Chitiva recibió una falta dentro del área de San Luis, acción que el árbitro Armando Archundia no dudó en señalar como penalti. Vino el goleador de los Tuzos, Richard Núñez, y cobró de gran forma para darle el cuarto título de la liga mexicana al Pachuca, que por primera vez se coronaba en casa. Al día siguiente, los jugadores y directiva del Pachuca salieron por las principales calles de la ciudad a festejar el título con su afición, éste fue el último festejo de este tipo que se ha realizado, pues de ninguno de los títulos obtenidos posteriormente se realizó algo similar.

Pachuca 1 (3)-(2) 1 América (27 de Mayo 2007)

El equipo blanquiazul estaba en la final gracias a su excelente nivel de juego, el cual los llevó a ser superlíderes del torneo con 39 puntos. Este cuadro era comandado por el argentino Christian Giménez, pilar del ataque, además del relevo de lujo, Damián Álvarez, del joven maravilla Luis Ángel Landin, del motor de la media cancha Jaime Correa, del hábil Andrés Chitiva, del ariete Juan Carlos Cacho, del arquero Miguel Calero, además de la gran defensa conformada por Aquivaldo Mosquera, Marvin Cabrera, Fernando Salazar y Leobardo López. América arribaba comandado por el gran capitán Cuauhtémoc Blanco, que se despedía de este equipo para cambiar de aires e irse a Estados Unidos a jugar al Chicago Fire.

La ida fue un gran partido de los Tuzos, quienes pusieron contra las cuerdas al equipo americanista. Juan Carlos Cacho realizó las dos anotaciones hidalguenses y Blanco descontó por las Águilas vía penal, en una marcación dudosa. Pachuca llegaba motivado al encuentro, pues estaba en casa y tenía ventaja. Los aficionados de ambos equipos abarrotaron las tribunas del Hidalgo. Gran partido que se definió en los últimos minutos. 68 minutos de dura batalla en los que ninguno de los dos equipos pudo mancillar el arco contrario, se respiraba un gran ambiente de tensión. Entonces América se encontró con un tiro libre en los linderos del área, vino el gran ídolo Cuauhtémoc Blanco e hizo un golazo de antología, pues el balón se anidó en el ángulo de la portería después de un cobro magistral del Temo. Pachuca apretó para buscar el gol que les diera nuevamente la ventaja y América buscaba lo mismo para poder coronarse. Corría el minuto 82 cuando Damián Álvarez desbordó por la banda izquierda y envió un gran centro justo al lugar donde se encontraba Juan Carlos Cacho, quién anotó el gol que daba el triunfo a los Tuzos, además de haber realizado las 3 anotaciones de la final. Noche de júbilo para la afición tuza, después de ver a su equipo coronarse y así cerrar de gran forma la extraordinaria campaña que habían realizado.

Pachuca 2 (2) – (3) 2 Pumas (31 de Mayo 2009)

Los Tuzos nuevamente llegaban como superlíderesy con Christian Giménez como su referente, el cerebro del equipo. El panameño Blas Pérez comandaba la delantera, apoyado por José María Cárdenas y Damián Álvarez, quienes en la semifinal eliminaron a los Indios de Ciudad Juárez, que se habían salvado del descenso y lograron colarse hasta esa fase. El cuadro felino había sido tercer lugar del torneo y también mostró buenas cosas a lo largo de éste.

La final de ida se disputó en el estadio Olímpico Universitario ante un lleno impresionante y un gran ambiente, con una afición felina entregada a su equipo. Fue un buen encuentro, que se desarrolló en medio de una fuerte lluvia, y que ganó el cuadro de la UNAM 1-0 con un gol del delantero paraguayo Dante López.

La vuelta no fue distinta. Un estadio Hidalgo llenó desde dos horas antes del inicio del partido, con dos aficiones entregadas alentando a su escuadra y con la tensión que despierta una final.

Un buen encuentro, con Pachuca buscando el gol que les diera la igualada en el global, para así manejar cómodamente el partido. Al minuto 28 llegó un penal a favor de los Tuzos, el cual Chaco Giménezcambió por gol, lo que desató la locura en la madriguera tuza. Los dos equipos buscaron la anotación que inclinará la balanza a su favor, pero no llegaba hasta que al minuto 62 Dante López emparejó los cartones. Éste gol daba a los Pumas el campeonato a 28 minutos del final, pero los Tuzos no se dieron por vencidos. Al 78 Christian Giménez realizó un gran cobro de tiro libre y anotó el gol que daba a los Tuzos el empate global. Se mantuvieron atacando buscando el ansiado gol que les diera el trofeo, en la tribuna el ambiente era bueno, pero tenso. Pachuca se quedó con un jugador menos a minutos del final del tiempo regular. Muñoz Mustafá era el expulsado.

Así llegaron los tiempos extras. El primero pasó sin muchas novedades, con ambos equipos atacando sin fortuna. Para el segundo tiempo extra, Pablo Barrera desbordó por la banda derecha, envió un tiro centro que iba muy fuerte y el portero tuzo Miguel Calero terminó empujando el balón hacia su arco. Gol que daba el campeonato a los Pumas, quienes festejaron con todo, mientras los aficionados tuzos miraban atónitos e impresionados la caída de su amado equipo.

Llegó el final del partido y la coronación del equipo universitario, que contó con el apoyo de su hinchada, la mejor de México, que entonó los tradicionales Goyas y el Como No Te Voy a Querer que hizo retumbar las tribunas del Hidalgo.

Es así como recordamos las últimas tres finales que han disputado los Tuzos del Pachuca, todas en casa y en el mes de Mayo, dos de muy buenos recuerdos y otra que no fue con el final deseado, además de que en las tres Pachuca llegó como superlíder de los respectivos torneos.

Comments

Comentarios

You may also like