Estar con la gente

El precandidato de las izquierdas y el movimiento social a diputado federal por Pachuca y Mineral de la Reforma, Tonatiuh Herrera Gutiérrez, denuncia cómo la impunidad afecta la vida cotidiana en este distrito, «el lugar donde uno debe tener su refugio se convierte en un lugar en el cual se tienen que soportar abusos y amenazas».

Tonatiuh Herrera acompaña a un grupo de vecinos de Pachuca a ver algunos efectos del mal ordenamiento urbano del distrito.

por Tonatiuh Herrera Gutiérrez

Estos días, que he buscado y platicado con militantes del PRD en Mineral de la Reforma y en Pachuca, me han llegado nuevos ejemplos de los problemas que hemos vivido durante años y que parecen no terminar:

En Mineral de la Reforma, en el fraccionamiento Santa Mónica, en la calle de Santa Mónica se resume gran parte de la problemática de nuestra región ( en realidad este es el nombre de una calle perpendicular, porque el nombre del camino no lo conocen ni oficial ni extraoficialmente los vecinos).

Los terrenos de cultivo han dado paso al crecimiento urbano o están abandonados, el tráfico es intenso para una calle de terracería con baches, hondonadas y topes, topes que en algún momento funcionaron para moderar la velocidad de los coches pero que hoy están casi cubiertos por la tierra, tierra que cuando no es un polvo delgado se convierte en lodo que salpica a las personas que por ahí transitan entre el Saucillo y el Chacón.

Montones de escombros y basura adornan la vialidad y un canal, que pasa cerca de allí, se obstruye a pesar de lo nutrido de la corriente en época de lluvias. Para completar el panorama, a unos cuantos metros de las casas atraviesan la vialidad ductos de Pemex, lo que de sí es preocupante, pero que se vuelve verdaderamente amenazante cuando los vecinos caminan a las escuelas que se encuentran en el Chacón y perciben fuerte olor a gas, sus llamadas a la autoridad, para por lo menos informar a la población no encuentran eco.

En la colonia 11 de julio se puede constatar el malestar de los vecinos porque las áreas comunes a la entrada han sido ocupadas por un personaje, el cual clama a los cuatro vientos su relación con otros personajes importantes del partido oficial en el estado y su inmunidad ante lo que los habitantes de esa colonia califican como un abuso. Nos informan que algunos se han atrevido a reclamar esta situación, y en lugar de una respuesta pronta lo que han obtenido son amenazas, las cuales están sin castigo, lo cual parece indicar que el personaje en cuestión habla con algo de verdad: cuenta con protección, y es ésta protección la que le da valor para despojar a la colonia y amenazar impunemente.

Estos dos ejemplos, que abundan en todo el estado y en la capital, los cito por conocerlos recientemente, pero aclaran por un lado que es lo que sucede cuando se privilegian la construcción de nuevas casas como negocio de unos cuantos, y no para satisfacer las necesidades de la gente; por otro lado, cómo la impunidad afecta la vida cotidiana, y el lugar donde uno debe tener su refugio se convierte en un lugar en el cual se tienen que soportar abusos y amenazas.

En el Congreso Federal, es importante que los representantes populares sean eso, representantes de los intereses de la gente.

FB:  Jóvenes con Tona

Comments

Comentarios

You may also like