México se vuelca contra imposición de Peña Nieto

A seis días de las elecciones federales del 1 de julio, cientos de miles de personas salieron a protagonizar las marchas más grandes en contra del candidato priista Enrique Peña Nieto, de Televisa y del Instituto Federal Electoral que se agregó a las consignas y protestas por la compra del voto y el cúmulo de irregularidades registradas antes y durante la jornada comicial.

 

Desde las 15:00 horas, decenas de miles de personas llegaron al Ángel de la Independencia, en el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México para marchar durante más de tres horas hasta llegar al Zócalo capitalino.

Una catarsis de descontento fue protagonizada por más de 100 mil personas, la gran mayoría jóvenes de contingentes universitarios y colectivos ciudadanos que portaban pancartas con las frases “¡No a la imposición!” “Va a caer, a va caer, Peña Nieto va a caer” y el nuevo objetivo de las protestas: el “Instituto del Fraude Electoral”, como fue rebautizado por miles el IFE.

Sin un organismo ni partido político que asumiera la convocatoria, las miles de personas que marcharon hacia el Zócalo capitalino también inauguraron nuevas consignas poselectorales: “anulación por corrupción” y “voto comprado, no debe ser contado”.

La tienda Soriana se convirtió en protagonista también de la marcha. Una manta con la parodia de la famosa tarjeta amarilla de la cadena de supermercados, con la imagen de Peña Nieto con pelo largo y Carlos Salinas en photoshop se convirtió en una de las más fotografiadas de la megamarcha.

Simultáneamente, en Monterrey más de 10 mil personas se reunieron en la macroplaza, en Querétaro durante dos horas marcharon, en Puebla se reunieron 20 mil, en Jalisco, Xalapa, Aguascalientes, Villahermosa, Córdoba y Saltillo, otros cientos de ciudadanos salieron a protestar por el fraude electoral.

También en varias ciudades de Estados Unidos, como Los Ángeles, San Francisco, Nueva York y en la canadiense Vancouver, contingentes de simpatizantes del movimiento #YoSoy132 salieron a protestar con la consigna “¡No a la imposición!” y “Exigimos democracia”.

Esta última frase, junto con #MegaMarcha se convirtieron en Trending Topics en la red social de Twitter, al tiempo que en las calles de las principales ciudades mexicanas volvió a sonar el grito “¡Fuera Peña, fuera Peña!”.

Miles de cartelones con el logotipo de Televisa y al logotipo del PRI, o la banda presidencial, emulando la portada de la revista Proceso, de su edición del 2 de julio, se observaron a lo largo de la avenida Reforma.

“¡Va a caer, va a caer, Televisa va a caer!”, gritaron cientos de personas en Monterrey, mientras en Villahermosa surgió otra consigna: “IFE y Soriana vendidos”.

Un cartelón también sintetizaba así el sentir de los marchistas: “no es lo mismo sufragio efectivo, que su fraude por efectivo”, en clara referencia a la presunta compra del voto a favor del PRI a través de las tarjetas Soriana. Esta marca fue rebautizada como SorPRIana, en otros cartelones.

Mientras sucedía la marcha, en los medios electrónicos la “nota” fue un hombre que se subió a la Estela de Luz para colocar una manta en contra de Peña Nieto. La anécdota se convirtió, para muchos comentaristas, en un signo de los “riesgos” de la protesta.

En tanto, Canal 2 de Grupo Televisa comenzó a transmitir desde las 19:00 horas la boda de uno de sus comediantes y en su canal de noticias, ForoTV, la nota sobre la megamarcha apenas duró un minuto

APRO 

 

 

 

 

Comments

Comentarios

You may also like