Las garantías de seguridad y paz, inciertas

Esta nueva Caravana Por la Paz, Justicia y Dignidad en EUA tiene mucho que decir, se trata de la voz y las demandas ciudadanas que no han podido cooptar y sesgar. Busca dar visibilidad a la violación de DDHH pero también lograr que se sensibilice a los organismos internacionales para encontrar otras estrategias menos crueles. 

La Caravana por la pAz en Arizona. Foto: Especial

 

por Pablo Vargas González

A unos meses de que concluya el sexenio 2006-2012, que proclamó la “Guerra contra la delincuencia” como una política privilegiada, los resultados de bajar la delincuencia y elevar las condiciones de seguridad a los mexicanos hasta la fecha no se ven claramente, por el contrario, en este periodo de transito de un gobierno a otro, se han recrudecido los asesinatos en varias regiones del país. Por eso es importante la nueva etapa del movimiento Por la Paz, Justicia y Dignidad, que encabeza Javier Sicilia es altamente relevante.

Ahora ha iniciado una Caravana Por la Paz, Justicia y Dignidad en ciudades de Estados Unidos de América (EUA) que hasta la fecha lleva siete días para impulsar las demandas de paz y seguridad pública que no se han atendido cabalmente en México. Su periplo inició el pasado domingo 12 de agosto en San Diego, California y ha pasado por diversas ciudades Los Ángeles y Phoenix y se dirige a la ciudad de Washington.
La Caravana se encuentra movilizada con alrededor de cien integrantes y es apoyada por organizaciones norteamericanas y de inmigrantes. Tanto Javier Sicilia como las organizaciones que lo respaldan han puesto el acento en los temas de violación de derechos humanos, tanto en el país, como en la frontera con EUA.

En 2011 varias organizaciones ciudadanas emprendieron en mayo la Caravana Ciudadana por la Paz con Justicia y Dignidad que salió de Cuernavaca, Morelos, rumbo a Ciudad Juárez, Chihuahua buscó mantener la movilización nacional contra la impunidad, la violencia y la militarización de la vida pública en México. En su trayecto varias organizaciones se sumaron a ella en el Distrito Federal, Morelia, San Luis Potosí, Zacatecas, Durango, Torreón, Saltillo, Monterrey y Chihuahua, para realizar una reunión el día 10 de junio en Ciudad Juárez y un encuentro internacional transfronterizo el día 11.

Se buscó reimpulsar las propuestas para considerar un Pacto social para detener la violencia y generar un desarrollo social con paz y dignidad. El viernes 10 de junio se firmó en Ciudad Juárez el pacto nacional ciudadano, uno de cuyos ejes es poner fin a la estrategia del gobierno federal contra la delincuencia organizada y asumir un enfoque de seguridad ciudadana.

Las propuestas formuladas por la sociedad civil siguen en pie. Son las demandas que el escritor Javier Sicilia hizo en el zócalo el 8 de mayo de 2011, no solo pedir la cabeza de los principales jefes de la seguridad en México sino también la formulación de un Pacto Social para detener la violencia y la política gubernamental para combatirla.

Entre sus principales ejes destaca la exigencia de cambiar la estrategia de guerra establecida en nombre de la seguridad pública; poner fin a la impunidad y ofrecer justicia a las víctimas de esta guerra; combatir la corrupción en las instituciones; enfrentar de raíz al crimen organizado, minando especialmente sus capacidades financieras; ofrecer alternativas culturales y laborales a los jóvenes, así como perfeccionar la democracia, ampliando la participación ciudadana.

Un ingrediente nuevo de la caravana Por la Paz es la defensa de los derechos humanos de los inmigrantes mexicanos y centroamericanos por los problemas que tienen en la frontera sobre todo con la puesta en marcha de leyes inmigratorias racistas. En ese periplo ha dado visibilidad y proyección internacional al entrevistarse Javier Sicilia con autoridades de EUA, así como también la coincidencia de un gesto del presidente Obama 327 mil licencias de manejo a jóvenes indocumentados.

Mientras tanto en México debemos recordar que hace unas semanas, apenas pasadas las elecciones el gobierno federal quiso dar un retroceso a la Ley de Víctimas que se había concertado como parte del impulso del Movimiento Por la Paz con Justicia y Dignidad, la oficina del presidente Calderón regreso la iniciativa a la Cámara de Diputados intentando frenarla, empero las fracciones parlamentarias hicieron caso omiso del veto y lograron aprobarla.

Esta nueva Caravana Por la Paz, Justicia y Dignidad en EUA tiene mucho que decir, se trata de la voz y las demandas ciudadanas que no han podido cooptar y sesgar. Busca dar visibilidad a la violación de derechos humanos pero también lograr que se sensibilice a los organismos internacionales para encontrar otras estrategias menos crueles y tiránicas. También sirve para no olvidar los problemas que tenemos enfrente.

Comments

Comentarios

You may also like