Derechos del migrante centroamericano

Los problemas y dificultades que enfrentan muchos migrantes, particularmente los indocumentados, cuya desprotección les impide disfrutar de la condición de sujetos de derecho pleno y portadores de deberes fundamentales. A continuación se enlistan algunos de algunos tipos de riesgos de la violación y discriminación de migrantes

por Pablo Vargas González

La ubicación de México y la situación global económica, social y política, lo convierte en un país migrante por excelencia: de salida, de recepción y de tránsito de millones de personas al año. El estado de Hidalgo también fue adquiriendo una característica de estado migrante, sin embargo no ha desarrollado políticas de atención a diferentes tipos de migración como es la de tránsito, de migrantes centroamericanos que tienen como destino los Estados Unidos.

Es por ello que diferentes organizaciones civiles, en colaboración con autoridades han organizado el “Primer Encuentro Estatal de migración en Hidalgo” que se efectuó el martes 18 de diciembre, Día Internacional del Migrante, en Pachuca.
En el Estado de Hidalgo es un punto obligado para el tránsito de migrantes centroamericanos sin embargo no existe ninguna medida ni mucho menos política pública para regular el paso de miles de personas al mes. Sobre todo en los lugares donde suele pasar “La Bestia”, el tren que cruza el territorio nacional hacía la frontera norte con los Estados Unidos (EUA).

Por consiguiente, ni el gobierno ni la sociedad están preparados para que los transmigrantes ejerzan sus derechos humanos en consonancia con la gobernabilidad de los municipios y regiones donde ocurre la concentración de migrantes para acceder a La Bestia. En Hidalgo principalmente se han ubicado las regiones de Apan- Tepeapulco y la de Tula- Atotonilco de Tula donde son las paradas obligatorias del Tren.

El derecho de tránsito es un derecho humano fundamental, establecido en la Declaración Universal de 1948 (ONU). En los dos párrafos del artículo 13 se señala “Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado”; y también: “Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país”.
Desde el punto de vista jurídico la “Migración ha sido vista como el uso de una facultad de las personas, de las familias y eventualmente de grupos más amplios, reconocida en la mayoría de los marcos jurídicos, como el principio de libertad de tránsito. En muchos sentidos, se reafirma no sólo como parte del ejercicio de un derecho, sino también como una acción las más de las veces voluntaria, y cuya decisión remite a la búsqueda de mejores oportunidades y condiciones de vida”.

Sin embargo, la delincuencia organizada ha visto en las y los migrantes centroamericanos un negocio ilícito bastante redituable que deja millonarias ganancias cobijadas en buena parte por la corrupción. Por otra parte el vacío de poder estatal para proteger los derechos fundamentales de los migrantes centroamericanos, se ha producido una generalizada violación y transgresión de los derechos de estas personas.
Los problemas y dificultades que enfrentan muchos migrantes, particularmente los indocumentados, cuya desprotección les impide disfrutar de la condición de sujetos de derecho pleno y portadores de deberes fundamentales. A continuación se enlistan algunos de algunos tipos de riesgos de la violación y discriminación de migrantes:

1) Trato de No-Ciudadanos. A las personas migrantes se les considera como no ciudadanos, usualmente gozan de menos derechos que la población nativa

2) Tráfico de migrantes y trata de personas. Es un delito que se ha arraigado como una nueva esclavitud. Implica una serie de graves violaciones a los derechos humanos: secuestro, el uso de la fuerza u otras formas de coacción, el rapto, el fraude, el engaño, el abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra

3) Detención y deportación de los migrantes irregulares. Las condiciones en que se llevan a cabo las detenciones y deportaciones entrañan siempre un riesgo de vulneración de los derechos, aunque no se trate necesariamente de su violación 4) Violencia en las regiones fronterizas en especial mujeres y niños 5) Integración parcial de los inmigrantes. En los países receptores se tiende a diferenciar entre personas migrantes con documentos e irregulares o indocumentadas, lo que crea una exclusión de vulneración de derechos.

Es por ello que en Hidalgo se deben de iniciar las medidas y políticas para el ejercicio y respeto a los derechos humanos de las personas centroamericanas en su duro paso a los Estados Unidos. Dar el primer paso para entender el derecho a la migración.

Comments

Comentarios

You may also like