Gerardo Sosa, la mano oculta en estas elecciones

PACHUCA – Hay personajes que no aparecerán en la boleta de la próxima elección y, sin embargo, son grandes operadores de esta contienda electoral. Uno de ellos es Gerardo Sosa Castelan. Este “gran elector” extendió su dominio en este proceso electoral al apoderarse del partido Movimiento Ciudadano (MC) que ahora nomina como candidatos a una serie de trabajadores de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) relacionados con Sosa.

En tiempos electorales, el acomodadizo ex rector de la UAEH utiliza – como ya es costumbre – todo el capital económico, logístico y humano de la universidad (a la que secuestró desde hace décadas) para lograr sus fines políticos.

Pero ahora no le bastó con eso. Ahora tomó por asalto la débil estructura del partido naranja; además sigue teniendo influencia en la base del Partido Acción Nacional (PAN) y por si fuera poco, se ufana en reiterar su militancia priísta cada que tiene una oportunidad para hacerlo. En este instituto político (PRI) que lo vio nacer, lo encumbró y ahora lo utiliza para pulverizar a la oposición, también tiene algunos contactos.

En su empeño por mantener sus cotos de poder, Sosa se vale de todo y de todos para lograr sus objetivos. No hace mucho lo vimos rodeado de otros personajes de la política local tratando de concretar un denominado “bloque opositor”. Dicho entuerto tuvo una corta vida. Los intereses personales de aquellos que lo promovían fueron más fuertes que el anhelado espíritu de cambio que señalaron.

No había pasado mucho tiempo de aquel desencuentro opositor para lograr una candidatura común al gobierno del estado, cuando llegó a las instancias correspondientes un documento que señalaba inconsistencias en la alianza promovida por el PAN y PRD, para contender de manera conjunta en 50 municipios ¿quién inició este procedimiento? El partido Movimiento Ciudadano por órdenes de Sosa.

En la lógica del también ex Diputado Federal, no podía quedarse fuera de una posible alianza opositora en los municipios sin tener ningún beneficio. De tal suerte, que prefirió “tumbar” por la vía legal esos endebles esfuerzos.

Gerardo Sosa Castelán. Ventajoso. FOTO: UAEH
Gerardo Sosa Castelán. Ventajoso. FOTO: UAEH

Sosa tiene además una nueva puerta en el sistema electoral. A partir de esta elección local existe la posibilidad de que candidatos sin partido (candidatos independientes se les suele llamar) puedan contender en las elecciones. De tal modo que, el siempre ventajoso Sosa, también tiene las manos metidas en algunas candidaturas de esa naturaleza.

Quizá el caso más emblemático al respecto sea el del académico Antonio Mota. Este prestigiado trabajador de la UAEH probó suerte – por indicaciones de Sosa – de contender como candidato independiente por una curul en la Cámara de Diputados. El resultado no fue del todo malo. Con casi 20 mil votos de respaldo, Mota entregó buenas cuentas a Sosa. Ciertamente no ganó pero alcanzó para capitalizar el descontento con los partidos tradicionales. Ahora con esa base electoral el mismo Mota busca ser presidente municipal por el partido naranja. En una extraña configuración política el independiente pasó a ser dependiente de un partido político. Vaya ironía.

Otro ejemplo del dominio político de aquel que también fuera líder de la Federación de Estudiantes de la UAEH, es el total control que tiene en el municipio donde nació. En Acaxochitlán está por concluir la administración municipal de su sobrino Erik Sosa quien sin recato ni disimulo impuso a su hermana, Esbeydi Sosa, como candidata para el ayuntamiento por las siglas del PAN. No conforme con eso, el hermano de Gerardo, Damián Sosa, compite por una curul en el congreso local por esa región por el partido Movimiento Ciudadano. En pocas palabras, la familia Sosa utiliza la membresía de diferentes partidos para acomodar sus piezas y mantener sus privilegios en aquella zona del estado.

De tal suerte, que el omnipresente funcionario de la UAEH sigue teniendo una influencia considerable en el sistema político local. Se apodera de partidos políticos, se cuela con astucia por los resquicios de la ley, se afianza en los espacios universitarios que le son incondicionales y somete a voluntad y capricho la región de Tulancingo y sus alrededores.

No cabe duda que este gran elector estará muy atento a los resultados de las elecciones que se avecinan en el estado. Lo hará desde distintos frentes y con una relajada postura. Debido a que Sosa incluso perdiendo en las boletas es experto negociando espacios de poder y privilegios personales.

@2010_enrique
uam_lore04@hotmail.com

Comments

Comentarios

You may also like