¿Qué pasa con el Cómic hecho en México?

¿Qué viene a tu mente al mencionar los cómics? Probablemente Batman, Superman, Capitán América y muchos más pasaron por tu mente por ser de los más populares. tal vez vino a tu mente algún título de otro género: los Simpsons, Rick y Morty o Mi Pequeño Pony, todos son muy buenos pero… ¿algún cómic mexicano cruzo tu mente? Si tu respuesta fue no, te interesarán estos datos.

El cómic mexicano se fue a la baja tras la crisis económica del 1982. Fue un golpe duro para las editoriales. Editorial Novaro, en ese entonces, era la principal editorial de cómics de licencia (Marvel, DC), pero cerró sus puertas. Editoriales como Vid y Ejea, famosas por sus publicaciones de corte familiar, limitaron sus títulos y comenzaron a atraer otro público con historietas de corte picaresco y populista, para más tarde abusar del contenido sexual surgiendo así los comics Sensacionales. Pero desde entonces, el cómic mexicano no ha podido regresar y posicionarse en el mundo, y algunos solo puedes adquirirlos en tiendas especializadas.

Doki Doki City 2018. FOTO: Cortesía

A finales del año pasado, tuve la oportunidad de asistir a un evento en la Ciudad de México: la Doki Doki City, un evento enfocado a temas LGTBIQ. Lo genial de este evento es que todo lo que está en los stands es material original creado por los expositores. Puedes encontrar fan-arts de distintas series y mil cosas más, pero lo que más me llamo la atención fueron los cómics.

Muchos de los cómics que vi eran de romance gay, pues de eso era el evento; pero no fue eso lo que hizo que me fijara en ellos, fue la variedad de estilos de dibujos y lo hermosos que eran. Si bien algunos eran auto concluyentes otros tenían más de dos tomos. Al instante pensé que eran cómics extranjeros y mi sorpresa fue muy grande al saber que la mayoría eran mexicanos. Los que tenían más de un tomo comenzaron como web comics, lo que hacía que la publicación fuera una compilación de este y solo puedan ser adquiridos en eventos donde el artista se presente, o por internet.

La verdad es que existen muchos cómics mexicanos con temáticas y estilos diferentes, muy buenos. El problema es que muy pocos, o ninguno, es apoyado por editoriales para su seriación; se venden de mano en mano, directamente de los autores y pocos son los que alcanzan a llegar a ser impresos en papel. Los autores haces un esfuerzo por imprimirlo y venderlos, sin la intervención de editoriales, haciendo que sus puntos de venta y los números publicados del comic sean pocos.

En mi recorrido por la Doki llegue al stand de Lit ediciones, una editorial mexicana cuyo objetivo principal es apoyar a ilustradoras y escritoras mexicanas que publican su trabajo de forma independiente para que sean reconocidas a nivel internacional, con la premisa de darle al yaoi (romance temática gay) un reconocimiento como género literario. Quedé fascinada con la propuesta de esta editorial, no podía irme sin comprar alguna de sus publicaciones, además de averiguar dónde puedo adquirir más y enterarme de sus nuevos títulos (Si te interesa puedes visitar su página “Lit Ediciones” (www.litediciones.com ) y consultar sus puntos de venta).

La Doki Doki es un excelente espacio para artistas independientes. FOTO: Cortesía

El comic mexicano existe, es muy bueno y de buena calidad, lo malo es que pocos logran un gran impacto en los medios o llegan a ser reconocidos por gente fuera de los círculos sociales, y los que llegan a ser conocidos de forma internacional no son reconocidos ni promocionados en nuestro país.

Comments

Comentarios