Con AMLO hay libertad de prensa

Roces con la prensa… no es algo nuevo para López Obrador. Si con algún sector ha sabido lidiar el ahora presiente mexicano es con el periodismo, a lo largo de una carrera de más de veinte años como actor político nacional. Al gremio le consta que no es un censurador; que si a alguien hemos logrado cuestionarle sin cortapisas es a él. Por lo tanto están de más los rasgados de vestiduras que hace cierto sector del periodismo; y que no sus reporteros o reporteras, sino sus patrones, quienes ostentan el poder detrás de esos medios que ven derrumbarse el tórrido negocio de coerción de la información pública al cual se acostumbraron en los sexenios anteriores. Me queda claro que con AMLO sí hay libertad de expresión, y esta no es una frase panfletaria. Las conferencias de prensa matutinas son inauditas en el mundo. Los enemigos de la prensa están en otro lado y son los de siempre; los hombres de poder que se niegan a asimilar que este es un México de libertades. La tarea de López Obrador, eso sí, es que nadie amenace ese derecho.

Comments

Comentarios

You may also like