Omar Fayad, más allá de los números

Obtuvo la candidatura del PRI imponiéndose por popularidad a la nomenclatura que entonces dominaba el tricolor. Y arrasó de tal manera entre la base priísta que, aquellos que entonces dominaban, hoy son apenas un hilo de lo que fueron. Llegó Omar Fayad Meneses y con él una nueva forma de administrar la cosa pública; las formas políticas cambiaron, los resultados delimitan el éxito y al fin Hidalgo detuvo su caída libre hacia la marginación. Tiene que destacarse, sí o sí, que el gobernador sacó a más de ciento sesenta y siete mil personas de la pobreza en apenas tres años; si sigue así, para el final de su sexenio habrá abatido la carencia en más del catorce por ciento. Y eso tiene que inscribirse en los libros. De a poco la entidad abandona ese quinto lugar nacional de marginación, que por arraigo ya formaba parte del imaginario hidalguense. Es verdad que hay otros rubros para destacar. Hay diecinueve mil nuevos empleos y una inversión de más de cincuenta y tres mil millones de pesos. Sin duda el manejo de la economía ha resultado el fuerte de esta mitad de gobierno, de tal modo la calificadora Fitch tiene a Hidalgo con valoración AAA por el manejo de sus finanzas, algo que ni el Gobierno federal puede presumir. Pero eso podría o no resultar familiar para la gente. Más, lo no pasa desapercibida, es la forma en cómo ha cambiado la vida de miles de personas; eso trasciende los discursos; así se nota, pues, el trabajo cuando es verdadero. La mancuerna que ha forjado con el presidente López Obrador es envidiable. Si algún consentido tiene AMLO es Hidalgo. Pronto habrá más hospitales, más medicinas, más escuelas, más carreteras. Vivimos un tiempo muy interesante ¿Al fin saldremos de últimos lugares del desarrollo? Porque anhelo que así suceda, hago votos para que el gabinete esté a la altura de las altos estándares puestos por Fayad Meneses. Ansío ver lo que a Hidalgo le deparará en los tres años por venir.

Comments

Comentarios

You may also like