Desastre en MORENA Hidalgo

En una semana, visitaron Hidalgo dos dirigentes de Morena. Ambos dicen que ocupan la presidencia de ese partido. Una, Yeidckol Polevnsky, destituida por el Consejo Nacional morenista; el otro, Alfonso Ramírez Cuellar, puesto en su lugar; los dos, impugnados los tribunales por no tener legitimidad. A Yeidckol la apoyan los morenistas recién llegados a ese partido. Los que vienen del PRI, del PAN, del Grupo Sosa y afines. A Ramírez Cuellar le siguen los morenistas naturales pero que en términos de poder y tamaño, son minoría. Ambos vinieron a lanzar la convocatoria para elegir las candidaturas a presidencias municipales pero, como nadie sabe a ciencia cierta quién tiene la facultad de emitirla, entonces todo quedó igual. Puede esperarse que éste hoyo negro político se trague el proceso interno morenista, desatando el caos y la violencia. Quienes aspiran a una nominación se arrancarán los ojos con tal de conseguirla. Porque saben que Morena tiene las más altas posibilidades de triunfo en estos comicios, sobre todo en los Ayuntamientos más grandes. Porque saben que, mientras López Obrador sea presidente, ganarse un hueso con Morena es una tarea lisa. Y han de aprovechar porque todo el mundo ya sabe que Regeneración Nacional tiene fecha de caducidad al 1 de diciembre de 2024, cuando se acabe la era obradorista. Y que igual y se acaba antes. Por lo que esta es la época del saqueo. Volarán ajos, cebollas y varias cabezas. Y luego, todo acabará. Cómo acabó el PRD: sobre un charco de vergüenza.

Comments

Comentarios

You may also like