Testimonio: Nueva York ABANDONA a MIGRANTES y POBRES ante COVID-19

Originario de Puebla, Luis P, se encuentra el Bronx, Nueva York, lugar que se ha convertido en el epicentro de la pandemia de COVID – 19. Confinado al lado de su familia, desde su departamento nos cuenta vía telefónica su testimonio como sobreviviente de esta pandemia y advierte el sesgo racista en la atención a quienes enferman.

Luis tiene treinta y ocho años; pese su edad joven, los estragos del Covid-19 lo hicieron sentirse como si fuera a explotar.

“Solo sentía cansancio y estuve así una semana, incluso me fui a trabajar así, pero fue tanto el cansancio y me empezó a dar una fiebre horrible, algo terrible, algo que nunca había experimentado antes. Me dieron todos los síntomas que te dicen, pasas del estreñimiento a la diarrea, dolor de huesos, dolores horribles ya no aguantaba la espalda, sentía que me iba a explotar. Fue algo bien duro para mí, estuve así dos semanas, se te va el olfato, el gusto por la comida, lo único que estaba tomando eran tés que me hacía mi esposa y aquí (Nueva York) en los hospitales lo único que te recetan es el medicamento para la fiebre, es lo que te dan”.

Recordó que en Estados Unidos existe una línea de ayuda, “pero realmente no te ayuda, porque te dicen que (te dan auxilio) en caso de que ya no puedas respirar”.

“Nunca estuve hospitalizado, sí se me iba el aire, tenía una tos seca, una tos terrible, que de verdad no se lo deseo a nadie, pero al menos pude continuar respirando; pero el muchacho que vive con nosotros, a él si le tuvimos que llamar a la ambulancia, él sí estuvo más grave, él estuvo hospitalizado, lo intubaron, la libró, y ya está en casa recuperándose, pero hubo un momento en el que él ya no se podía ni levantar de la cama”.

Dice que ha conocido a diez personas que han fallecido por coronavirus.

“Hasta este momento mi familia y yo conocemos a diez personas que han fallecido por este virus, esto no es un juego; y desgraciadamente la gente se lo sigue tomando así, y no está tomando las precauciones necesarias”.

Luis explicó que este virus está atacando más a los hispanos, a los migrantes, pero eso se debe principalmente a que no está llegando mucha ayuda; y explica: “es racismo”.

FOTO: Disrn.com

“Esta es una ciudad de migrantes, aquí hay personas de todo el mundo, pienso yo que se trata de racismo, el gobierno federal no te ayuda mucho, principalmente a los condados pobres, yo vivo en El Bronx y es uno de los condados más afectados”, dijo.

Agregó que Manhattan no tiene tantos afectados y afectadas a diferencia de El Bronx que sí los tiene “pero eso no lo dicen”. Luis cree que a las zonas ricas “probablemente llegue más ayuda, ve tú a saber. Lo que sí es una realidad es que hay mucha gente irresponsable y que no está llegando la ayuda como debería”.

El migrante mexicano reafirmó que no quiere quedarse callado sobre los riesgos de la enfermedad, después de haber sufrido sus efectos.

“Si con toda la tecnología que hay aquí, con todos los hospitales que hay aquí, está colapsado, imagínate que va a pasar en México, si llegará a existir contagio así; no es el mismo presupuesto, no es la misma economía, la gente tiene que empezar a creer, por eso es que yo estoy hablando, soy un caso real, la verdad yo lo veo como una segunda oportunidad de vida para mí, y ahora mi trabajo es hacer conciencia”, dijo.

Ignorancia y desinformación

En México, la fase tres de la contingencia por coronavirus ya está declarada oficialmente por el gobierno federal; sin embargo, las calles de las diferentes ciudades del estado de Hidalgo aún tienen movilidad, la población sigue sin quedarse en casa; no en vano es la entidad, a nivel nacional, con mayor movilidad.

Al parecer, la gente sigue sin entender la necesidad de quedarse en casa y si a ello agregamos la desinformación que se genera en redes sociales y las acciones antiéticas de algunos medios de comunicación, como las declaraciones que realizó el conductor Javier Alatorre en el noticiero nocturno de TV Azteca, se explica que parte de la población mexicana no esta tomando en serio esta pandemia.

Por ello, Luis, ha decido hablar para hacer un llamado a que la gente tome conciencia, tome las medidas precautorias necesarias y se quede en casa.

Te invitamos a seguir nuestra serie de relatos de connacionales que están en diferentes partes de Estados Unidos, quienes han decidido contarnos como están viviendo la pandemia del COVID -19 en el país vecino del norte.

Comments

Comentarios

You may also like