PERSONAL de LIMPIEZA, el frente MÁS INVISIBLE contra el COVID-19

Ana labora desde hace cuatro años como auxiliar de limpieza e higiene en una clínica del IMSS en Hidalgo . Desde entonces, su trabajo consiste en limpiar diferentes áreas de la clínica, como Hospitalización, Urgencias, Cirugía, Quirófano, Rayos X, Pediatría y Consulta externa.

Diariamente se encuentra expuesta a sustancias como el hipoclorito, desengrasante, jabón en polvo y quita sarro. Además, está en contacto con diversos desechos. Le pregunto de qué tipo son y cómo los maneja y me cuenta “La basura común va en bolsas verdes; en bolsas rojas separamos todo lo que contenga residuos de sangre que es el RPBI (residuos peligrosos biológicos infecciosos); los punzo cortantes van en los contenedores rojos; las piezas patológicas, como placentas o algunas partes del cuerpo, van en bolsas amarillas; en lo botes amarillos se deposita residuos líquidos, como grasa”.

Ese es el cotidiano de esta mujer de 42 años que cumple una jornada de 7:00 de la mañana a 3:00 de la tarde, pero todo cambió a raíz de la llegada del COVID-19.

Comenta que el personal de limpieza está conformado por alrededor de 15 personas, lo cual me impresiona, me parecen muy pocos; así que le pregunto si esto resulta perjudicial en combinación con la pandemia. Responde que sí, pues ahora tienen más responsabilidades, como cubrir dos áreas en el mismo horario. “Además, desde que entramos al área de hospitalización y de urgencias respiratorias hasta que salimos, no podemos comer, beber agua o ir al baño a fin de evitar el riesgo de contagio”.

Relata que algunos de sus compañeros han llegado a tener malestar por falta de alimento, aunado a la incomodidad de usar el equipo de protección “Es horrible portarlo durante casi ocho horas, sin poder tomar agua, comer, sin ir al baño; soportar las marcas de los googles, el cubre bocas, sentir cómo el sudor a veces te cae en los ojos y te produce ardor y no puedes tocarte la cara porque podrías contagiarte”.

Tras observar que en su muro de Facebook compartió un video donde una de sus compañeras solicita equipo para el personal de limpieza de la clínica donde trabaja, le pregunto si les proveen de los insumos necesarios para protegerse del virus y responde sí, aunque no es el adecuado, a diferencia del que reciben médicos y enfermeras. «Los cubre bocas que nos dan y los insumos para entrar al área de hospitalización donde están los contagiados de coronavirus y a urgencias respiratorias es un uniforme quirúrgico, una bata desechable, dos pares de guantes de látex, un cubre pelo, googles y unas botas quirúrgicas desechables. Ese es nuestro equipo para entrar a dichas áreas; en las otras nos dan guantes rojos de látex”, explica.

Cuestiono si le parece justo el sueldo que recibe el equipo de limpieza en relación al riesgo y me dice que no, ya que actualmente el riesgo de trabajo es mayor al de una jornada habitual, además de que exponen su integridad física y la de su familia.

Ante mi pregunta al respecto, explica que, de poder solicitar algo a las autoridades el IMSS, sería tener un receso para comer o ir al baño “o turnarnos, que unos entremos de 7:00 de la mañana a  12:00 del día y los otros de 10:00 de la mañana a 2:00 de la tarde”, comenta con cierto pesar.

Ana dice que desde que los contagios aumentaron en Hidalgo, el ambiente se volvió más tenso en la clínica, aun así, el equipo de limpieza e higiene intenta mantener la calma. Le pido que me cuente si reciben algún tipo de atención psicológica preventiva y responde un día dieron una plática psicológica, pero ella no pudo asistir porque debía limpiar el hospital.

El COVID-19 no sólo ha afectado el ámbito laboral de esta mujer, sino también el de sus relaciones, pues ha decidido alejarse de personas como su pareja para evitar contagiarla, lo cual, indiscutiblemente, tiene un impacto emocional fuerte.

Para finalizar, Ana quiso hacer una petición a la ciudadanía: “Tomen todo esto en serio, de verdad no es un juego. Para nosotros no es fácil vivir cada día con el temor de llegar a casa y contagiar a nuestros seres queridos. Solo me queda decirles que se queden en casa”.

Comments

Comentarios

You may also like