Las «manos limpias» de PENCHYNA BAJO SOSPECHA

Entrevistado por el periódico Excélsior a unas horas de que, en aquel agosto de 2014, el defenestrado expresidente Enrique Peña Nieto promulgara la reforma energética, el entonces presidente de la comisión de de Energía en el Senado de la República y responsable de la iniciativa, DAVID PENCHYNA GRUB, auguraba «una década de desarrollo energético para México».

El reportero que lo entrevistó cuestionó a David Penchyna sobre las acusaciones que se vertieron sobre él por haber aceptado «presiones de cabildero privados» para conseguir la reforma. Relató el periodista que el senador hidalguense «arquea los ojos» y respondió:

“A esas voces les digo lo de siempre: que ojalá tengan pruebas para demostrar sus dichos. Que la palabrería de un político que no está sustentada en pruebas lo único que hace es desvanecer los argumentos, porque no son ideas. Es tal vez, a veces, la desesperación de querer, al no estar de acuerdo con la mayoría de este Congreso, de descarrilar un proceso. Hay quien le apostó a eso, y hay quienes tuvimos la paciencia, y sobre todo la responsabilidad de llevar esto a buen puerto. Quien tenga acusaciones, descalificaciones, ojalá pase de las palabras a los hechos y que enaltezca la política y enaltezca el papel que representa”.

«–¿Satisfecho de lo alcanzado, senador?», preguntó el periodista.

«–Como un político profesional que pretendo ser, yo te diría que las tentaciones, los esfuerzos, el desgaste personal queda atrás, y yo puedo dar cuenta de mis actos. Tengo las manos limpias y la frente en alto, y te aseguro que nadie puede demostrar lo contrario. Por lo tanto, estoy satisfecho de mi responsabilidad. Yo pedí un voto (en Hidalgo) ofreciendo el cambio. Y el cambio en lo que a mí me tocó impulsar, que es la Reforma Energética, el cambio legislativo más importante de las últimas seis décadas de nuestro país, se ha hecho. Hemos cumplido”, dijo Penchyna.

Seis años después, sabemos que esos «cabilderos privados» eran los representantes de la empresa brasileña Odebrecht, que pagó multimillonarios sobornos al entonces director de Pemex, EMILIO LOZOYA AUSTIN, para la asignación de contratos y, entre otras cosas, la aprobación de la reforma energética. Lozoya entregó al Gobierno de México más de quince horas de grabaciones en los que se exhibirían pagos a legisladores a cambio de avalar esta reforma. La revista FORBES calificó a Penchyna como uno de los «capitanes» de Peña Nieto para sacar adelante la iniciativa.

Comments

Comentarios

You may also like