Primero Argentina y ahora MÉXICO, si quiere


Argentina aprobó la despenalización del aborto hasta por catorce semanas. Aprovechó que tiene mayoría en las dos Cámaras y un Presidente comprometido con los derechos humanos. Las condiciones son similares en México. El Partido del presidente, Morena, tiene una abrumadora ventaja en el Congreso y en el Senado. La mayoría, sino es que todas, las nueve integrantes de su Gabinete se han pronunciado a favor de la despenalización. La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, impulsa como nadie que el aborto sea ley en el país. ¿Si no es ahora cuando? La nación podría seguir el ejemplo argentino ya que puede, sin esperarse a una nueva Legislatura. Y esa es la urgencia. El próximo año se renovará la Cámara baja. La oposición ha levantado sus caretas para aliarse en un gran frente que incluye a la Iglesia y a la burguesía local. La Alianza X que agrupa en lo federal al PRI, al PAN y al PRD amenaza con echar abajo las reformas sociales del presidente López Obrador. Por supuesto, temas como la interrupción legal del embarazo serían frenadas por ellos bajo las órdenes de las asociaciones empresariales como la Coparmex que, a su vez, está integrada por la organización de ultra derecha El Yunque. Si tan sólo Morena quisiera poner la interrupción legal del embarazo en la agenda… pero buena parte de sus integrantes está pensando también en las elecciones que vienen. Buscan reelegirse o dar el salto a otro cargo. Y tienen la idea falsa y mezquina de que el aborto es un tema sensible. Que si lo legislan podrían llevarse un castigo electoral. Vil pragmatismo que no diferencia su ideología de sus supuestos opositores. Entonces estamos en el limbo. Podríamos seguir el ejemplo de Argentina, están dadas las condiciones, pero, ¿lo harán? La respuesta es un rotundo quién sabe. Y si se animan, tienen hasta septiembre del año que viene cuando entre en funciones el nuevo Congreso.

Comments

Comentarios


You may also like