Medios de comunicación

Parece increíble que la gente prefiera creerle más a un comentarista de fútbol, que al subsecretario de salud.