17.3 C
Hidalgo
martes, noviembre 29, 2022

Positivo a Covid-19

El resultado de la prueba fue claro. Unas letras en mayúscula resaltaban POSITIVO al virus del SARS-CoV-2. Hice el examen en una cadena de farmacias que ofrece el servicio de citas a través de una aplicación.

Lo hice de esa manera luego de pensar en los obstáculos que tendría que superar si lo hiciera a través del sistema de salud pública. Cuando tienes garganta irritada, flujo nasal, cuerpo cortado y paranoia pandémica, lo último que deseas es formarte afuera de un hospital del sector salud.

Además, hacerse la prueba en una cadena de farmacias ayuda a liberar un poco a los hospitales públicos.

El servicio de la prueba fue efectivo; solo esperé unos 15 minutos después de la hora en que programé mi cita. Y si bien había gente formada, en ningún momento hubo aglomeraciones.

Una vez que escuché mi nombre, entré al consultorio y una médica me aplicó un examen por escrito, en el que firmé que conocía los alcances y limitaciones de la prueba rápida de antígenos. Luego, la joven mujer tomó rápidamente la muestra con una especie de hisopo a través de mi nariz y después pidió que esperara una media hora.

Di una vuelta por ahí, y al regresar vi que a las personas que salieron negativas la médica las despachaba rápidamente, entregándoles una hoja con el comprobante del resultado.

Yo en cambio resulté positivo y me llamó para hacerme una entrevista. Me preguntó algunos datos, entre ellos si recordaba haber estado con una persona contagiada. Después subió mi nombre a una base de datos compartida a nivel nacional, con lo que pasé a engrosar las estadísticas diarias de nuevos casos positivos.

La médica me dijo que tendría que estar aislado 10 días a partir de que empezaron los síntomas, así que me resigné a pasar un tiempo bajo las mismas paredes.

La experiencia de haberme contagiado luego de casi dos años de pandemia me hizo reflexionar respecto a lo que implica ser portador del virus que ha puesto de cabeza a nuestra civilización. Por fortuna, los síntomas de la variante ómicron, que intuyo fue de la que me contagié, no producen efectos graves en la salud, al menos entre quienes como yo están vacunados.

Pero aún así, el virus provocó que dejara de trabajar algunos días y que no pudiera salir de casa, pues me convertí en foco de contagio. El Covid aísla y pone en situación vulnerable a quien lo padece. Sus secuelas, por otra parte, aún son un misterio que la ciencia está descubriendo.

La pandemia está muy lejos de ser resuelta y la humanidad sigue aprendiendo a convivir con el nuevo virus y sus variantes. A pesar de que estamos saturados de información, que generalmente nos llega de forma fragmentada e inconexa, solamente cuando eres huésped del virus te das cuenta de todos sus efectos y dificultades.

No sólo es un tema de salud pública, es un problema social cuyas consecuencias estamos por conocer.

@YorchAromero

Jorge A. Romero
Jorge A. Romero
Periodista hidalguense. Director editorial de La Jornada Hidalgo.

Related Articles

Últimas