10.3 C
Hidalgo
martes, enero 31, 2023

El PRI saca el cobre autoritario frente al empresariado. Menchaca se los echa a la bolsa

Las campañas hacia la gubernatura de Hidalgo están por cumplir su primera semana y quienes aspiran al cargo y sus equipos de trabajo comenzaron a mostrar sus cartas, que revelan atisbos de cómo se comportarían de llegar al cargo más importante de la política local.  

El primer error de esta contienda lo cometió el coordinador de campaña de Carolina Viggiano, Marco Antonio Mendoza Bustamante, quien a través de su cuenta de Twitter escribió “acá en Hidalgo una mafia se apoderó de esta organización (el Consejo Coordinador Empresarial Hidalgo) y se alió a @juliomenchaca_ candidato que ni siquiera representa a Morena”. Y cerró su alocución diciendo “La mafia del poder está postulada por Morena”.

La reacción de Mendoza muestra a un coordinador de campaña iracundo e intolerante a resultados que no le son favorables. Su reacción desproporcionada además denota la falta de autocrítica de quien coordina al equipo de la priista Carolina Viggiano, quien no pudo digerir los resultados de una encuesta que llevó a cabo la reconocida firma Parametría, que lleva décadas haciendo estudios demoscópicos en todo el país.

El origen del escándalo tuvo lugar en una conferencia de prensa, en donde el Consejo Coordinador Empresarial de Hidalgo (CCEH) dio a conocer una encuesta levantada del 26 al 30 de marzo pasados, que implicó el levantamiento de 2 mil 100 entrevistas cara a cara en vivienda.

El resultado fue lo que causó urticaria en las huestes priistas. A la pregunta “Por cuál partido o candidato votaría el día de hoy para gobernador del estado de Hidalgo”, 50% respondió que lo haría por Julio Menchaca, postulado por Morena-PT y Nueva Alianza, mientras que sólo 22% contestó que lo haría por Carolina Viggiano, de la alianza PAN-PRI-PRD.

La diferencia abismal de 28 puntos entre ambos candidatos es lo que Mendoza y seguramente Viggiano no pudieron aceptar. Y en el caso de Mendoza, destapó su talante autoritario.

El calificar al CCEH de mafia solo por difundir una encuesta que no los favorece también habla de que hay desesperación en el equipo que encabeza Viggiano. Lo que pudo pasar como una encuesta más de las que aparecen semanalmente, se convirtió en un factor de división entre la priista con buena parte del empresariado hidalguense.

¿Qué gana la candidata Viggiano cuando su coordinador de campaña tilda de mafiosos a los empresarios? Evidentemente, el agravio de los segundos, quienes de inmediato pidieron a la también secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI que se deslinde de los dichos de Mendoza, lo cual por cierto no ha sucedido varios días después del exabrupto.

Y mientras Viggiano se enemista gratuitamente con buena parte del sector empresarial, el morenista Julio Menchaca demostró que tiene la simpatía de quienes poseen buena parte del capital productivo en Hidalgo.

Así se vio durante la reunión que Menchaca sostuvo esta semana que concluye con la Cámara Nacional de Comercio, Servicio y Turismo de Pachuca, cuyos líderes manifestaron abiertamente su simpatía por el senador con licencia, al manifestar que si logra la gubernatura le va a ir bien a Hidalgo.

Menchaca fue recíproco y se dijo identificado con sus causas al ser él mismo proveniente de una familia de comerciantes de la capital hidalguense.

Lo que pocas veces se ha visto: un candidato representante de un partido que enarbola la bandera de la izquierda más cercano a los empresarios que quien lleva los colores del PRI y el PAN.

@YorchAromero 

Jorge A. Romero
Jorge A. Romero
Periodista hidalguense. Director editorial de La Jornada Hidalgo.

Related Articles

Últimas