Megáfono Global: Chiapas – Ejército secuestra y tortura a indígena tsetsal

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas documentó la Privación Arbitraria de la Libertad, Tortura y hostigamiento en contra de Roberto Encino López, un indígena tseltal, por elementos de la 11ª Compañía de Infantería No Encuadrada, destacamentada en Altamirano, Chiapas, ocurrido el 16 de mayo de 2007.

Roberto Encino López (en adelante Roberto) tiene 18 años de edad, es indígena tseltal, vecino del Barrio de Guadalupe, estudiante de la Escuela Secundaria Técnica No. 36, del municipio de Altamirano.

Según testimonio de la víctima, los hechos fueron perpetrados por elementos del Ejército Mexicano, de la 11ª. Compañía de Infantería No Encuadrada (C.I.N.E) que pertenecen a la 39ª zona militar ubicada en el municipio de Altamirano. El día 16 de Mayo de 2007, mientras se encontraba con sus amigos, en el barrio El Campo, se le acercó un auto tipo jetta color negro, del que descendieron dos personas de aspecto militar, deteniéndolo con violencia y lo introdujeron al auto para trasladarlo al cuartel militar.

Una vez ya estando dentro del cuartel militar, condujeron a Roberto a un cuarto. Durante el trayecto a éste, lo maltrataron y le pegaron un rodillazo en la espalda. Estando en el cuarto lo sentaron en una de las sillas y lo dejaron por un rato a obscuras en presencia de un militar quien lo vigilaba, posteriormente entró una persona que la víctima identifica como el “Teniente Coronel” (en adelante “Teniente Coronel”). Éste lo interrogó de manera incisiva y violenta en varias ocasiones, golpeándolo y humillándolo. Durante el interrogatorio le decían: “… andas viajando a San Miguel Chiptic (comunidad de Altamirano) con una persona de 30 años, si lo vendiste con uno de los zapatistas, te va a cargar tu pinche madre…” Todo esto por una granada (proyectil ligero) que se les extravió a los militares y señalaban a Roberto como quien la tenía, ya que junto con sus compañeros de escuela llegan al cuartel a recoger desperdició de alimentos para mantener la crianza de puercos, proyecto de la escuela.

Mientras Roberto era interrogado, su hermano Carlos Encino López (en adelante Carlos) llegó al cuartel militar preguntando por Roberto. Después de hablar con el “Teniente Coronel”, le permitieron la entrada al cuarto, dándole unos minutos para que convenciera a su hermano que entregara la granada (proyectil ligero). Roberto refiere que cuando entró su hermano apagaron la luz. Posteriormente los sacaron del cuarto y los llevaron a la oficina del “Teniente Coronel” ahí les dijeron que proporcionaran los nombres de todos sus compañeros de la escuela que van al cuartel a recoger desperdicio de alimentos y dieron el nombre de Jorge Luis Sántiz Sántíz. (en adelante Jorge Luis) El “Teniente Coronel” les amenazó diciéndoles que tenían quince minutos para traerlo.

Jorge Luis fue avisado y llegó con su papá para hablar con el “Teniente Coronel” en el cuartel. Éste preguntó a Jorge Luis si no había encontrado un “fierrito” cuando fue a traer el desperdicio al cuartel, él explicó que no sabía y que el cocinero del cuartel ya le había dicho que hay una recompensa de siete mil pesos para quien lo encuentre. El “Teniente Coronel” dijo: “sale pues, aquí nomás, ya se pueden ir pero no pueden salir del pueblo” y que los iban a seguir investigando.

Después de estos hechos Roberto y Carlos han estado siendo hostigados por Juan Encino, exmilitar, vecino del lugar y pariente de ellos, cuestionándolos por la granada, y advirtiéndoles que no involucren abogados en el problema.

El día 21 de mayo Juan Encino llegó en compañía de otros militares a la casa de Roberto y Carlos, vestidos de civil, en un auto rojo. Uno de ellos se dirigió a Carlos diciéndole “di la verdad si no lo tienes, si no encontramos al culpable te vamos a meter a la cárcel. Dile a tu hermano (Roberto) que quieren hablar con él, si quiere lo vienen a traer”. A las 8 de la noche de este mismo día llegaron nuevamente los del carro rojo, entraron a su casa sin pedir permiso, sólo preguntaron por Carlos y se fueron.

Este Centro a partir del conocimiento de la situación, solicitó un peritaje médico por la tortura de Roberto, el cual fue realizado por un experto en el Protocolo de Estambul, instrumento idóneo para los eventos de tortura. Dicho informe refiere que:

“Exploración física:

Cuello doloroso a la palpitación del lado izquierdo.

Abdomen doloroso a la palpitación superficial y profunda, sobre todo en cuadrante inferior derecho”

“Signos y síntomas psicológicos: después del evento siente miedo de que lo vuelvan a detener o a maltratar. Ya no sale con frecuencia a la calle, cuando lo hace es acompañado por amigos ante el temor de ser detenido nuevamente.”

“Resultado: El examen médico integral revela posible tortura o maltrato.

Lo anterior de acuerdo a la historia y hallazgos de síntomas e incapacidades, tanto agudas como crónicas, que tienen correlación con la historia de abusos y malos tratos.”

Este Centro de Derechos Humanos en reiteradas ocasiones ha manifestado su preocupación por la ocupación militar en Chiapas, no sólo por ser una presencia ilegal, sino por los efectos negativos que tiene la convivencia permanente de militares armados con la población civil. La presencia del Ejército Mexicano en el territorio indígena de Chiapas genera temor y provoca inseguridad permanente.

Este Centro de Derechos Humanos hizo del conocimiento de estos hechos, el día 30 de Mayo pasado, al Presidente Felipe Calderón Hinojosa, al Secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, al Secretario de la Defensa, Gral. Guillermo Galván y al Gobernador de Chiapas Juan Sabines Guerrero, exigiendo:

Primero: Se adopten medidas cautelares pertinentes que garanticen la vida, la integridad física así como la seguridad jurídica de Roberto Encino López y demás estudiantes de la Escuela Secundaria Técnica No.36 ubicada en la cabecera municipal de Altamirano.

Segundo: Se inicie la investigación correspondiente y se deslinde la responsabilidad ejercitando la acción penal contra los elementos de la 11ª Compañía de Infantería No Encuadrada (CINE) por los delitos de privación ilegal de la libertad y tortura en contra de Roberto Encino López.

Tercero: Que en un tiempo perentorio nos entere sobre los acciones que realice en atención a estos hechos.

Lo aquí referido esta relacionado con la denuncia publicada por el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) el día 25 de Mayo y con la acción urgente de la Liga Mexicana de Defensa de los Derechos Humanos (LIMEDDH) publicada el día 29 de Mayo de 2007.

Comments

Comentarios

You may also like