Megáfono Global: México – Manifiesto de Andrés Manuel López Obrador, a dos años del fraude electoral

Hace dos años la mafia de la política mexicana, en contubernio con un grupo de traficantes de influencias, que no empresarios, con la complicidad de los organismos electorales y de la mayoría de los medios de comunicación, llevaron a cabo un gran fraude electoral que despojó al pueblo de México de la posibilidad de iniciar una renovación de la vida pública del país.  

Buenos días.

Voy a dar a conocer un manifiesto, con motivo del día 2 de julio.

Dice así: Manifiesto.

Al pueblo de México:

Hace dos años la mafia de la política mexicana, en contubernio con un grupo de traficantes de influencias, que no empresarios, con la complicidad de los organismos electorales y de la mayoría de los medios de comunicación, llevaron a cabo un gran fraude electoral que despojó al pueblo de México de la posibilidad de iniciar una renovación de la vida pública del país.

Esta confabulación, en la que participaron, entre otros, Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox, Felipe Calderón, Elba Esther Gordillo, Roberto Hernández, José Luis Barraza, Claudio X González, Gastón Azcárraga y ocho gobernadores del PRI, tuvo como propósito principal mantener la política rapaz, antipopular y entreguista que han venido imponiendo.

El fraude causó un daño inmenso: frenó el avance democrático del país, socavó a las instituciones, envileció por entero a la llamada sociedad política, y quien actualmente se ostenta como presidente de la República no sólo carece de autoridad moral, sino que su ineptitud es cada vez más evidente.

Pero lo más lamentable es que como consecuencia del fraude, se agravó la situación económica y social de la mayoría de los mexicanos, porque si antes todo iba mal, ahora todo ha empeorado.

Hay más pobreza, desempleo, carestía y se han desbordado la inseguridad y la violencia. Todo lo cual, si se hubiese respetado el voto ciudadano, no se estaría padeciendo o, por lo menos, los problemas se estarían enfrentando realmente y no habría el desaliento ni la frustración que hoy embargan a amplios sectores de la sociedad.

Desgraciadamente, mientras se mantenga este régimen de corrupción y privilegios, no se podrán resolver los grandes y graves problemas nacionales. Los hombres del poder en México son insaciables. Los domina el afán de lucro y no les interesa ni el sufrimiento de la gente ni el destino de la nación.

A pesar de todo el daño que han causado y del desastre actual, todavía insisten en privatizar la industria petrolera aunque con ello dejen sin porvenir al pueblo y terminen de arruinar al país.

Afortunadamente, hay millones de mexicanos, mujeres y hombres, concientes de esta amarga realidad, que no claudican y están dispuestos a seguir luchando hasta lograr un verdadero cambio y construir una nueva República, donde lo principal sea la justicia, la honestidad, el bienestar, la dignidad, la cultura y la inmensa bondad que hay en nuestro pueblo.

El fraude no canceló, sólo pospuso los anhelos democráticos del pueblo mexicano. No nos quitarán el derecho a la esperanza.

Este es el documento que, con motivo del 2 de julio, damos a conocer el día de hoy.

Muchas gracias.

Comments

Comentarios

You may also like