Violencia contra las mujeres, un retroceso

. Aún queda mucho por hacer cuando vemos violencia, discriminación e injusticia reflejadas en los medios de comunicación, donde se ve a la mujer como objeto sexual, en las estadísticas y en la vida diaria de miles de mujeres víctimas de algún tipo de violencia.

Por Pablo Vargas González / Desde Abajo

Anteayer 25 de noviembre me pareció lamentable escuchar a los políticos en su discurso sobre el “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”, escuchar las incongruencias y contradicciones y sobre todo la falta de compromiso y voluntad para no solo luchar y hacer algo para eliminar la violencia sino tambien para garantizar los derechos de las mujeres.

Esos discursos solo muestran el carácter de la democracia mexicana, incompleta e insatisfactoria para grandes sectores de la sociedad mexicana. Toda esa incongruencia se evidencia con el proceso conservador que se efectúa en varios estados del país. Hasta la fecha 17 entidades federativas han aprobado, sobre todo en gobiernos PRI y PAN, leyes que penalizan el aborto, en abierta confrontación contra la decisión de la Suprema Corte de Justicia.

En pocos meses, se gestó un iniciativa ultra retrograda y conservadora emujada por los sectores derechistas del país, y que los principales partidos (el “nuevo PRI” y el PAN, han apoyado para perseguir e incluso encarcelar a mujeres que han decidido la interrupción del embarazo. Los casos mas patéticos son los de Guanajuato y Veracruz en donde se envía a los centros siquiátricos alas mujeres que pretenden alguna modalidad del aborto.

Alberto Brunori, representante en México de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU) ha señalado que “En el último año se han aprobado en el país reformas legislativas que pudieran constituirse en violencia estructural contra los derechos de las mujeres”. Puntualizó que se deben establecer estrategias que incluyan “el acceso efectivo al servicio de aborto seguro, en las circunstancias previstas por la ley y a dar a conocer la variedad de métodos anticonceptivos, como método de concientización sobre los riesgos de la interrupción del embarazo”.

A pesar de los notables avances jurídicos en Igualdad y acceso a una vida libre de violencia de las mujeres como son: Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres y la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Aún queda mucho por hacer cuando vemos violencia, discriminación e injusticia reflejadas en los medios de comunicación, donde se ve a la mujer como objeto sexual, en las estadísticas y en la vida diaria de miles de mujeres víctimas de algún tipo de violencia.

El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, por lo que a 10 años de su resolución es necesario reconocer la lucha de tantas y tantas mujeres que en el proceso histórico han demostrado con argumentos teóricos y jurídicos las limitaciones, obstáculos y violencia de que hemos sido objeto por una construcción sociocultural.

En el marco de este Día Internacional es necesario reflexionar sobre los avances y retos que hoy en día tenemos las mujeres para acceder a una vida libre de violencia, así como las oportunidades de participar y modificar nuestra realidad.

Estas iniciativas que se han aprobado en los estados ponen en riesgo los derechos fundamentales de las mujeres, reconocidos y protegidos en la Constitución Mexicana y los tratados Internacionales e incumple las recomendaciones hechas por organismos internacionales al Gobierno Mexicano. Es necesaria una verdadera voluntad y compromiso con la sociedad mexicana para garantizar los derechos de las mujeres. Los políticos deben dejar sus creencias religiosas y morales en casa y obrar de acuerdo con la ley y el Estado de Derecho. No olvidar el principio fundamental de la laicidad de las relaciones sociales en México.

Comments

Comentarios

You may also like