Para Elisa

por Otilia G. Sánchez Castillo / DESDE ABAJO

Pese a las afirmaciones del Lic. Juan Manuel Menes Llaguno, Presidente Ejecutivo de la Comisión Especial Interinstitucional para la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia Nacional y el Centenario de la Revolución Mexicana de 1910 del Estado de Hidalgo, de que no existía ninguna mujer con los merecimientos necesarios para que formara parte de la Rotonda de los Hidalguenses Ilustres, la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales el pasado el 5 de noviembre presentó ante el Pleno del Congreso Local dos dictámenes, uno de los cuales proponía a la Maestra Elisa Acuña Rosseti como persona célebre que merece un sitio en la Rotonda de los Hidalguenses Ilustres ubicada en esta ciudad capital, el cual fue aprobado por unanimidad.

El propio Lic. Menes había mencionado que ni Elisa Acuña y Rossetti (1887-1946), profesora y periodista precursora de la Revolución Mexicana, nacida en 1887 en Mineral del Monte estaba “a la altura de quienes estarán en la rotonda”. Ignoro si hayan tenido que ver las críticas que generaron sus comentarios las que originaron su cambio de opinión, pero al menos tuvo la sensibilidad política, como Presidente de la Comisión, de presentar al Congreso del Estado la iniciativa antes mencionada que permitió incorporar los restos de Elisa Acuña Rosseti a la Rotonda de los Hidalguenses Ilustres inaugurada el 16 de noviembre.

Los siguientes datos que transcribo sobre Elisa Acuña Rosseti fueron tomados del trabajo “Las huellas difusas de Elisa Acuña Rosseti : feminista, revolucionaria, periodista, maestra y misionera” elaborado por de Jonatan Gamboa, cabe aclarar que como misionera Gamboa se refiere a participación de Elisa Acuña como Jefa de la Sexta Misión Cultural, de 1927. Elisa Acuña Rosseti, “… a los trece años de edad, obtuvo el título de maestra y al poco tiempo se afilió al Club Liberal Ponciano Arriaga creado por Camilo Arriaga. Entabló relaciones con los hermanos Ricardo y Enrique Flores Magón y en 1901 participó en el Primer Congreso de Clubes Liberales.

Atacó al gobierno de Porfirio Díaz por medio de sus artículos periodísticos publicados en el Excélsior del estado de Veracruz. En 1903 formó parte de la mesa directiva del Club Liberal Mexicano junto a Juana Belén Gutiérrez de Mendoza y a María del Refugio Vélez, entre muchos otros, esta agrupación trató de reorganizar el Club Liberal Ponciano Arriaga que había sido reprimido un año antes por las autoridades porfiristas en San Luis Potosí, y el 23 de febrero firmó el manifiesto expedido por Arriaga en la ciudad de México. Se adhirió al Club Antirreeleccionista Redención y colaboró redactando artículos para el órgano de difusión de la misma organización.

En 1904 fue recluida en la cárcel Belén junto a Juana Gutiérrez. Ellas, junto a Dolores Jiménez y Muro, fundaron el grupo “Hijas de Cuauhtémoc” que combinaba las demandas de igualdad y cambios políticos. Ya libres, Gutiérrez y Acuña se dedicaron a redactar el periódico Fiat Lux, de tendencia socialista y, estando en el destierro en San Antonio Texas, reanudaron la edición del periódico Vesper, editado por la misma Juana Gutiérrez desde 1901, que había iniciando sus publicaciones en Guanajuato y que con diversas interrupciones en su publicación, se mantuvo hasta 1935 […]. Elisa formó parte del comité directivo del Partido Liberal Mexicano. En 1908, en la Ciudad de México fundó la organización Socialismo Mexicano y continuó editando el Fiat Lux, que a partir de ese momento se convirtió en el órgano de difusión de la Sociedad Mutualista de Mujeres.

…Participó en la organización de la Gran Convención Nacional realizada en el Tívoli del Eliseo en abril de 1910, misma que apoyó la candidatura de Francisco I. Madero a la presidencia. Ese mismo año, fundó el periódico La Guillotina, tal como se lo había anunciado antes a Madero, y entre 1911 y 1912 colaboró en el Nueva Era. En algún punto entre esos años, seguramente sobrevino un rompimiento de Ricardo Flores Magón con Juana Gutiérrez y Elisa Acuña, pues en sus escritos, los comentarios sobre ellas primero son laudatorios y después se puede notar un tono distanciado y hasta crítico…

Sumadas, como estaban a la campaña antireeleccionista de Madero, y para respaldar a Zapata, Gutiérrez, Acuña y Jiménez, entre otras mujeres, formaron la organización “Amigas del Pueblo”, que demandaba el voto femenino al presidente provisional Francisco León de la Barra y organizaron, en junio de 1911, una manifestación en la colonia Santa Julia por esa demanda, manifestación que fue reprimida con un saldo de 9 muertos. Por la causa del zapatismo en 1914, Elisa colaboró repartiendo propaganda antihuertista en el estado de Puebla, por lo que fue perseguida y también ayudó como enlace entre zapatistas y carrancistas. Editó, nuevamente junto a Juana Gutiérrez, en 1914, el periódico La Reforma, que fue el primero en reivindicar la causa de los pueblos indios…”

Concluida la Revolución militó dentro del Consejo Feminista Mexicano y en la Liga Panamericana de Mujeres. A partir de 1920 trabajó en Departamento de Prensa de la Biblioteca Nacional que en 1932 se transformó en la actual Hemeroteca Nacional. Como arriba se menciona en 1927 fue Jefa de la Sexta Misión Cultural que estableció 7 institutos sociales en los estados de Zacatecas, Aguascalientes y San Luis Potosí. Hay que recordar que la primera Misión Cultural se realizó en Zacualtipán, Hidalgo, en octubre de 1923.

Elisa Acuña y Rossetti murió en la ciudad de México el martes 12 de noviembre de 1946.

Comments

Comentarios

You may also like