Impone Oportunidades apoyo con tarjeta bancaria en zonas indígenas donde no hay bancos

Mujeres indígenas beneficiarias del programa Oportunidades de la Huasteca hidalguense manifestaron su descontento por la forma de pago que pretenden imponerles a través de una tarjeta bancaria, como en el municipio de Jaltocán donde no existen sucursales de ningún banco o cajeros automáticos, además de imponer un checador de asistencia que no reconoce las huellas dactilares.

Jaltocán, zona eminentemente rural. Foto: Especial

Jaltocán, Hidalgo, México (DESDE ABAJO / News Hidalgo).- Mujeres indígenas beneficiarias del programa de Desarrollo Humano “Oportunidades” en este municipio de la región Huasteca, manifestaron su descontento por la forma de pago que pretenden imponerles a través de una tarjeta bancaria, en esta localidad donde, de hecho, no existen sucursales de ningún banco, además de imponer un checador de asistencia que no reconoce las huellas dactilares de las beneficiarias.

Las mujeres que para la ocasión de recibir el apoyo, según el programa implementado por la Secretaría de Desarrollo Social federal, asistieron en el Barrio Toltitla para hacer efectiva este tipo se mostraron inconformes, además, por la tardanza que significa acudir a recibir el beneficio, sobre las nuevas condiciones impuestas por los funcionarios.

Denunciaron que les era más fácil corresponder a este tipo de beneficios, pues el pago del apoyo se realizaba de forma directa; ahora, mediante la implementación de una tarjeta bancaria, la recepción del mismo se dificulta, principalmente porque no existen bancos en el municipio donde retirar dinero vía cajero automático, y porque, para hacerlo, deberán trasladarse hacia el norte, a la ciudad de Huejutla, la de más desarrollo en esta región Huasteca.

“Es la misma cantaleta de antes”, denunciaron las mujeres beneficiarias pues el programa Oportunidades, pues con la imposición de tarjeta bancaria y el checador automático, las autoridades demuestran insensibilidad a las condiciones rurales y de género que padecen las denunciantes, al vivir en una población rural que les imposibilita el uso de dichos sistemas y trasladarse a otro municipio para adquirir el apoyo económico, significa sacrificar tiempo y espacio dedicados a sus jornadas como trabajadoras, madres y jefas de familia.

Además, los servidores públicos implementaron el uso de un checador automático y sobre el cual, añadieron, “ha sido más tardado ante el nulo reconocimiento de las huellas dactilares en la maquina registradora”.

Debido al conflicto, las mujeres exigieron al Ayuntamiento de Jaltocán la eliminación de la tarjeta bancaria y el checador automático “que en nada sirven con la población rural”.

*Con información de Juan Hernández Hernández

Comments

Comentarios

You may also like