La SCJN deberá fallar a favor de Alfredo Rivera y evitar así la persecución oficial al periodismo

A 24 horas de que se resuelva por la Primera Sala de la SCJN el caso de Alfredo Rivera, periodista sometido a un juicio de seis años y nueve meses por escribir el libro: “La Sosa Nostra, gobierno y porrismo coludidos en Hidalgo. Si se niega el amparo el autor de un libro, que da cuenta de la historia de la UAEH, será sancionado con una sanción económica que pone en riesgo su patrimonio

Alfredo Rivera Flores. Foto: Milenio

Pachuca, Hidalgo (DESDE ABAJO).- Este 4 de mayo la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), tiene la oportunidad de frenar el uso institucional de las vía jurisdiccional como mecanismo para amedrentar el ejercicio de la libertad de prensa, al resolver en definitiva el recurso de revisión 1057/2010 del caso Gerardo Sosa Castelán Vs. Alfredo Rivera Flores, Miguel Ángel Granados Chapa y otros. Quienes participaron en la elaboración del libro fueron absueltos. El periodista Rivera fue condenado hasta por lo que no hizo (publicar y distribuir la obra) y el debate se centrará en la sanción que procede.

En un comunicado expuesto por la defensa de Rivera Flores, se señala que las resoluciones de los jueces se podrían convertir en el castigo a la libertad de expresión por la omisión, ignorancia o, en el peor de los casos, corrupción de quienes no logran armonizar la protección del derecho al honor y el derecho a saber sobre cuestiones de interés público.

“Está riesgo una sociedad que aspira a ser democrática cuando se persigue judicialmente a quienes haciendo un uso responsable de su libertad de expresión realizan investigaciones de interés público para escrutar a personas que ejercen recursos públicos”.

Si se niega el amparo el autor de un libro –señala-, que da cuenta de la historia de la Universidad Autónoma de Hidalgo a través de sus autores, será sancionado bajo el artículo 1916 del Código Civil que para estos casos ya no es vigente desde 2006 y quedará a la discreción del Juez que lo condenó para fijar una sanción económica que pone en riesgo su patrimonio; en cambio, si se concede el amparo, aunque no se logra la absolución se equilibra la responsabilidad patrimonial.

Cerca de cumplir siete años, un juicio que no debió pasar de tres, se evidencia la manera más sutil del ataque a la libertad de prensa: mantener permanentemente demandado al periodista como mecanismos eficaz de inhibición y precedente perverso de advertencia a quienes se atreven a realizar periodismo de investigación.

“En el Día Internacional de la Libertad de Prensa no olvidemos la otra violencia al periodismo: La persecución judicial”

Comments

Comentarios

You may also like