La protesta social en 2011

Ante cambios inciertos y caóticos en el mundo y de los que México no escapa, en 2011 dentro del corazón de Europa, Estados Unidos y Oriente Medio surgieron manifestaciones populares que apuntan a poner en tensión las decisiones del poder global. En Latinoamérica destacaron las movilizaciones en defensa de la educación pública en Chile, Dominicana y en Colombia.

Con la crisis económica de Grecia se empezaron a tambalear las finanzas de Europa y Estados Unidos (EUA), rápidamente trastocó las plazas de las principales ciudades de España en demanda de oportunidades y empleo. Principalmente en Madrid y en Barcelona surgió el “movimiento de indignados” que duró meses.

Pero fue en la emblemática calle de Wall Street, en el corazón del poderoso centro financiero de Nueva York, donde los jóvenes y estudiantes se plantaron para señalar que quienes gobiernan al mundo son menos del 1{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd}, y que mantienen su poder sobre la gran mayoría de la sociedad, es decir el 99{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd}, está idea cargada de fuerza dio la vuelta al mundo y permeó en los sindicatos y centrales obreras de Norteamérica.

En las redes sociales y en las universidades norteamericanas fue sumando adeptos. El 15 de octubre se produjo una movilización global inusitada, en más de 150 ciudades de 45 países se produjeron protestas en contra de la cruda avaricia y temeridad con que se gobierna el sistema financiero y destruye nuestras economías. Se están perdiendo nuestros trabajos, casas y ahorros, y aun así los políticos continúan derrochando dinero público para mantener a flote a los bancos, los cuales continúan especulando y repartiéndose suculentas bonificaciones.

El 1{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} se sigue saliendo con la suya cada día; y lo hacen gastando fortunas en lobbies, a través de contactos con políticos, retirados y en activo, que se mueven entre gobiernos y grupos financieros como Pedro por su casa, y utilizando a los medios de comunicación para difundir amenazas y miedo.

En México no fue la crisis económica ni la falta de oportunidades y de empleo. La indignación se produjo por la crisis de inseguridad pública y de violencia social que ha impactado el tejido social (instituciones y las estructuras de la familia) y que las ha puesto al punto del colapso.

A raíz de un evento familiar, por el crimen de su hijo, el poeta Javier Sicilia articuló la alianza de fuerzas a favor de detener la violencia y poner atención en propuestas de corto, mediano y largo plazo que sería alternativa a la estrategia de militarización.

Desde abril de 2011 las voces de la sociedad se fueron incrementando en demanda al poder público federal que cambie su política de seguridad pública en México, en un clamor de varios sectores de mexicanos que levantaron el grito de “No más violencia” y de “No más sangre”. Con sendas caravanas “Al Norte y al Sur” se constituyó el “Movimiento por la paz con justicia y dignidad” que ha sido el interlocutor de la sociedad mexicana.

Frente al contexto de violencia lanza el 10 de junio el “Pacto ciudadano por la paz con justicia y dignidad”, una verdadera plataforma alternativa, con el propósito de que víctimas y ciudadanos impulsen acciones estratégicas y programáticas que propicien mejores condiciones de denuncia, resistencia y procuración de justicia, así como la transformación de los actuales conceptos, modelos y estrategias militaristas dominantes, en la actual política de seguridad.

Después de dos reuniones de “dialogo” con el gobierno federal, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad centró sus protestas el 31 de octubre, para homenajear a las personas que han muerto víctimas de la violencia, acto que tuvo réplicas en varias ciudades de México y del mundo. La manifestación pública de protesta pacífica se pensó fuera una auténtica protesta de ‘indignados’ en el país.

Los augurios de la economía para 2012, el balance que se hará con motivo de la campaña electoral y elecciones del próximo julio, serán puestas a prueba con la precedentes protestas generadas por redes sociales, por jóvenes y estudiantes que demandan más oportunidades y acceso a la participación real, sin demagogias.

Comments

Comentarios

You may also like