Doce datos para considerar la maternidad en Proigualdad

Un tema que seguro atraviesa al menos cinco de los seis ejes que regirán el Proigualdad brilló por su ausencia en el en el foro de consulta denominado “Mujeres trabajando juntas por la transformación de México”. Se trata de una experiencia que continúa teniendo lugar en la vida de muchas mujeres desde tiempos inmemoriales y que quizá de tan visible (al menos superficialmente) ya no parece requerir atención. Ok, ya, va sin más preámbulo: me refiero a la maternidad.

Ubicándome especialmente en Hidalgo, quisiera brindar 12 datos para considerar la maternidad al construir el Programa Nacional por la Igualdad entre Mujeres y Hombres (Proigualdad) 2019-2024 o para que, por lo menos, se retome en la agenda feminista local o en las políticas públicas implementadas por Gobierno del Estado.

1.Durante el cuarto trimestre de 2017, en Hidalgo, 187,140 mujeres tenían de uno a dos hijos(as); 148,665, de tres a cinco; 27,028 de seis o más, y el resto, 103, 530, no contaba con descendencia.

2. De diciembre de 2012 a octubre de 2017, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo recibió 133 quejas por violencia obstétrica.

3. Según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), hasta 2017, en Hidalgo, 77.8% de las mujeres trabajadoras de 15 años y más, tienen hijos(as).

4. Durante el cuarto trimestre de 2017, en Hidalgo se contabilizaron otras 508,911 mujeres con descendencia que no desempeñaron ninguna actividad económica.

5. Al cierre de 2018, había 20.2 millones de mujeres trabajando de manera remunerada en México, de las cuales 14.9 millones (74%) son madres.

6. Según El Universal, las mujeres trabajadoras, una vez que son madres, se ven en la necesidad de negociar la flexibilización de su horario de empleo para atender a su hijo(a), lo que en muchas ocasiones implica un ajuste de sueldo en sus puestos.

7. Tras convertirse en madres, algunas mujeres se ven obligadas a cambiar de plaza laboral de tiempo completo a uno de medio tiempo y con una menor percepción.

8. En México, las madres trabajadoras obtienen en promedio $27.5 la hora; casadas y sin descendencia, $33.2

9. El ingreso por hora trabajada de 7 millones de mujeres casadas y con hijos(as) asciende a 27.5 pesos, cifra 17.4% inferior a los 33.2 pesos que ganan las mujeres casadas sin hijos(as) y 3.9% menor a los 28.6 pesos que gana como media un hombre casado.

10. De acuerdo con un estudio realizado por la Escuela de Negocios de la Universidad de Navarra, España, 57% de las mujeres a escala  mundial afirman que han renunciado a un trabajo por ser incompatible con la maternidad.

11. Según el mismo estudio mencionado anteriormente 53% señala que ser madre le ha impedido una mayor proyección profesional, mientras que 46% tiene que trabajar más duro para demostrar su valía o profesionalismo en el ámbito donde se desempeña siendo mamá.

12. Según INEGI (2015), las mujeres en Hidalgo dedican 48.36 horas a la semana al cuidado de los(as) menores; los varones dedican 22.95, resultando una brecha de 25.41 horas.

En pocas palabras, somos muchas las mujeres con descendencia maternando en un terreno hostil, viviendo la maternidad como el umbral que lleva a las renuncias y a una mayor desigualdad en comparación con los hombres (con descendencia y sin ella) y con mujeres sin hijos(as).

Cabe mencionar que no existen datos desagregados acerca de la suficiencia, insuficiencia o satisfacción de las madres con la duración de las licencias por maternidad o del tiempo otorgado para lactar; tampoco hay datos acerca de si los esquemas de trabajo tradicionales favorecen la conciliación ni se sabe si se está incentivando a los padres para que sean corresponsables. No sabemos de discriminación hacia las mujeres por ser madres ni del estado de las niñas y niños que, cada vez más a la ligera, son separados de ellas a edades cada vez más tempranas, etcétera.

Por ahora sólo quisiera decir: Inmujeres, míranos, las madres somos sujetos políticos y estamos aquí, desempeñando quizá uno de los puestos de verdadera responsabilidad –que no de prestigio- en la sociedad, y merecemos hacerlo plena y dignamente.

Mujeres con descendencia o próximas a tenerla: participemos en la consulta ciudadana a través de esta liga http://consulta.inmujeres.gob.mx/

Comments

Comentarios

You may also like

0 comments