AFUERA del MURO de FACEBOOK

“…and when they’ve given you their all
some stagger and fall,
after all its not easy
banging your heart
against some mad buggers wall.”

«…Y cuando te han dado todo lo suyo
Algunos se tambalean y caen
Después de todo, no es fácil
Golpearse el corazón
contra el Muro de algún idiota loco.»

Roger Waters. Pink Floyd. “Outside the wall”

The Wall de Roger Waters con Pink Floyd crea la distopia interna, el derrumbe de un ser humano frente a un sistema que busca la asfixia, la autodestrucción inducida por la frustración y, finalmente, la muerte social por incomprensión y aislamiento.

Pink es la materia aparentemente más suave, imposible de funcionar como un ladrillo cuadrado y anónimo, es visto desde lo social como frágil y furiosamente delicado, al grado de perder la cordura ante la falta de fortaleza para vivir en el mundo de la ordenada y silenciosa mecánica de normalidad.

Solo al final de la fábula, desde la expulsión y el destierro, Pink se redime en su propia fortaleza afuera de la pared, como infancia que se manifiesta como esa roca que jamás podrá ser transformada en ladrillo simétrico necesario para el muro.

Por más que la golpees, la piedra resistirá, tendrá que ser expulsada por ser inútil para el orden, para ese muro, por no ser Otro Ladrillo En La Pared.

Comprendí la metáfora de Waters en la antesala del 30 de abril, Día de las Infancias, cuando comencé a denunciar páginas de pederastas autodenominados MAP o Minor Attracted Person, y de grupos fascistas de extrema derecha TERF que atentan contra infancias Travestis, Transgénero y transexuales y que proliferan con los mismos argumentos en Facebook, aprovechando el confinamiento de niñas y niños en sus hogares por la cuarentena mundial del Coronavirus.

La respuesta de Facebook fue el bloqueo sistemático de los perfiles de todas aquellas feministas que denunciamos tanto las paginas MAP y grupos TERFs que promueven la violencia sexual y política hacia las infancias, y que para la red social No Viola Las Normas Comunitarias.

Pero el proteccionismo de Facebook a grupos pederastas –que a su vez cobijan a grupos Terfs que se oponen a los derechos de las personas TTTrans, y en especial de las infancias–, demuestra hasta donde un monopolio capitalista, neoliberal y profundamente patriarcal intenta esculpir, domesticar, controlar y castigar a aquellas mentes y vidas que, como rocas fuertes, nos negamos a ser esculpidas como cuadrados y simétricos ladrillos de la pared.

Apilados ordenadamente, los ladrillos del muro envejecen satisfechos y falsamente seguros, uno sobre otro, juntos tan pegados que no se pueden mover. Unidos por el cemento de la responsabilidad social de un orden moral de fascismo extremoderechista que educa contra los cuerpos de las mujeres y de las infancias, censurando pavlovianamente con bloqueos a un pezón femenino, pero fomentando imágenes sexualizadas de mujeres y niñas en dibujos de pornografía japonesa Hentai en páginas MAPederastas y cosificación genitalista Terf.

Afuera de la pared del Facebook machista, genitalista, pederasta y Terfo también hay otros espacios de alternativos de resistencia y rebeldía. Están otras redes sociales competencia de Facebook, como Tumblr que permite la creación de microblogs. En esta red social me encuentro como Catlady Davenport y Tiempo de Leonas.

También se encuentra Vero App, una red social experimental que fue considerada la amenaza más fuerte contra Facebook en 2018, cuando miles de personas desertaron de FB por la venta de datos de usuarias y usuarios en el escandalo de Cambridge Analítica. En esta red estoy como @gloriadavenport

Asimismo, he emigrado de Whatsapp, que pertenece a Facebook, para trabajar con la mensajería virtual de Telegram

Algunas de las activistas y feministas que hemos enfrentado los bloqueos de Facebook, hemos decidido que mantendremos los perfiles solo como vehículos difusores de memes, mientras que nuestro activismo critico se desarrollara en espacios alternativos paralelos a facebook y sin control de este, como Tumblr, Vero, Telegram, Twitter y YouTube. Albert Einstein nunca pensó que habría un belicismo más allá del armamento corporal, al decir que la cuarta guerra mundial seria con palos y rocas. Quizás se equivocó.

Comments

Comentarios

You may also like