Un DESEO POSIBLE para este 2021

La amarga experiencia del 2020 trae el deseo de un año nuevo mejor. Por la pandemia, en efecto, pero también por la devastadora crisis económica que arrojó a millones de personas a una espiral de angustia. Por eso esperamos un mínimo de estabilidad para estos doce meses que comienzan. Que los gobiernos garanticen el derecho de las personas al desarrollo y la sociedad sea conciente del gran poder que tiene en sus manos. Sí, una vez más hay que apostarle a la capacidad organizativa de las personas. No es una utopía. Hay que fincar esperanzas en la economía local y en la protección comunitaria, calle por calle, barrio por barrio, si es que el Estado no quiere o no puede asumir su humana responsabilidad. De nuevo, la salida a la crisis ha de construirse desde abajo. Entre dos, entre cinco, entre cientos o millones. Tomar la salud y el trabajo, que son el futuro mismo, con nuestras propias manos. Ese es mi deseo para este 2021.

Comments

Comentarios

You may also like