tuzoofari leon

Un león devorando a su cría en TUZOOFARI exhibe un ICEBERG DE PREGUNTAS sobre al MANEJO de ese lugar


Un león devora a su cría frente a la hembra que lo parió, mientras un grupo de visitantes lo graban todo sin salir del asombro. Ocurrió en Tuzoofari, un zoológico ubicado en el municipio de Epazoyucan, a poco más de 20 kilómetros al suroeste de Pachuca, capital de Hidalgo.

El lugar abrió con el apoyo del Gobierno de Hidalgo en 2009 y ha estado bajo administración privada desde entonces. En un tiempo lo controló el club de fútbol Pachuca. El caso ocurrido en el fin de semana de Navidad, desata serios CUESTIONAMIENTOS sobre los protocolos de protección animal y la ética con la cual está gerenciado el sitio

Según Erika Ortigoza Vázquez, exsecretaria de Medio Ambiente de Pachuca y presidenta de Fundación Invictus, las instituciones zoológicas serías no permitirían que algo así ocurriera pues tendrían conocimiento de la biología, la conducta de la especie y el marco jurídico que les protegen. La leona debería estar aislada en un lugar seguro para ella y su cría; sin embargo, estuvo en exhibición, sin aparente cuidado humano, a merced de lo que el león macho hizo. «Un cuarto de noche o área de maternidad con circuito cerrado para el correcto monitoreo de la hembra y la cría son obligados», comentó la experta.

tuzoofari leon

En efecto, esta es la naturaleza de estos felinos; pero la responsabilidad recae en Tuzoofari por «no cumplir mínimas medidas de seguridad para los ejemplares de vida silvestre que están bajo cuidado humano».

Así, saltan preguntas sobre si Tuzoofari cumple con medidas de bioseguridad; si atienden protocolos de trato digno y respetuoso a los animales para asegurar la vida de crías y adultos; y, sobre todo, si atienden los cinco dominios del bienestar animal: nutrición, ambiente, salud, comportamiento y estado mental. Y a todo esto: ¿Dónde están y qué harán las autoridades ambientales responsables?

Comments

Comentarios


You may also like