Omar Fayad Meneses mantiene autoridad en Hidalgo

COSAS IMPORTANTES quedan por ocurrir


PACHUCA — Mientras las portadas de los periódicos se concentran en las novedades electorales, un detalle está pasando de largo entre la prensa y es que Omar Fayad Meneses sigue al frente del Gobierno de Hidalgo. Y no, esta no es una obviedad. Tal recalcado implica que el gobernador continúa sosteniendo los hilos políticos del Estado y que obviarlo sería un craso error.

Fayad Meneses ha demostrado ser un gobernador con un instinto político desarrollado. Alguien podría afirmar que lo mismo fueron sus antecesores, pero no; a ninguno de ellos, ni al más poderoso, le tocó lidiar con el contexto de esta era: pandemia, un presidente histórico, un Congreso en oposición, baja de recursos, tragedias, desastres naturales y, por su fuera poco, conspiraciones desde una fracción de su Partido. Aún así, se las arregló para llegar al último año de su mandato con una aprobación que flota alrededor del sesenta por ciento; números que implican un reto para quien lo suceda.

Te interesaría leer: Hipocresía de priístas

De modo que nadie podría, ni debería, subestimar a un gobernador que mantiene los positivos necesarios para volver a ganar una elección, aún con el desgaste natural del sexenio. Considerar que Omar Fayad está debilitado sólo por transitar en el ocaso de su administración, comete un error de novato. Aún más, la andanada del Comité Ejecutivo Nacional priísta en su contra y la necesidad de imponer una candidatura por un Partido distinto al PRI que en Hidalgo se mantiene fiel a su jefe político, es una muestra de su presencia ineludible.

Sí es cierto que las candidaturas están distrayendo al ojo público. Pero son eso: aspiraciones; y en política, nada puede darse por hecho hasta que no caiga el peso del tiempo. Quienes aspiran a la gubernatura, por ahora, sólo pueden construir con cucharadas de saliva. El cemento, lo que edifica, el poder, continúa en manos de Omar Fayad. Y luego de la tormenta de fin de año que azotó a su Partido, queda en el aire la sensación de que le quedan cosas importantes por manifestar. Lo veremos en las semanas que vienen.

Comments

Comentarios


You may also like