DESDEÑAR al PRI sería un error


PACHUCA — A pesar de las dificultades vividas durante la pugna por la candidatura al gobierno de Hidalgo, el PRI estatal se ha unido a la propuesta de Carolina Viggiano Austria sin menoscabo. Y mucho, mucho, de esto se debe a la convicción del presidente tricolor, Julio Valera Piedras.

Valera Piedras construyó para Carolina Viggiano puentes con todos los liderazgos priístas. Fue preciso y oportuno pues los encuentros se propiciaron justo cuando las cosas eran álgidas; así, congenió a los que se oponían a la nominación de la secretaria general. El líder tricolor dio muestra entonces de puro talento político. Su fama de conciliador rindió sus frutos y obtuvo por ello el reconocimiento del círculo cercano de la candidata. Puede decirse que, de no ser por él, los destinos de la coalición aún serían inciertos.

Sin embargo, la coalición Va por Hidalgo arrancó su campaña mejor de lo que se esperaba apenas hace unos meses. Este mismo fin de semana, al iniciar la carrera por la gubernatura de Hidalgo, Valera Piedras aportó más pruebas de convicción. Aprovechando las ventajas de la tecnología, aglutinó a los ochenta y cuatro comités municipales priístas en una reunión de alto calado, la cual fraguó con una consigna: apoyar con todo la candidatura de Carolina Viggiano.

Hay que decirlo: no se levanta un Estado con fuerzas propias; hay que hacer acuerdos, hay que hacer equipo. En ello, Valera Piedras es un experto. De modo que la candidata debería acercar su oído al consejo de su líder de Partido en Hidalgo. Es un hombre inteligente, sincero y eficaz, como pocos en el aparato priísta. Si lo hace, si tiene tal actitud, su campaña será exitosa. Desdeñarlo, sería un error.

Comments

Comentarios


You may also like