24.9 C
Hidalgo
lunes, mayo 20, 2024

La lucha de las GALERÍAS INDEPENDIENTES en Pachuca: en mercados o pequeños locales

Uno de los tantos caminos que tiene una obra de arte, ya sea una pintura, una escultura, una obra de teatro y hasta una canción, es ser mostrada al público para que éste sea testigo del trabajo que las y los artistas hicieron durante el proceso de creación. En el caso de las artes plásticas, son muchas las personas que buscan que sus obras puedan ser vistas y, en el último de los casos, compradas.

Para quienes se encuentran en este camino del arte, resulta indispensable contar con espacios que puedan brindar una serie de condiciones que hagan que, no sólo la obra del artista se vea, sino que también, quien crea, tenga reconocimiento y alcance esa visibilidad deseada. Un plus que a veces es inexistente es la adquisición de obra.

Un conteo rápido realizado en internet de aquellos lugares en Hidalgo que ostentan el nombre de “galería”, se localizaron al menos 25; tres de ellas tienen la leyenda “cerrado temporalmente” y aunque son más los artistas que se unen para crear espacios y poder presentar su arte, todavía hay ciertas lagunas en algunos aspectos. Uno de ellos es la visibilidad, porque, si bien en el estado hay más de veinte galerías, muchas personas no lo saben.

“No hay público adecuado para comprar arte”

De acuerdo con el Instituto Vasco de Estadística, una galería de arte es un establecimiento abierto al público, cuya actividad principal es la exposición y el comercio de obras de arte, también se dedica al estímulo de la creación y la promoción del arte y de sus artistas ¿Cuántas de las galerías en Hidalgo cumplen esta función?

Es Valentina Aguado, artista plástica quien cuenta su experiencia exponiendo en galería, qué les hace falta a estos lugares y qué tan importantes son los proyectos que ofrecen un espacio para que más artistas exhiban su trabajo. Para la artista las galerías representan una oportunidad de ser vistos, pero faltan muchas de ellas en el estado.

“Somos muchos artistas y vienen muchos jóvenes. Entonces creo que los foros son pocos, en cuanto los espacios públicos; hay pocos y en cuanto a galerías, casi no hay en Pachuca, pero también hay que tomar en cuenta que no hay un público educado para comprar arte”.

La artista Valentina Aguado resalta que son pocos los espacios independientes en Pachuca para exponer. FOTO: Cortesía Mercado Gráfico 97.

A diferencia de los museos, las galerías deben de cumplir con la función de poder ofrecer arte a la venta, pero con poca audiencia dispuesta a invertir en arte, el reto más grande se vuelve formar públicos. “Los artistas tenemos esa responsabilidad no solo de crear, sino también de formar el público, de acercarnos a diferentes espacios”.

Hablando de diferentes espacios y a propósito del aniversario 97 del mercado Primero de Mayo, el grupo conocido como “Mercado Gráfico 97”, abrió un espacio poco usual para el arte, pero lleno de tradición y cultura.

Posiblemente, un primer concepto que se tiene cuando se piensa en un mercado, es un lugar donde podemos comprar cosas como verduras, carnes o hasta desayunar un domingo en la mañana, jamás se piensa en que estos lugares pueden alojar arte, pero este grupo puso entre los gritos de “Qué le damos güera” y el olor a pollo crudo un espacio para exhibir el trabajo de diversos artistas.

¿Una galería en el mercado?

Inspirados en la iniciativa que hizo el artista oaxaqueño César Villegas con “El Adoratorio”, un lugar en pleno mercado “20 de noviembre” de Oaxaca, el grupo “Mercado Gráfico 97” representado por Genaro Hernández y Artemisa Valtierra, con el apoyo de la mesa directiva del mercado Primero de Mayo, lograron acondicionar un espacio para el arte.

“Me atrevo a preguntarle (a César Villegas) que qué se necesitaba para llevar esa carpeta a Pachuca, sobre todo por el tema del mercado y reaperturar un espacio como ellos lo están haciendo en Oaxaca, Me facilita la carpeta y coincidió con el aniversario del mercado”, platica Genaro Hernández a Desde Abajo.

Sin embargo, no todo fue fácil para poder poner esta galería dentro del mercado y nuevamente, las y los artistas se enfrentan al poco interés de la gente del propio mercado. “Están muy renuentes a la existencia de esos espacios… la gente está enfocada a su trabajo… tampoco se trata de llegar a imponer en espacios que realmente no nos pertenece, sí es un espacio público, pero realmente son ellos los verdaderos dueños, porque ellos viven ahí”.

Mercado Gráfico 97 logra intervenir el popular mercado Primero de Mayo con obras de artistas independientes. FOTO: Cortesía Mercado Gráfico 97.

A pesar de alguna que otra negativa, lograron su cometido. La exposición que incluyó el trabajo de artistas gráficos oaxaqueños estuvo en el mercado de finales de mayo, hasta finales de junio. Ahora se enfocan en la siguiente exposición. El plan es que cada tres meses tengan a artistas tanto de la república, como de Hidalgo. Fue tal el impacto de lo que ha hecho el grupo que se han establecido vínculos hasta con el Festival Internacional de la Imagen (Fini) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

“Con esta primera piedra que se puso, se abrieron puertas para futuros proyectos, puedo mencionar el vínculo con el Festival Internacional de la Imagen (Fini) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), para que se vuelva sede del festival, ese es un logro genial para el mercado y le viene bastante bien, encaminado a su primero centenario eso está genial”, dijo Genaro.

Estudiantes de artes se organizan

Es cierto que los espacios son cada día más, pero siguen siendo insuficientes y los que están, hacen el trabajo de impulsar talentos con lo que tienen. En este tentativo número de galerías del estado, está una creada a partir de la iniciativa de jóvenes estudiantes del Instituto de Artes de la UAEH.

Se trata de Casa Estudio Colibrí, galería independiente ubicada en el pueblo mágico de Real del Monte. De acuerdo con su director, Josué González Garín, el lugar nació debido a la necesidad de espacios que los jóvenes recién egresados de las carreras de artes tenían para exponer su trabajo. La Casa Estudio Colibrí nació como un lugar de fácil acceso y práctico, con algunas de las características de una galería de renombre.

Galería Colib expone en el municipio de Mineral del Monte. FOTO: Cortesía

“Durante 6 años y medio como Grupo Cultural Colibrí, estuvimos organizando exposiciones itinerantes… nos dimos cuenta de que no había espacios; de hecho, en el Instituto de Artes escuchábamos mucho que no había para las exposiciones, entonces nosotros conformamos un grupo independiente, porque todos los gastos salen de nuestros bolsillos, no tenemos ningún apoyo gubernamental, funcionamos a través del trabajo colectivo, nuestro proyecto tiene que ver con lo social y lo cultural”, comenta.

La solvencia de la galería se debe a los eventos que el grupo realiza. A veces organizan eventos musicales o de teatro, todo para recabar fondos. Cuando se trata de exponer obras de arte, éstas siempre están a la venta, aunque no todas ya que hay algunas que les prestan; generalmente reúnen a personas con una carrera más avanzada con quienes apenas están empezando.

Las obras se venden y ellos cobran un 20 por ciento del total de la misma, con este dinero siguen manteniendo en funciones el espacio y además tienen la opción de poder rentar el espacio para cualquier otro artista que quiera hacer una exposición de manera independiente.

Estudiantes del Instituto de Artes de la UAEH se organizaron en una galería propia para intentar exponer y vender sus obras. FOTO: Cortesía.

Pero aún está el problema de no ver gente en las galerías y ya no se diga de que compren arte. Josué coincide en que a veces hay cosas que no funcionan para el público y que, en muchas ocasiones, depende en gran medida de lo que las galerías ofrecen a las audiencias.

“El contenido de las galerías; qué haces tú como galería para hacer que el público vaya, porque todo mundo lo quiere hacer por redes sociales, es lo de hoy, pero eso no es todo. A nosotros nos funciona mucho la publicidad de mano en mano. También es cómo generar ese interés en la gente es una conjunción en lo que hay adentro y cómo haces que entren a verlo”.

Aunque en muchas ocasiones se asocia la palabra «galería» con una cuestión de estatus y poder adquisitivo, la realidad es que el concepto ha cambiado a partir de la necesidad de las y los artistas para vivir de su arte y darse a conocer. Hoy en día, hay más iniciativas que buscan llevar este mismo arte ha diversos públicos. La lucha por mostrar su trabajo y ser reconocidos, continua.

Sandra Franco
Sandra Francohttp://www.desdeabajo.mx
Periodista, escritora y bloguera hidalguense. Por más de ocho años dedicada a difundir y escrudiñar el quehacer cultural y cinematográfico. Finalista del Salón de la Crítica en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF) en el 2022.

Related Articles

Últimas