Hidalgo: Nueva oportunidad para el desarrollo

por Pablo Vargas González / DESDE ABAJO

Se acaba un periodo de gobierno estatal pero se inicia otro. En la cultura política de los mexicanos, se albergan siempre altas expectativas en los nuevos gobernantes, inclusive se les dota de un bono de confianza, que no es un cheque en blanco. En Hidalgo, no es diferente, este 1º de abril es un momento clave en la historia política local y hay amplias expectativas en que haya una nueva visión del desarrollo que beneficie a los hidalguenses.

Sería poco serio desconocer que hay cambios en los últimos años. Sin embargo en el estudio de la gestión y gobierno se fijan indicadores en los que se pueden medir objetivamente el alcance de las decisiones y su incidencia en los problemas de la sociedad. No solo es una cuestión de datos duros sino también de percepciones, es decir de creencias y sentimientos de los gobernantes acerca de cómo actuaron los gobernantes.

El nuevo gobierno de Francisco Olvera Ruiz debe de trabajar para enfrentar asuntos que desafortunadamente no son nuevos, sino que forman parte de su historia. Una de las características generales de Hidalgo, en el año 2010, mostrada en el Censo de Poblacional del INEGI, es la condición de pobreza en que vive la mayoría de los 2 millones 664 mil 969 habitantes distribuidos en sus 84 municipios. Existen aquí los indicadores de bienestar social más bajos del país. El saldo negativo del desarrollo lo viven las mujeres, los niños, los ancianos y los indígenas. Las causas de la pobreza, tienen su origen en una arraigada estructura de explotación económica y de dominación que ha beneficiado a una minoría.

El estado de Hidalgo contiene de los índices de desarrollo humano (IDH) más bajos del país, correlativamente es uno de los cinco estados con mayor marginación, lo que representa que la mayoría de la población hidalguense padezca condiciones de exclusión, discriminación y acceso diferenciado al ejercicio de derechos fundamentales. En Hidalgo se encuentran 12 microregiones, catalogadas por INDESOL dentro de las que requieren una atención prioritaria al desarrollo social. Estas micro regiones albergan 43 de los 84 municipios de la entidad, lo que representa más del 50{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} de estos y que implican a la mayoría de los hidalguenses.

Las comunidades rurales en los municipios de las microregiones de Indesol no sólo padecen la incomunicación física y territorial sino que sufren impactos de la globalización de manera desventajosa, sin capital social, con fuerte emigración, analfabetismo y emigración que destroza los lazos comunitarios y descompone la historia y tradiciones comunitarias y familiares. A ello se agrega el desconocimiento de los derechos humanos fundamentales, la baja participación ciudadana y la casi nula inserción en la toma de decisiones políticas del la entidad.

El plan estatal de desarrollo debe de tener una nueva visión para la planeación y desarrollo en cinco aspectos que consideramos de particular trascendencia: a) planeación regional y metropolitana; b) planeación participativa y democrática; c) planeación y desarrollo en municipios rurales e indígenas; d) promoción del desarrollo económico local, y e) desarrollo sustentable en gobiernos locales.

El consenso y una visión de corto y largo plazo que tome en cuenta a las personas son imprescindibles. La planeación participativa y democrática es un ejercicio en el que participan organizaciones, instituciones y ciudadanos para revisar periódicamente la ruta para un gobierno eficaz, eficiente y con ascendente en la ciudadanía.

Sobre todo un cambio significativo en la nueva administración debe ser la relación entre gobierno y ciudadanos, y el gobernador y las organizaciones autónomas y civiles que permita el desarrollo de un gobierno moderno, abierto a las ideas innovadoras, con diversos canales de participación, generando políticas públicas de cambio para las personas y las miles de comunidades, fortaleciendo las instancias intermedias y garantizando los derechos ciudadanos. Solo así se entenderá una nueva voluntad de gobierno.

Comments

Comentarios

You may also like