Respeto y ejercicio pleno de derechos, demandan feministas en el Día por la Salud de las Mujeres

Hoy, “Día Internacional de Acción por la salud de las mujeres”, las organizaciones feministas y personas que integramos el Pacto por la Vida, la Libertad y los Derechos de las Mujeres en el estado de Hidalgo nos sumamos a la exigencia del Pacto Nacional y demandamos que el Estado mexicano y el gobierno estatal:Garantice nuestro derecho a la salud.

COMUNICADO DE PRENSA

PACTO POR LA VIDA, LA LIBERTAD Y LOS DERECHOS DE LAS MUJERES EN HIDALGO

El derecho de las mujeres a gozar de salud integral a lo largo de todo su ciclo vital, es un derecho humano universal consagrado por el sistema internacional de derechos humanos. En nuestro país el artículo 4° constitucional garantiza este derecho, al igual que en el artículo 8° de nuestra Constitución local.

La salud integral, por su parte, no es un hecho meramente biológico, sino que responde más bien a factores biopsicosociales, y depende del lugar que las mujeres ocupan en la sociedad (determinantes sociales de la salud), de su capacidad de acceder a los recursos materiales y simbólicos para vivir una vida digna, con igualdad de oportunidades, exenta de violencias. Una vida en la cual la sexualidad y la reproducción se ejerzan desde la autonomía y la libertad.

Hoy esto no ocurre para millones de mujeres, en especial para las más pobres y las más jóvenes, para mujeres que aman a otras mujeres, para quienes son inmigrantes o desplazadas, para aquellas que habitan zonas rurales o urbano marginales, para mujeres de distintas razas o etnias, para quienes tienen capacidades diferentes, entre otras condiciones. Para ellas, el cruce de discriminaciones, violencias y exclusiones las aleja cada día del goce de los derechos humanos consagrados, en especial, del derecho a la salud integral y los derechos sexuales y reproductivos.

En 1987, la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, RSMLAC, hizo la propuesta de instaurar un día de acción global a favor de la salud de las mujeres, y en 1988 se conmemoró el primer 28 de Mayo con el lanzamiento de la Campaña para la Prevención de la Morbilidad y Mortalidad Materna, coordinada por la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos, RMMDR, y la Red de Salud. Las muertes a causa de la gestación eran y continúan siendo uno de los indicadores más dramáticos de la inequidad en salud, en tanto afectan abrumadoramente a mujeres de los países más pobres para quienes ser madres a menudo es un riesgo de vida.

En nuestro país las necesidades de salud pública -de la población en general y de las mujeres en particular- han sido atendidas sólo parcialmente por el Estado y sus instituciones. La incapacidad histórica del Estado para responder con eficacia, ofrecer prevención y control de enfermedades para brindar atención y garantizar la salud de la población, ha impedido alcanzar el más elevado nivel de salud física, mental y social, definidos por la Organización Mundial de la Salud y con los que México está obligado.

Existen importantes desigualdades en el ejercicio del derecho a la salud, en el acceso a servicios de atención y en la libertad para decidir sobre la reproducción y la libre maternidad. Mientras en el Distrito Federal se ha fortalecido al sistema de salud pública con leyes, modelos y protocolos de atención para mejorar la salud de las mujeres, en varias entidades federativas, por el contrario, hay retrocesos. A consecuencia de las reformas constitucionales -para reconocer la vida desde el momento de la concepción- aprobadas en 17 congresos estatales, ha aumentado la persecución, la criminalización y el encarcelamiento de mujeres; así lo demuestran los casos documentados de aquellas que atraviesan procesos penales por aborto aunque este haya sido involuntario; como si no fueran suficientes los riesgos a la salud y la vida a que se exponen quienes interrumpen un embarazo en la clandestinidad.

Para las mujeres que abortan lo más grave es que al acudir en busca de atención médica, lejos de ser atendidas, lo que encuentran es discriminación, falta de sensibilidad y acusaciones, pues son los propios médicos quienes las están denunciando y enviando a prisión.

Por eso, hoy “Día Internacional de Acción por la salud de las mujeres”, las organizaciones feministas y personas que integramos el Pacto por la Vida, la Libertad y los Derechos de las Mujeres en el estado de Hidalgo nos sumamos a la exigencia del Pacto Nacional y demandamos que el Estado mexicano y el gobierno estatal:

• Garanticen nuestro derecho a la salud.

• Respeten nuestro derecho a decidir libremente sobre reproducción y maternidad.

• Que los hospitales del Sistema Nacional de Salud otorguen servicios de interrupción legal del embarazo, en todos los casos previstos por la ley y presten servicios integrales de atención médica para el aborto y sus secuelas.

• Respeten el carácter laico del Estado y no permitan que ninguna iglesia tenga el poder de imponer sus valores al conjunto de la ciudadanía.

¡Libertad a las mujeres presas por aborto en México!

¡Despenalización del aborto en todo el país!

¡NI CÁRCEL, NI MUERTE A MUJERES POR ABORTAR!

POR EL PACTO POR LA VIDA, LA LIBERTAD Y LOS DERECHOS DE LAS MUJERES EN HIDALGO

ASOCIACIÓN MEXICANA DE MUJERES ORGANIZADAS EN RED-HIDALGO, AMMOR-HIDALGO, COLECTIVA FEMINISTA HIDALGUENSE, A.C., COFEMHI, CONSTITUYENTE FEMINISTA DE HIDALGO, RED POR LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS EN MÉXICO, A.C.-HIDALGO, DDESER-HIDALGO, JOVENES CON VOZ CIUDADAN@S CON ROSTRO.

Comments

Comentarios

You may also like