El cine esencial del 2019

Como cada año, presentamos lo que consideramos el cine esencial que vimos durante 2019, tanto en la cartelera mexicana, plataformas digitales, y en foros alternativos e independientes.

La evolución de la industria  del séptimo arte (para bien, creemos) ha llevado a la consolidación de las plataformas digitales como nuevo paradigma de distribución, y la libertad creativa que éstas permiten ha logrado que la línea que divide al cine comercial del independiente haya sido prácticamente eliminada: el cambio ha generado que el cine “de autor” tenga capacidad de alcanzar audiencias masivas; mientras que grandes estudios comiencen a apostar por una diversificación artística y mayor profundidad del mensaje en el cine de entretenimiento.

Así que, a partir de este año, tenemos un cambio significativo: en vez de nuestras tradicionales dos listas, de Blockbuster / grandes audiencias, y de autor / independiente, ahora tenemos una sola lista de todo el cine esencial del año…

Cabe señalar que seguiremos manteniendo nuestra diferenciación en el análisis: NO utilizamos los mismos cánones para evaluar propuestas de mero entretenimiento contra aquellas que buscan un enfoque más crítico, artístico o ideológico… Por ende, el puesto de cada filme obedecerá simplemente a nuestra preferencia… por lo que no nos clavemos mucho en el orden del top: ya sea por sus fines artísticos o de entretenimiento, en esta lista encontrarán grandes recomendaciones.

Además, como anexo, mantenemos nuestras recomendaciones generales de algunas series de Televisión que pudimos ver en el año.

Como siempre las dos aclaraciones anuales:

  • Este texto está libre de Spoilers, pero NO respondemos por los videos, ni comentarios en los mismos, que acompañan la descripción de cada película.
  • Y, debido al caos absoluto de las fechas de estreno a nivel mundial, van a encontrar aquí películas de 2019 y 2018 más algunas que apenas llegarán a México en los primeros meses de 2020; por lo que también los invitamos a leer nuestro post de “El cine esencial de 2018”, donde encontrarán recomendaciones de algunas otras películas que tal vez leerán en otras listas.

Y también, como cada año, ¡gracias por leer esto!

20. Esto No es Berlin
Hari Sama | México

Entrañable retrato juvenil / Coming of Age de un adolescente que, por amor, descubre la escena Dark musical y artística en el México de los ochenta, además de ser una historia contada de manera muy entretenida, cuyo mayor valor es hacerlo sin apasionamientos, sin moralismos y de una manera divertida, realista y conmovedora… con todo y algunos detalles en su ritmo, (y aunque confieso, me faltó ver mucho cine nacional), esto fue lo mejor que vi este año del cine mexicano.

19. Skin
Guy Nattiv | Estados Unidos

Pasando casi desapercibida, Skin es una biopic basada en la historia de un Skinhead norteamericano, todas las motivaciones detrás de sus ideales fascistas y su búsqueda de cariño que lo llevó a los extremos, pero cuyo descubrimiento de otro tipo de amor, lo hace comenzar a cuestionar sus propios principios… Dramática, cruda por momentos, pero con un mensaje fundamental para el presente: la necesidad y motivación de cuestionar tu vida y valores como siempre los has entendido.

18. Triple Frontier
J.C. Chandor | Estados Unidos

Un filme casi desapercibido entre los grandes títulos On Demand,  pero, a la mitad del año, Netflix lanzó un filme que puso a la plataforma en lo más alto del cine de acción con una de las  mejores obras del género este 2019: ex soldados venidos a menos, y cuasi sicarios, cuyas vidas en problemas económicos o en mero sinsentido, los hace aceptar un peligroso trabajo en Brasil… es una agobiante y angustiosa Road Movie a través del continente… aunque no puede evitar del todo los clásicos estereotipos “gringos” sobre Sudamérica, en general Triple Frontier es una de las mejores películas que ofreció Netflix en este 2019 y un producto de acción formidable.

17. Monos
Alejandro Landes | Colombia

Entre el homenaje y adaptación a obras fundamentales del cine y la literatura como El Señor de las Moscas y Apocalypse Now (The Heart of Darkness), Monos es la más reciente joya colombiana que retrata (para bien o para mal) sin ninguna postura política, la realidad de los brazos guerrilleros infantiles de grupos armados en Latinoamérica, realidad que cada vez es más común ante la anomia social en la que el lado más vulnerable de la sociedad se encuentra… Entre la inocencia, la crudeza y la angustia, teniendo como base la selva colombiana y con un argumento tan inteligente y brutal para hacernos empatizar y sentir aversión por igual con todos los personajes involucrados. Una de las mejores películas latinoamericanas del año.

16. Quien a Hierro Mata
Paco Plaza | España

El cine de venganza se ha llenado de producciones con muy diversos resultados, pero del lado notable, se suma esta increíble producción española de un hombre cuya ética profesional, su moral y su historia personal lo colocan en una encrucijada que se convierte en una espiral hacia la tragedia… con un paso que jamás decae, y con momentos llenos de verdadera angustia, Quien a Hierro Mata es una de las mejores películas recientes sobre el tópico y una de las dos grandes películas españolas del año (y del top).

15. The Nightingale
Jennifer Kent | Australia

Jennifer Kent, la gran promesa del cine independiente oceánico que nos tomara por sorpresa con su anterior joya The Babadook, ha regresado para demostrar que aquella obra cumbre del terror en la segunda década del siglo XXI no fue una casualidad: esta vez, la cineasta nos lleva por una road / buddy movie de venganza y brutalidad sobre segregación donde dos personajes vejados y discriminados por una sociedad totalitarista y conservadora, los ha unido en sus exclusiones para seguir un camino de retribución… El emotivo, incómodo y a la vez tan artístico viaje, demuestra que Kent es, no solo la revelación australiana, sino la gran promesa femenina de la dirección de todo el cine en la actualidad.

14. Bombshell
Jay Roach | Estados Unidos

Un retrato de la historia moderna del periodismo estadounidense que sucedía en segundo plano durante un momento cumbre de la política en dicha nación. Bombshell narra sin contemplaciones toda la serie de circunstancias que rodean el acoso, y que muchísimas personas son incapaces de entender cuando sueltan su siempre burdo cuestionamiento “¿y por qué no denunciaron antes?” “¿y por qué cuando les convenía no dijeron nada?” … la historia de tres mujeres periodistas (dos reales y otra ideada a partir de varios testimonios) cuya realidad se transforma en el momento el que deciden dejar de guardar silencio, y el mundo que las presiona para que no lo hagan. Brillante actuación de su cast femenino (más un impresionante John Lithgow) que marca uno de los retratos más descarados y cínicos de los medios de comunicación (y la sociedad en general) estadounidense.

13. Dolor y Gloria
Pedro Almodóvar | España

He de reconocer que, aunque sí me gusta, no soy un fan acérrimo que nunca cuestiona el trabajo de Pedro Almodóvar. Es innegable el papel fundamental del español en el cine iberoamericano, sin embargo, lo cierto es que muchas veces suele ser irregular. Pero cualquier dejo de crítica o duda de su trabajo, queda opacado en el que tal vez sea su filme más personal e íntimo: su propia historia, su autobiografía (con sus propias licencias), y una carta de amor a su pasado y su presente: Dolor y Gloria es su mejor película desde La Piel que Habito y una de las mejores de su filmografía. Simple y sencilla, honesta y sin necesidad de estridencias ni dramas exagerados, Salvador Mallo (un casi anagrama de “Almodóvar”) narra su presente y su pasado, su amor temprano, su relación con su madre y el hermoso descubrimiento de su propia sexualidad, al tiempo que enfrenta sus demonios… brillantemente actuada y ambientada por el mejor Antonio Banderas de su carrera, Almodóvar se revindica ante sí mismo y se perdona para seguir adelante, aun con todos su defectos personales, como uno de los mejores directores de la historia del cine español.

12. Shazam!
David Sandberg | Estados Unidos

Es curioso que Warner arruinara el tono lóbrego, maduro y dramático del cine de Zack Snyder sin la menor necesidad, ya que DC tiene la hermosa fortaleza como editorial de tener personajes que pueden entregar tramas sencillas, familiares, luminosas y hasta conmovedoras, gracias a personajes como Shazam… y su director entendió perfectamente que el origen de éste le daba todo el campo de juegos suficiente para hacer una película aún más entrañable que la infantilización de Marvel en el incipiente género de superhéroes… divertida, conmovedora, y con una casting que sabe moverse entre el drama, el tono simplón de comedia y los momentos de acción, Shazam! es uno de los mejores productos del universo DC en live-action y que es capaz de vencer a su competencia en su propio juego.

11. Knives Out
Rian Johnson | Estados Unidos

Rian Johnson, el hombre más odiado por el toxicísimo mundo Geek (no se ofendan, yo me cuento entre esa comunidad) por atreverse a cambiar el ethos de un saga infantiloide que aquí no viene al caso, reafirma que es un brillante director, presentando un formidable thriller en la misma vibra del trabajo de Agatha Christie, con un cast brillante donde todo mundo tiene su momento de lucimiento, y con una historia llena de plot-twists que nos lleva a descubrir los rencores y resentimientos de sangre y de clase de la excéntrica familia Drysdale… Sin duda, la sorpresa del año con una casi impredecible resolución.

10. J’ai Perdu Mon Corps [I Lost My Body]
Jérémy Clapin | Francia

Llegué a esta película con la simple curiosidad que me despertó saber que uno de los animadores de escenarios era el increíble músico / artista visual Fursy Teyssier, mente maestra detrás de la gran banda francesa de post rock / metal Les Discrets), pero esa curiosidad, me llevo a descubrir está obra de arte: I Lost My Body es un viaje surrealista, onírico, hermoso, y muchas veces perturbador, de Naofuel, un joven cuya rutina gris de repente cobra sentido cuando se enamora “a primera escucha” de Gabrielle, y decide tener dicho amor / obsesión como motor para cambiar su vida.. historia contada en retrospectiva, alternada con la (jamás mejor dicho) búsqueda de sí mismo… la joya del cine francés en 2019, y que también es la joya del cine de animación del año.

9. Marriage Story
Noah Baumbach | Estados Unidos

Baumbach regresa al cine de relaciones a hacer uno de los mejores retratos de separación y una actualización del drama del ruptura para la nuevas generaciones… el drama y el dolor reflejado durante un proceso que se vuele un infierno ante las necesidades sociales que terminan por ensombrecer el dolor humano, Marriage Story es angustiante y dolorosa, conlleva el mejor papel de Adam Driver y uno de los mejores de Scarlett Johansson, quienes en un momento demoledor y catártico dejan a flor de piel todos los sentimientos, propios y de su audiencia, sobre el dolor ante el amor que se va… hubiera sido un retrato casi atemporal si no fuera por un detalle en la trama que te hace casi imposible empatizar con uno de los dos protagonizas, pero salvo dicho punto, es una buena representación de que, a veces, lo más difícil no es el fin del amor, sino el camino que conlleva separarse, y la necesidad de sobrevivir a los buitres que se aprovechan de ello.

8. The Souvenir
Joanna Hogg | Reino Unido

La joya indie inglesa y la joya indie del año: si te conmovió Marriage Story, sin duda The Souvenir te va a hacer pedazos el corazón: una historia sencilla, ejecutada con una zozobrante tranquilidad, pero que termina siendo tan útil como brutal al narrar la historia de un amor profundo y hermoso que se transforma a cada minuto, y retrata como, al final, dicho amor nos hace seguir aferrándonos a nuestros demonios propios y ajenos… Todas las emociones que se pueden vivir dentro de una relación compleja, intensa, idealizada y destructiva en la vida real, son sentimientos que se pueden vivir viendo este sorprendente filme y que el talento emergente de Joanna Hogg plasma de manera intensa y casi natural en una de las películas más dramáticas del año…

7. Rocketman
Dexter Fletcher | Reino Unido

Y hablando de amor a uno mismo, Rocketman parecía solamente un producto más para subirse al hype de la biopics y que comenzara la abominable, distorsionada, sobrevalorada y gay shamer «historia» de Freddie Mercury del año pasado… pero, a diferencia de aquel producto conservador y prefabricado sin alma, Rocketman es todo lo contrario: es la reafirmación y la celebración de los excesos de la vida glamorosa y diversa de uno de los mejores compositores de la historia de la música británica. Es un recorrido sin moralismos, pero también sin apologías: es Taron Eggerton en la mejor actuación de su carrera hasta ahora, siendo un Elton John sin arrepentimientos, aceptando sus caídas en la búsqueda de amor y aceptación, pero también renaciendo y aprendiendo a convertirse nuevamente en el ser brillante y talentoso que es, sin tener que disculparse ante nadie… todo, bajo un increíble ritmo en la edición y una banda sonora formidable del Juan Gabriel británico (dicho siempre como un halago)… Llena de clásicos y de amor propio, el mejor musical en muchos años y una de las películas más entretenidas del 2019.

6. JoJo Rabbit
Taika Waititi | Estados Unidos

Es difícil hacer cine acerca de la segunda guerra mundial y que éste no esté “sobre victimizado” o explotado de manera casi morbosa… sin embargo, Taika Waititi – casi – lo logra: una hermosa comedia / drama de un niño en las juventudes hitlerianas cuyo amigo imaginario es el mismísimo Führer, aprende de su mundo, del amor, y de la discriminación, bajo una premisa tan divertida y dramática, como adorable, llena de actuaciones increíblemente hermosas y divertidas… sería casi perfecta, si no fuera por un innecesario momento en su cierre donde Waititi  tiene que quedar bien con el sionismo Hollywoodense, y por dos minutos su guion se vuele burdo y hasta contradictorio a la construcción de un personaje esencial (no he leído, ni leeré, el libro en el cual se basa el filme, así que no sé si este resbalón político es propio de él o de su material de origen)… pero a pesar de ese momento de subyugación, Jojo Rabbit es una de las mejores comedias del año.

5. Midsommar
Ari Aster | Estados Unidos

2019, fue el año de las grandes confirmaciones de promesas en la dirección: además de Jennifer Kent (y otro más adelante), una nueva consolidación llegó de la mano de Ari Aster, director que, al igual que la mencionada australiana, marcara el terror en la década con Hereditary: le bastó un año para confirmar su capacidad autoral al entregar una nueva obra tan incómoda, tan brutal y tan estética (algo que ya se está convirtiendo en su sello), pero esta vez, en el poco explotado y muy infravalorado subgénero del folk horror, donde, a plena luz del día, en medio de la tradición del solsticio escandinavo, nos regala una parsimoniosa y perturbadora in-crescendo obra de horror. Midsommar tal vez no convenza a todo mundo, pero su terror psicológico y su uso formidable de la ambientación hace innegable que es una película brillante, sin importar el género. Midsommar está destinada a ser una cinta de culto, una heredera (jejeje) de este nuevo siglo del trono del folk horror que Robin Hardy forjó en la atemporal The Wicker Man …

4. The Lighthouse
Robert Eggers | Estados Unidos

Después de ver el lugar que le destinamos a La Bruja en nuestro top del cine esencial de la década, uno pensaría que soy un fan acérrimo y poco crítico de Eggers y por eso tengo tan arriba su nueva obra… Pero, lo cierto es que, precisamente por la inconmensurable obra de arte que su Opera Prima fue, es que estaba con muchas dudas hacia la nueva cinta del canadiense, en espera de saber si aquella pieza fundamental del art-house horror había sido solo una fugaz coincidencia de factores, o si estábamos ante un gran autor… puedo confirmar, que es lo segundo: Eggers ha creado en su segunda película, su segunda obra maestra: The Lighthouse es una perturbadora cinta que se mueve entre  el terror psicológico, el experimental y el cine surrealista, para entregar un inquietante descenso a la locura por encierro y aislamiento de dos hombres cuya desesperación en el abandono, sus personalidades torcidas, y la siempre enigmática idea de que algo sobrenatural y mitológico se cierne sobre ellos, brinda la dos horas  más tensas e incomodas del año, aunadas a dos de las mejores actuaciones masculinas de este mismo 2019: el brutal trabajo desquiciado de Willem Dafoe y la esquizofrénica actuación de un Robert Pattinson que confirma que todos sus detractores prejuiciosos que siguen sin poder superar Twilight se han quedado sin argumentos al dudar de su capacidad histriónica… nuevamente Eggers ofrece también una dirección de arte sublime combinada con un  guion brillantemente sustentado en documentos históricos y en un entendimiento brutal y enorme de la naturaleza humana ante la soledad y la desesperación… Terror onírico, psicológico, surrealista, experimental, y de todos los apellidos que quieran: un nuevo maestro del horror se ha alzado para dominarlos a todos…

3. Joker
Todd Phillips | Estados Unidos

Sí, sí, de mucha gente se volvió deporte memero en redes burlarse de quienes nos sentimos especialistas en cine por compartir nuestra crítica de El Guasón, pero dicho fenómeno (más allá del claro ejemplo de clasismo que existe hasta para el entretenimiento en México, pero eso es tema de otro post) dejaba claro cómo un filme profundo y con mensaje tiene la capacidad de hacer reflexionar hasta al cinéfilo más palomitero… de si esto es cine de superhéroes o no, es un debate intrascendente: basado en el más grande antagonista de la cultura de masas, Todd Phillips y un inmensurable Joaquin Phoenix, entregaron este 2019 uno de los mejores filmes basados en el noveno arte… y la principal razón, fue por haber hecho algo que Disney había convertido en pecado: hace un filme fantástico, pero que siguiera siendo maduro y que no fuera una comedia simplona… la gran reivindicación del cine de superhéroes está en todas las listas y en todas entrega de premios, simplemente porque nos recordó que el entretenimiento puede ser profundo, puede ser crítico al statu quo, puede ser un drama y puede ser muy obscuro y depresivo… es cierto, no es un filme perfecto: aun sobre su crítica social, al final Phillips no puede evitar criminalizar la protesta; tiene algunos huecos argumentales, le falta resistir el paso del tiempo y, a mi punto de vista, el hype irá descendiendo con los años… pero de entrada, es un hermoso, excelso,  y necesario giro de tuerca al cine de superhéroes, es un drama demoledor y una crítica a la anomia social que el neoliberalismo y el capitalismo han hecho una marca registrada de las sociedades posmodernas… 

El descenso a la locura disfrazado de una comedia: “Pero doctor… YO soy Pagliacci! …”

2. The Irishman
Martin Scorsese | Estados Unidos

Si uno repasa los últimos diez años de producciones, podremos encontrar a solo un puñado de directores que todo lo que crearon ha resultado ser esencial en cada uno de sus años de lanzamiento. En ese selecto grupo, está sin duda Martin Scorsese. Pero fue justo al cierre de la década, que presentó el colofón de todo su cine: cargando con la libertad absoluta de una plataforma como Netflix que le quitó cualquier límite a su visión, uno hubiera pensado que Scorsese hubiera enloquecido en llevar a los excesos su sello gansteril, sin embargo, la locura visual y crudeza quedó a un lado para darle paso a un parsimonioso y detallado desarrollo de un retrato de vida, el ascenso y caída de la gracia de Frank Sheeran, sindicalista y criminal involucrado en uno de los sucesos más famosos de la historia estadounidense relacionada con magnicidios políticos.. y Scorsese se da el lujo de contarnos con todo drama y detalle, su vida en tres momentos históricos… sin embargo, no solo es el nombre del director, no solo es el excelso trabajo actoral de sus tres protagonista , no es la culminación del cine sobre la mafia, o el increíble trabajo de efectos especiales que rejuveneció y envejeció a los actores de una manera sorprendente: la conjunción de cada uno de dichos factores es solo un detalle más para engrandecer en un filme que se convierte en un homenaje al cine norteamericano, al drama biográfico, a la ambientación y nostalgia: cada una de las etapas que Scorsese representa en el filme es un regreso arquetípico a la historia del cine: incluso el director se da el lujo de cambiar estilos, edición y dinamismos en beneficio de que, a lo largo de sus 3 horas y media, podamos recorrer toda una vida y lucha moral de su protagonista…

A pesar de no ser perfecta – la misma representación de coyunturas hace que a veces pierda un poco de ritmo, además de que sigue siendo claro que Scorsese no sabe construir papeles femeninos profundos (y no, no es por la longitud de diálogos, sino por la superficialidad con la cual retrata a sus personajes femeninos comparado con el detalle de los masculinos) – el irlandés es una de esas películas de las que se seguirá hablando en muchos años, que quedará como un icono del cine histórico y criminal;  pero que hoy, a pesar de ser adorada por la crítica, las audiencias la están evitando por su longitud (por acá una guía para verla como si fuera una mini serie); y los galardones la están menospreciando como parte del que, ahora sí podemos confirmar, es un boicot a las plataformas digitales… Sin embargo, más allá de cuestiones políticas de la industria y posmodernas de las audiencias, es inevitable sentirse dichoso de haber presenciado el día que The Irishman fue publicada, como aquellos que vieron por primera vez El Padrino, Cara Cortada, Buenos Muchachos, Casino o Érase una vez en América, porque es en ese calibre que The Irishman se mueve, y de esas alturas, ningún desprecio de dinosauros hollywoodenses la podrá bajar.

1. Gisaengchung [Parasite]
Bong Joon–Ho | Corea del Sur

No, no fue hype… no es parte de la conspiración para frenar alas plataformas digitales… no es inclusión ni activismo SJW hollywoodense… no es agenda política, ni social ni de industria… cualquier idea que tengan que les haga creer que Parasite es una película que la industria occidental de cine esta “sobrevalorando” es incorrecta… de verdad, de verdad, es una obra maestra y uno de los mejores filmes de la década… el sexto filme de Bong Joon–Ho, (y el tercero en el mapa occidental) es una consolidación de su cine que ya es marca registrada: cada película que he podido ver del sudcoreano esta cargada de historias originales, guiones inteligentes, humor negro, crítica social y a la vez, una tensión dramática que funciona perfectamente tanto para el cine oriental más constructivista, como para el cine occidental más pragmático…  así pues, tanto en su desarrollo literario, como en su puesta en escena cinematográfica (en pura apología de la estética y el encuadre), hasta en su visión social, donde, fuera de toda crítica sinsentido o romanticismo estereotípico Joon–Ho nos presenta un fiel retrato de la (a)moral ante la ausencia de cobertura de las necesidades más básicas derivadas de un sistema capitalista que ha olvidado a millones… Parasite no muestra buenos ni malos, no muestra culpables ni víctimas, sino constructos sociales que nos hacen indiferentes a la vida, dolor, carencia y cotidianidad de los otros, que nos deshumaniza hacia la vulnerabilidad social, y los estereotipos en prioridades mundanas y superficiales de los privilegiados… una perspectiva cruda de lo que estamos dispuestos a hacer para sobrevivir, pero también del egoísmo de clase que nos hace despreciar a los otros…  

El olor como estigma, el tacto como comunicación, la vista como aspiración y el gusto como exceso: Parasite es una obra que te lleva de la comedia hilarante, del cinismo pícaro, hasta el drama moral, la crítica social, la reflexión de nuestra cosmovisión y el dolor de un mundo que nunca tendremos sin importar cuanto nos vendan que todo está en la actitud… ¿Quién es el parásito? ¿El que engaña y aprovecha para conseguir lo básico? ¿El que explota y menosprecia para hacerse de lo mundano? ¿O tal vez ambos lados, y esta sociedad está constituida por una espiral de desesperanza que nos obliga a ser sanguijuelas uno del otro? … bienvenidos a nuestra realidad, y al cine como reflejo puro de una cotidianidad descompuesta, al desapego de las élites y la desesperación de los olvidados…

A destacar también:

Yesterday

Entrañable película sobre el amor de un hombre por una de las bandas más importantes la historia, en una increíble ucronía donde estos nunca existieron… al final, la fama y la trascendencia, no superan la necesidad de preservar un legado… una carta de amor a la música por parte de Danny Boyle.

Brightburn

Torcida visión bajo el supuesto de que el superhéroe más poderoso de la cultura de masas hubiera sido un niño psicópata… menospreciada por muchos como película de terror, pero Brightburn es una de las mejores películas fantásticas (¡y de superhéroes!) del año.

1917

Entre el Road Movie y el reto monumental de crear una película en solo dos planos secuencia, 1917 es una obra bélica que brilla más por sus grandísimas actitudes técnicas que por su enfoque artístico o emotivo, en los cuales se queda a medio gas… a pesar de ello, Sam Mendes ha entregado una candidata natural a los premios mayores que, por su parafernalia técnica, seguramente se va a llevar.

Doctor Sleep

Una secuela que creíamos innecesaria y que parecía destinada al fracaso… Era improbable quedar bien con dios y con el diablo, Pero Mike Flanagan lo logró: respeta y homenajea por igual a King y a Kubrick, para ofrecer una de las mejores películas de terror del año.

Belzebuth

Una vuelta de tuerca muy original a un tema recurrente en el subgénero, cuyo mayor valor es la regionalización de su premisa paranormal. Sin ser una obra maestra, a Belzebuth le alcanza para ser una de las mejores películas mexicanas de terror que se han hecho en mucho tiempo.

Long’s Day Journey into Night

El parsimonioso y surrealista viaje asiático de un hombre que busca una mujer de su pasado. Aquí la trama es lo de menos, después de un inicio lento, encontramos una dirección de arte brillante con el mejor plano secuencia del año (lo siento Mendes), en un filme tan hermoso como onírico.

Ad Astra

Están premiando a Brad Pitt por una actuación secundaria insulsa en una película sobrevalorada, cuando su verdadero gran performance estuvo en este drama espacial en los confines del universo, pero que en realidad es la búsqueda del perdón y la reconciliación paterna… demasiado sencilla para la estridencia que la gente busca en las películas sobre el espacio, pero es un filme muy emotivo, con uno de los mejores papeles de Pitt en mucho tiempo.

Avengers: Endgame

Mientras veía este filme, solo podía pensar qué tan buena es (y cuánto infravaloré) Infinity War, justo porque era muy predecible lo que pasaría en esta última aventura de los infantilísimos Avengers… muy, muy entretenida, llena de fanservice, pero muy por debajo de su predecesora.

Us

Jordan Peele se ha ganado un lugar en el lado más comercial del terror gracias a otro gran relato, que expone su enorme capacidad de combinar el horror con las raíces de la exclusión social de Estados Unidos, demostrando que, lo verdaderamente escalofriante, es la naturaleza humana.

Booksmart

La evolución de las coming of age / teen movies para las nuevas generaciones tiene este año a su máxima representante en esta hilarante película (un brillante y prometedor debut en dirección de Olivia Wilde) donde queda claro que sí se puede hacer comedia sin necesidad de caer en el más burdo clasismo y la discriminación de ningún tipo: lo único que se necesita, es talento (justo de lo que carece la mayoría de comediantes / standuperos hoy en día).

The Missing Link

El filme más irregular, menos bueno y con mayores problemas argumentales y de edición de Laika Studios… y, aun así, le alcanza para estar dentro de lo mejor del año y ser muy, muy superior a su sobrevalorada competencia.

Greta

Torcido y paranoide relato de la inocencia de una joven en una metrópoli llena de perturbados personajes… un angustiante thriller donde lo que más brilla, son las actuaciones de Chloë Grace Moretz y la omnipotente Isabelle Huppert.

Shoplifters

Retrato social japonés de una familia de sinvergüenzas cuya mayor virtud es demostrar que la legalidad y la amoralidad, no son el único referente de lo que nos hace una buena persona… hermoso drama con visión humana.

High Life

Distopía espacial cuasi filosófica sobre la vida y la humanidad, donde Pattinson comprueba por enésima vez que es un grandísimo actor.

Daniel Isn’t Real

Otra joya indie de SpectreVision de terror psicológico / sobrenatural / esquizofrénico que demuestra que el estudio de Elijah Wood es ya un referente undergorund para las mejores películas surrealistas y experimentales en el cine norteamericano.

Series de TV

(los videos que acompañan las descripciones podrían contener spoilers de temporadas anteriores)

10. What We Do in the Shadows
Temporada 1 | FX

Trasladar la premisa del mockumentary de vampiros a otros protagonistas y otros ambientes de la película de culto del mismo nombre, parecía un suicidio comercial… y terminó siendo el mejor acierto de Taika Waititi… este spin-off mantiene todas las virtudes de su material original con un cast maravilloso; divertida visión de la adaptación de la idiosincrasia victoriana / vampírica, al frívolo y mundano siglo XXI con hilarantes resultados.

9. The Boys
Temporada 1 | Amazon

Incluso en TV, una nueva era ha llegado para los superhéroes. Una década más tarde, es necesario reinterpretar el incipiente subgénero desde su humanización… y nadie lo hizo mejor que la salvaje adaptación del salvaje comic del salvaje escritor Garth Ennis, The Boys: la posesión de superpoderes en manos de infrahumanos, con una visión corporativista para “salvar al mundo” … entretenida, cruda, emocionante y brutal por igual.

8. The Man in the High Castle
Temporada 4 | Amazon

Muy lejos ya de su material original, pero esta maravillosa ucronía ha llegado a su fin demostrando cómo se debe construir una adaptación que deja atrás la historia de su libro. Aunque tiene algunos momentos irregulares, en general el cierre de TMITHC se quedará como una de las mejores series hasta la fecha de Amazon.

7. Chernobyl
Miniserie | HBO

La crónica de la tragedia en Chernóbil retratada con un realismo que asombra y te deja sin aliento. Una miniserie magistralmente escrita y actuada, pero que se cae en sus minutos finales debido a su innecesario discurso pro capitalista (dejar claro que las fallas gubernamentales y la corrupción son un sino del poder sin importar ideologías, hubiera sido mucho más adecuado, pero, en fin) … A pesar de ello, es una serie contada de una manera formidable y que, aun en su apología neoliberalista, termina realmente por enaltecer sobre todas las cosas, el corazón, la lealtad y el compromiso de la misma sociedad y sistema que criticaba…

6. True Detective
Temporada 3 | HBO

A pesar de que para muchas personas (yo No me cuento entre ellas) su anterior temporada fue muy irregular, True Detective regresa con otra miniserie en tres momentos históricos que la vuelve a colocar como una de las mejores de la década: tensa, angustiante, dramática, sorpresiva y perfectamente actuada… no hay serie detectivesca en la TV que pueda superar lo que Cary Joji Fukunaga y Nic Pizzolatto han logrado.

5. Bojack Horseman
Temporada 6 | Netflix

La última temporada de esta brillante serie donde uno puede carcajearse o conmoverse hasta las lágrimas, cierra por todo lo alto la historia del TV Star venido a menos. El viaje introspectivo de Bojack y su cada vez más protagonista y peculiar grupo de amistades se reafirman como una de las mejores series animadas de la historia.

4. Barry
Temporada 2 | HBO

Nadie pudo haber predicho que Barry se convertiría el año pasado en la mejor serie de TV. Su combinación de humor negro con drama, su maravilloso cast y guiones inteligentes y emotivos, parecían un fenómeno irrepetible… sin embargo Bill Hader acalló a todos sus incrédulos y entregó una segunda temporada al mismo nivel de brillantez que la anterior… Barry es una realidad: la Breaking Bad humorística, es una de las mejores series, no solo del año, sino de la década.

(consideren, de aquí en adelante, un empate técnico en primer lugar)

3. Too Old to Die Young
Miniserie | Amazon

No sé hasta qué punto realmente pueda uno recomendar la primera incursión de Nicolas Winding Refn a la TV… amado y odiado por igual por su estilo brutal, estético y surrealista conectado directamente a Lynch, Argento y Jodorowsky, lo cierto es que NWR no iba a vender su integridad artística a ningún costo: Too Old to Die Young es una serie difícil, que por momentos te tienta a abandonarla, con una estética y puesta en escena sublime, pero con un paso y edición tan ambiental, que por momentos raya en lo contemplativo… pero lo cierto, es que este descenso desesperanzador al fondo de la humanidad de un policía, rodeado de personajes cada uno más grotesco y torcido que el anterior, es otro momento brillante del danés en su carrera… Salvaje, brutal, cruda, y a la vez hermosa, artística y casi minimalista por momentos… por difícil que parezca, al final, TOTDY nos recompensa con una obra de arte visual y narrativa que nos refleja una desoladora realidad  que no cede espacio para los sueños: todos estamos perdidos, no hay escapatoria y toda esperanza debe ser abandonada…

2. Mr. Robot
Temporada 4 | USA Network

Mr. robot siempre fue una serie de autor: marcó el estilo único de Sam Esmail, cuyo manejo de cámara es otro protagonista en su brillante y detallada narración. Esta serie es probablemente la mejor que se hizo en la década de los 10’s y su cierre no podía desentonar… aun cuando pareciera que se vuelve un tanto surrealista en sus últimos episodios (y que no fui tan fan de ese plot-twist referente al personaje de Mr. Robot), es claro que estamos ante una serie de la que se seguirá halando por muchos años… Los personajes, las actuaciones, la premisa, la construcción psicológica de la psique de Eliot y la visión crítica de los sistemas establecidos en apología a la anarquía, es algo que pocas veces se ha visto en la TV comercial. Good Bye Friend: así se anunciaba esta temporada final… y sin duda, la vamos a extrañar. La cultura de masas siempre va a necesitar producciones transgresoras que nos enseñen a cuestionar el establishment…

1. Watchmen
Miniserie | HBO

El brillante, imprescindible y fundamental Alan Moore es un misántropo anarquista que no renuncia a sus principios ni por todo el dinero del mundo. Lo ha dejado claro al poner todo lo anterior siempre por encima de lo monetario, y por ello es que se ha tenido que resignar a perder los derechos sobre su obra máxima transdisciplinaria del arte: esa joya literaria llamada Watchmen… por ello, Moore no está de acuerdo con ninguna adaptación de sus obras… pero tal vez, solo tal vez, si un día se dignara a ver esta secuela televisiva de su obra máxima, el viejo Moore pensaría dos veces el ser tan implacablemente negativo a la reinterpretación de su trabajo: tal vez el ver cómo esta inspiración ha mantenido su marcado anarquismo, su exhibición crónica de la corrupción y vicios del sistema, sus manifestaciones en favor de la igualdad, la diversidad y la no exclusión, y su crítica absoluta al conservadurismo… Watchmen en la TV, es una cachetada a la moral social, al grito fundamentalista de quienes claman que se “respeten los colores, razas y pensamientos de las obras con las que crecieron” y que creen que la visión fascista / supremacista es justificable para realizar cualquier acción… nada, absolutamente nada, está al nivel del Watchmen original, pero HBO se ha acercado mucho: ha causado escozor y ha reflejado un mundo distópico como el que Moore nos regaló: políticos e instituciones podridas, grupos fundamentalistas tomando la sociedad , vigilantes de todos orígenes y razas, pero con defectos humanos, con una historia, narrativa y ambientación inigualables… Moore no quiere saber nada de adaptaciones, pero quienes las hacen, de verdad lo quieren, lo admiran y lo entienden: desde el filme de hace 12 años, esta serie y, carajo, incluso el Doomsday Clock de DC, respetan la cosmovisión e idiosincrasia de una de las mentes literarias más importantes del siglo XX…

A destacar también:

The Expanse (T3 y T4)

La brillante space opera, ahora en manos de Amazon, sigue siendo la mejor serie de Ciencia Ficción en la TV… intriga política, drama, romance, y crítica social entre una trama de aventuras espaciales.

Peaky Blinders (T4)

El ascenso político de Tommy Shelby a la par de su descenso a los infiernos personales. Un tanto más irregular que sus anteriores temporadas, pero se mantiene como una de las mejores series británicas de los últimos tiempos.

Dark (T2)

La brillante, entramada e inteligente producción alemana de viajes en el tiempo y sus consecuencias, entrega una segunda temporada a la par de la original. Y con el anuncio de una tercera y última, promete que dejará marcado el género televisivo de ciencia ficción para siempre.

Mindhunter (T2)

David Fincher mantiene el ritmo y grandeza en una segunda temporada psicológica y dramática de la historia norteamericana de asesinos seriales. Aunque parece que ya no será renovada, sigue siendo una de las mejores series policiacas de la actualidad.

Swamp Thing

Triste y ridículamente cancelada solo un día después de su capítulo estreno por problemas de financiamiento e impuestos, The Swamp Thing demostró en solo 10 episodios el potencial que tenía para ser una de las mejores adaptaciones de Comics a TV… ojalá alguien la rescate para una siguiente temporada.

The Witcher

Aunque apenas va arrancando, esta historia fantástica medieval que ha sido un éxito en todos los productos de cultura de masas donde se ha presentado, promete mantener su racha de éxito ahora en la TV.

Marianne

Sin un argumento demasiado original, pero ejecutado de una manera magistral en su puesta en escena, esta producción francesa se consolidó como una de las mejores series de terror del año.

Sex Education

Una de las comedias adolescentes más inteligentes de la actualidad. Con un cast casi perfecto, diverso y trascendente, donde no existen personajes de relleno.

Good Girls (T2)

La comedia feminista y reivindicativa sigue al mismo nivel que su primera temporada. Es imposible no empatizar con su trío de protagonistas.

Good Omens

La irónica historia de hermandad, complicidad y enamoramiento de la humanidad entre los representantes del bien y el mal en la tierra, escrita por el fundamental Neil Gaiman, tiene una adaptación televisiva muy recomendada. Humor británico en estado puro, apoyado por su brillante cast.

Unbreakable Kimmy Schmidt (T4)

Comedia progresista para las nuevas generaciones que cierra con la tierna, conmovedora e inspiradora historia de Kimmy en búsqueda de su lugar en el mundo. Humor inteligente, irónico e incluyente, sin dejar de lado una hermosa y sencilla historia de vida.

The Good Place (T6)

En la misma alinea que la anterior, la conmovedora y filosófica comedia llega a su fin de manera hermosa, un poco menor en calidad a sus anteriores temporadas, pero, aun así, sigue siendo unas de las grandes joyas en la comedia actual.

Comments

Comentarios

You may also like