Infancia

Hace unos días, leí un cuento a las niñas y niños sobre una niña que al despertar descubría que sus padres eran pequeñitos y ella muy grande. Los alimentaba, peinaba y vestía; finalmente se daba cuenta de que todo había sido un sueño.

Al siguiente día hicimos títeres de dedo para que los(as) niños(as) representaran a sus progenitores. Cuando les pregunté qué harían si su papá y mamá fueran así de chiquitos, recibí respuestas graciosas como: «Les daría de comer un quesito chiquitito», Los subiría a los carritos de mi hermano», «Jugaría con ellos a la casita».

También hubo otras respuestas: «Los ensuciaría en el lodo», «Les pegaría si desobedecen», «Los pisaría», «Me iría de la casa a viajar».

Estas últimas respuestas me hicieron imaginar el trato que seguramente reciben ellos(as) u otros(as) niños(as) a su alrededor.

¿Sabías que según la Encuesta Nacional de los Niños, Niñas y Mujeres (ENIM), en el 2015, al menos 6 de cada 10 niñas, niños y adolescentes de 1 a 14 años experimentaron algún método violento de disciplina, y 1 de cada 2 niños, niñas y adolescentes sufrieron agresiones psicológicas?

En cuanto a los factores de riesgo de sufrir violencia en las relaciones cercanas mencionados por la OMS, son 4 de 6 los que más llaman mi atención, como madre:

  • Falta de apego emocional entre los(as) niños(as) y su padre, madre o cuidador(a)
  • Prácticas deficientes de crianza de los hijos(as)
  • Frecuentación de compañeros delincuentes
  • Muestras de violencia entre padres/madres o cuidadores

Llaman mi atención porque se requiere apego, sí, pero a las mujeres se nos obliga a separarnos de nuestros hijos(as) a pocos meses de parir. Es decir, esto no depende completamente de nosotras sino de las políticas laborales. Constantemente escucho gritos, insultos o humillaciones “directos” o  “de broma” hacia niñas y niños de parte de sus progenitores. También observo prácticas de crianza que fomentan relaciones de desigualdad entre los(as) menores y sus padres, justificadas como “disciplina positiva”, pero que son sumamente adultocéntricas.

¡Qué decir de los compañeros delincuentes! A veces no es necesario que lo sean, basta con confundir a alguien de quien una madre o padre está enamorado, con un(a) potencial compañero(a) de crianza que quizá no lo es, y terminar afectando al niño o niña con esta salida y entrada de personas a su vida.

Por otro lado, las muestras de violencia entre progenitores y cuidadores(as). “Conmigo se pasó, pero es un buen padre”. No, señoras, una persona que es violenta con la madre de sus hijos(as) no puede ser un buen padre y viceversa.

Cada vez estoy más segura: cuando escucho de la prevención o combate de la violencia en etapas adultas, considero que se está empezando demasiado tarde. Se combaten las consecuencias, no las causas. Miremos a niñas y niños.

Pensando en Paulo Freire yo diría: cuando la crianza no es libertaria, el sueño del oprimido es convertirse en opresor.

De participar en el ejercicio que platiqué al inicio de esta entrada ¿Qué haría tu hijo(a) contigo si fueras tan pequeño(a) como un dedo?

El tema de niñas, niños y adolescentes merece de especial atención porque es un tema que nos concierne a todos, porque tenemos el compromiso ineludible de generarles mejores condiciones para vivir, declaró el gobernador Omar Fayad en la clausura de la quinta Conferencia Nacional de Procuradoras y Procuradores de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.Con la presencia de la titular del Sistema Nacional DIF (SNDIF), María del Rocío García, y la procuradora federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, Martha Yolanda López, el mandatario se pronunció, al igual que ellas, en impulsar las políticas públicas que arropen a uno de los sectores de la sociedad más vulnerables y que más nos necesitan: nuestra niñez.El protocolo de Hidalgo en atención de niñas y niños que trabajan en cruceros y semáforos, es ejemplo a nivel nacional, ya que se les da una atención integral para cuidar su estabilidad emocional.Omar Fayad resaltó que el tema de la niñez va más allá del sesgo político y mezquindades, al tiempo que aplaudió la aprobación reciente del Congreso local, de castigar a quien lastime o fomente la violencia física hacia las niñas, niños y adolescentes.Refrendo mi compromiso, para continuar defendiendo y fomentando el respeto de los derechos de nuestros menores; «cuidemos de ellos, de sus derechos, de que se respeten y no se violen bajo ninguna circunstancia», finalizó.La titular del Sistema DIF y la procuradora federal compartieron los resultados de los trabajos, además de las acciones que se impulsarán y fortalecerán en determinados grupos, destacaron:Poner énfasis en aquellos casos de niños con contextos migratorios; en el desarrollo infantil; promover vínculos y entornos seguros y respetuosos; impulsar catálogos de buenas prácticas; capacitación al personal involucrado como procuradurías y asistencias sociales; así como gestión de mayores recursos para dar una mejor atención, entre otros.Ambas reconocieron el esfuerzo, interés y ocupación del gobernador Omar Fayad, en temas tan sensibles como la protección de los derechos de la infancia y la adolescencia.La directora general del Sistema DIF Hidalgo, Patricia González Valencia, manifestó que el gobernador Omar Fayad es un gran aliado, impulsa el tema en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), ante el presidente de México y tiene un gran compromiso con los menores de edad de Hidalgo y de todo el país.La protección de las niñas, niños y adolescentes es trabajo que nos debe ocupar todo el año, no sólo un par de días; porque está en nuestras manos garantizar el respeto de sus derechos, principalmente de aquellos que viven en condiciones más vulnerables, concluyó.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Prevención contra el Abuso Sexual Infantil el gobernador Omar Fayad inauguró la Unidad de investigación especializada para niñas, niños y adolescentes víctimas del delito, misma que brindará sus servicios dentro de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños, Adolescentes y la Familia de Hidalgo.

El objetivo de creación de la unidad permitirá visibilizar, fortalecer y coordinar acciones para atender los riesgos que enfrentan niñas, niños y adolescentes en la entidad, así como para avanzar en la garantía de su derecho a una vida libre de violencia.

«Si pretendemos mejorar como sociedad, tenemos que hacerlo comenzando por lo más valioso que tenemos como sociedad y en la familia, que son nuestras niñas, nuestros niños, nuestros adolescentes para que ellos cuenten con herramientas suficientes para alcanzar un desarrollo, un desempeño sano, integrado, de respeto a sus derechos humanos de no violencia, un desarrollo totalmente integral», destacó el mandatario.

[TE RECOMENDAMOS LEER: FAYAD Y SEGOB ACUERDAN AGENDA DE PROTECCIÓN A LA INFANCIA]

Desde el inicio de su gobierno -dijo- se ha propuesto hacer un mejor Hidalgo, en donde es un imperativo el respeto a los derechos humanos. Por ello, las políticas públicas en materia de protección de derechos deben ser transversales, para atender a múltiples dependencias que protegen lo derechos fundamentales de la niñez.

«Hemos logrado la aprobación de importantes reformas legales que hoy le dan soporte al Modelo Hidalgo, este nuevo modelo que le estamos presentando a la sociedad para la mejor atención de niñas, niños y adolescentes que desgraciadamente sufren de algún tipo de agresión, de violencia o de conducta que violan o vulnera sus derechos humanos», aseguró, con lo que se espera ser punta de lanza en México y ejemplo al exterior del país.

Firmaron la creación de la Unidad el procurador Raúl Arroyo González, el gobernador Omar Fayad y la directora del Sistema DIF Hidalgo, Patricia González.

La titular nacional de la Procuraduría de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes, Martha Yolanda López Bravo, habló de la importancia de realizar acciones preventivas, ya que el abuso sexual infantil es un enemigo que siempre está presente. De la misma forma, agradeció y felicitó a las autoridades en Hidalgo por el interés superior en la niñez reflejada en hechos.

La directora general del Sistema DIF Hidalgo, Patricia Marcela González Valencia, ponderó las acciones contundentes que la presidenta del organismo, Victoria Ruffo, emprende a favor del desarrollo integral de la infancia y adolescencia de la entidad.

De la misma forma, habló del compromiso del gobernador Omar Fayad con la niñez, como muestra la iniciativa por crear la Comisión para la Protección de Niñas, Niños y adolescentes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), misma que preside el mandatario hidalguense.

Posterior al corte inaugural de la unidad, se presentó la campaña de difusión del programa Familias solidarias, acción que permite el derecho de vivir en familia a los menores de edad de centros de asistencia social para favorecer sus habilidades y desarrollo integral en el seno de familias certificadas.

Raúl Arroyo González, titular de la PGJEH, adelantó la intención de crear más centros de atención como la unidad inaugurada en Pachuca, en otros distritos judiciales de la entidad, al ser herramientas al servicio de elementos del Ministerio Público y de la población atendida.

Esfuerzos y recursos del Sistema DIF Hidalgo y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJEH), convergen en la unidad inaugurada, una agencia del Ministerio Público especializada que cuenta con las siguientes áreas: médica, psicológica, trabajo social, área lúdica, verde y la herramienta virtual «Antenas por los niños».

En esta suma de esfuerzos, el mandatario estatal firmó como testigo de honor el convenio de colaboración entre la Procuraduría General de Justicia en el Estado de Hidalgo con el Sistema DIF Hidalgo.

El jueves pasado celebramos el primer “Tiempo de cosecha” del Semillero Creativo de Pachuca, en la colonia La Raza. Dicho Semillero es uno de los ejes que conforman el programa Cultura Comunitaria de Gobierno Federal, que se implementa desde este año en diversos municipios del país.

Aquí en Pachuca somos la artista visual Nayeli Velázquez Garnica y yo quienes estamos al frente, en un Centro de Desarrollo Infantil cedido temporalmente por Nueva Vida A.C.

Cartel oficial para invitar al «Tiempo de cosecha»

El día del “Tiempo de cosecha” las madres y padres de familia de las niñas, niños y adolescentes que asisten al Semillero, acudieron temprano para montar tres carpas y un par de lonas en la cancha de la calle Ignacio Pavón, recientemente enmarcada con frases pintadas que invitan a la lectura.

A las 14:00 horas arribó El Son de Kalunga, banda pachuqueña que amenizaría el evento; también llegó Mundo Espinosa, quien presentaría la obra de teatro unipersonal El insoportable. Cuando dieron las 15:00 horas, se veía caminar a las madres calle abajo cargando recipientes con guisados, y niñas y niños comenzaron a llenar la cancha con sus risas y el clásico juego de las correteadas.

Después de un breve discurso, cortamos el listón amarillo para inaugurar nuestro evento. Con algunos covers de música mexicana de fondo, todos recorrieron la exposición de los trabajos elaborados por ambos grupos del Semillero (uno es de niñas y niños y otro de adolescentes).

Libros elaborados por niñas, niños y adolescentes

Posteriormente, Mundo Espinosa cautivó con el inicio lleno de energía de El insoportable. Cuarenta minutos después, la lluvia hizo su aparición, pero esto no fue impedimento para acarrear los alimentos del Centro a la cancha.

El Son de Kalunga inició su segunda tanda, invitando a niñas y niños a pasar al frente y tocar algún instrumento musical. Esto les encantó y participaron con entusiasmo. Mientras tanto, una fila de gente del Semillero y ajena a él, comenzó a formarse para probar algunos de los guisados que prepararon las madres. Incluso un par de indigentes con problemas de alcoholismo se acercaron al evento. Estábamos alerta, sin embargo, no causaron ningún problema. Tomaron algunos alimentos y permanecieron a un costado del escenario mientras la banda tocaba.

Comunidad de La Raza

El día terminó con las niñas, niños y adolescentes sonrientes que, sin embargo, esperaban un poco más de todo. Eso intentamos brindar quienes dirigimos este Semillero situado en una zona vulnerable y es también lo que esperamos de políticos y autoridades de cultura en Hidalgo: un poco más.

Este Semillero requiere de nuestro esfuerzo para fortalecer la habilidad de lecto-escritura de casi 30 niñas, niños y adolescentes; necesita más materiales, necesita más personas que suban hasta allá para acercar el arte a la población y hacer valer sus derechos culturales. Sobre todo, este Semillero necesita oídos y puertas abiertas de quienes se encuentran en una posición privilegiada, porque la gente de La Raza tiene mucho qué decir y mucho talento que impulsar.

[Advertencia: El contenido de este artículo puede contener spoilers]

Hoy es el Día de la Salud Mental y mi querida amiga y colega Ana Lara, abogada, me pidió compartir este escrito donde reflexiona en torno a la película del Joker y el caso de nuestra tercera integrante en la Colectiva que el mes pasado mató a su hijo en condición de autismo. Espero que su texto llegue a las instancias procuradoras de justicia y a la sociedad en general. Adelante.

Dos de las frases que tiene el Joker anotadas en su libreta son: «La peor parte de tener una enfermedad mental es que la gente actúa como si no la tuvieras¨ y «Espero que mi muerte tenga más sentido que mi vida».

Recientemente, una amiga mató a su hijo en condición de autismo, que también había sido diagnosticado con esquizofrenia y estaba en tratamiento con un medicamento antipsicótico.

Ambos habían padecido toda la problemática del rechazo social que implicaba la condición de autismo del adolescente, el cual, después de quince años de cuidados, creció hasta alcanzar una altura de 1.70 metros y una fuerza inusitada, y también desarrolló una esquizofrenia que se traducía en conductas violentas que descargaba sobre la madre, durante las cuales, ella se protegía como mejor podía hasta que paraban.

Una semana antes del trágico desenlace, el adolescente la agredió en los Portales y una patrulla y policías de seguridad pública llegaron y pretendieron detener al menor, ella no lo permitió. -¡Ya se a calmar, ya se va a calmar!––les dijo. Y aguantó y esperó a que se calmara.

En ese momento supo que había quedado rebasada para el cuidado y atención del chico y acudió al único hospital psiquiátrico que hay en Hidalgo para intentar que fuera recibido.

A ella no la evaluaron, estaba en un estado que se llama “colapso del cuidador primario”

Lo revisaron y le dijeron que no lo podían ingresar.  A ella no la evaluaron, estaba en un estado que se llama “colapso del cuidador primario”, enfermedad reconocida por la Organización Mundial de la Salud y el Sistema de Salud en México, es decir, al límite de sus fuerzas para poder seguir atendiéndolo.

Un crimen que pudo evitarse si las instituciones hubieran actuado, pero efectivamente, como se muestra en un diálogo de la película en donde le avisan al Joker que cierran el centro de ayuda social, las personas como el hijo de mi amiga que tienen “condiciones mentales” no les importan, y tampoco las de quienes los cuidan, que en su mayoría son mujeres y madres.

¿Saben que únicamente existen 33 hospitales psiquiátricos de acuerdo al Informe de Salud Mental en México? En Hidalgo solo hay uno y está rebasado, al igual que su personal.

La escuela a la que asistía el chico le avisó que ya no podía llevarlo porque sus conductas agresivas ponían en riesgo a los niños y niñas más pequeños.

¿Recuerdan todas las escenas de violencia en la película?

En el trabajo la corrieron porque faltaba mucho, las crisis se agudizaron y ella se quedó para atenderlo cada vez que se presentaron.

Recuerdo un día en que le llegó un video de la escuela; el adolescente, si no mal recuerdo, pudo con dificultad y frente a una imagen de una ardilla decir “Es una ardilla, vive en un árbol y come avellanas”. Ella se soltó a llorar, lo había preparado durante meses para esa clase final.

También recuerdo que hace cerca de un año me dijo que no podría trabajar más con la Colectiva, porque las crisis del hijo iban en aumento y ya no podía llevarlo a la escuela.

Ella ha sido etiquetada y enjuiciada socialmente y por los medios de comunicación como mala madre.

Mi amiga fue imputada por homicidio calificado agravado por instituciones que no saben de perspectiva de género y de infancias en condiciones de trastorno mental

La última crisis fue muy severa. Mi amiga fue imputada por homicidio calificado agravado por instituciones que no saben de perspectiva de género y de infancias en condiciones de trastorno mental, las que nunca le auxiliaron en la atención del adolescente y le negaron la ayuda en el momento más crítico, en lugar de apoyarla.

Mi amiga y su hijo fueron víctimas propiciatorias de un sistema y una sociedad que tiene mucho que aprender sobre empatía y enfermedades mentales y su manejo, y que sin importar esta deficiencia, acusan, juzgan y condenan.

Solo deseo que el juez o jueza que vaya a dictaminar su caso, haya visto la película de “El Joker” y entienda las frases que tenía apuntadas en su libreta a la hora de sentenciar, que aplique la perspectiva de género y sepa lo mínimo sobre condiciones mentales. La única instancia que aplicó la perspectiva de género al caso, de manera temporal, fue la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo.

Ella quedó atrapada por el sistema entre un diagnóstico que dice “Síndrome no es enfermedad. Un colapso de cuidador primario ¿qué?”