Salud

Como parte de la gira de trabajo que encabezaron el gobernador Omar Fayad y el titular del IMSS, Zoé Alejandro Robledo Aburto, se llevó a cabo la firma simultánea de convenios con diez instituciones públicas de educación superior, mediante los cuales incorporarán a su personal educativo y de apoyo al régimen de seguridad social.

Calificado como un acto de justicia social, por tratarse de una petición largamente añorada, Robledo Aburto insistió que, gracias a una óptima cooperación institucional, con esta acción Hidalgo se convirtió en punta de lanza en el país para recuperar la relación histórica que tienen la institución que lidera, con diferentes sectores de la sociedad, tan importantes como el educativo.

El 16 de julio de este año, el titular del Ejecutivo estatal envió al Congreso local la iniciativa de decreto garante para afiliar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a personal que labora en diez instituciones de educación superior, en funciones de docentes, administrativos y directivos, que desde hace 20 años carecían de dicha prestación.

Al respecto, el mandatario hidalguense reconoció la voluntad política del gobierno federal por el apoyo y la invaluable coordinación, con la cual “les estamos haciendo justicia a los trabajadores de la educación, a las maestras y maestros, académicos que están formando el presente y el futuro de Hidalgo”.

“Fueron años de lucha para poder lograr lo que hoy hemos hecho, en este evento inédito en el que se están incorporando todas nuestras universidades al régimen de seguridad social, y que ahora permite dar esa seguridad, esa certidumbre, esa certeza jurídica a lo mejor que tenemos en la educación superior y en las universidades, que son precisamente nuestros maestros y nuestros académicos”, puntualizó.

El titular de la Secretaría de Educación Pública, Atilano Rodríguez Pérez, aseguró que este acto marca un precedente por su contribución a la política que impulsa la administración del gobernador, misma que mantiene un compromiso con quienes forman parte del proceso educativo y que gocen de mejores condiciones de trabajo.

En nombre de los beneficiados, la docente Guadalupe Vera Correa del Instituto Tecnológico Superior del Oriente del Estado de Hidalgo (Itesa), reconoció al gobernador Omar Fayad como un gestor incansable que, con méritos propios, esfuerzo, talento y compromiso hizo realidad proyectos como éste para beneficio también de sus familias.

En la entidad, hasta ahora se han entregado más de un millón de becas en todos los niveles educativos, con una inversión de 6.9 mil millones de pesos.

Además, se proporcionaron útiles escolares gratuitos a casi 700 mil niñas, niños y jóvenes, desde educación básica hasta superior, a fin de evitar la deserción escolar y apoyar así a las familias hidalguenses.

La adopción por los Estados miembros de la ONU de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible trajo nuevas esperanzas en los esfuerzos para lograr una educación inclusiva, equitativa y de calidad, aspiración golpeada con fuerza por la Covid-19.

Entonces, la comunidad internacional estableció un objetivo específico dentro de la agenda, con metas como asegurar que todos los niños terminen la enseñanza primaria y secundaria, y alcanzar resultados de aprendizaje pertinentes y efectivos.

Antes de la irrupción de la pandemia causada por el coronavirus SARS-Cov-2 la ambiciosa meta ya enfrentaba enormes retos, desde los conflictos, la pobreza y la falta de financiamiento hasta la insuficiente voluntad política.

De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), el cuarto objetivo de desarrollo sostenible trazado para 2030 tenía un déficit anual de 148 mil millones de dólares a una década de ese plazo, monto casi cuatro veces superior al estimado hace un lustro.

A partir del impacto de la Covid-19, ese déficit anual podría ascender a 200 mil millones, a menos que se adopten medidas urgentes, advirtió el ente multilateral en septiembre.

Su directora general, Audrey Azoulay, insistió en la crisis de financiación que enfrenta el mundo de cara a las metas en el ámbito educativo y en su agravamiento como resultado de la crisis sanitaria.

«Generaciones enteras están en riesgo, en particular los más vulnerables. Si bien la educación es claramente una víctima de la pandemia, también es la solución para la recuperación a largo plazo. Exhorto a todos los agentes a que no escatimen esfuerzos para dar prioridad a la inversión en la educación como bien público mundial», subrayó.

Estudios sugieren que programas de reinserción de los alumnos a las clases y de recuperación del sector reducirían el déficit hasta en 75 por ciento.

CIERRE DE ESCUELAS POR COVID-19

La pandemia obligó al cierre de escuelas como parte de las medidas de confinamiento generalizado para frenar la propagación del coronavirus SARS-Cov-2, con alrededor de mil 500 millones de alumnos fuera de las aulas en 190 países, nueve de cada 10 de los estudiantes registrados a escala global.

Vieron la luz diversas alternativas, entre ellas la enseñanza a distancia, valiosa pero inaccesible para al menos 580 millones de educandos de naciones de ingresos bajos y medios.

En el complejo escenario, la Unesco alertó acerca del riesgo de que la pandemia y sus consecuencias disparen situaciones como el abandono escolar y la disminución de la calidad del aprendizaje.

Diversas voces recordaron además que las escuelas ofrecen seguridad y alimentos a millones de niños de comunidades vulnerables.

El reinicio de las clases en septiembre, después de meses de alejamiento por causa de la Covid-19, no cambió la situación de casi dos tercios de los alumnos, a partir de un estimado de que solo 561 millones de estudiantes pudieron retornar o ya estaban incorporados a la enseñanza de preescolar a secundaria.

«La crisis educativa sigue siendo grave. Varias generaciones se enfrentan a la amenaza del cierre de escuelas, que afecta a cientos de millones de estudiantes y ha durado muchos meses. Se trata de una emergencia mundial», lamentó Azoulay.

INICIATIVAS, COALICIÓN MUNDIAL

A finales de marzo, la Unesco lanzó una coalición mundial a favor de la educación, un plan que propuso soluciones de aprendizaje a distancia para los diversos niveles de enseñanza.

La organización llamó la atención sobre un trastorno inédito y la necesidad de apostar por la colaboración internacional como la única vía para garantizar la superación de niños, adolescentes y jóvenes.

«La equidad es la principal preocupación, porque el cierre de las escuelas perjudica de forma desproporcionada a los alumnos vulnerables y desfavorecidos, quienes dependen de ellas para una serie de servicios sociales, entre ellos la salud y la nutrición», precisó el ente multilateral.

En la coalición participan, entre otras, la Organización Internacional del Trabajo, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, la Organización Mundial de la Salud, el Programa Mundial de Alimentos y la Unión Internacional de Comunicaciones.

También se sumaron entidades del sector privado, como Microsoft, GSMA, Weidong, Google, Facebook, Zoom, KPMG y Coursera, comprometidas con aportar recursos y conocimientos especializados en materia de tecnología, conectividad y fortalecimiento de capacidad.

La Unesco invitó a los medios de comunicación a incorporarse, en aras de favorecer la educación en el duro contexto impuesto por la Covid-19.

Entre las propuestas concretas de la coalición sobresalieron la ayuda a los países a movilizar recursos, aplicar soluciones, identificar respuestas equitativas, lograr el acceso universal, evitar la superposición de esfuerzos y facilitar el regreso de los alumnos a las aulas cuando las escuelas abran de nuevo.

Otra iniciativa para lidiar con las consecuencias en el sector fue la activación de la campaña en las redes sociales La Educación Continúa, centrada en apoyar a las niñas, para que sigan el aprendizaje durante el cierre de las escuelas y facilitar su regreso seguro cuando vuelvan a abrir, considerando los numerosos obstáculos que enfrentan, entre ellos el embarazo en la adolescencia, el matrimonio precoz y forzoso y la violencia.

Talleres, foros y conferencias en línea también formaron parte de las acciones, en los que se abogó por el compromiso de los gobiernos con la no reducción de los presupuestos de la educación, pese al difícil reto económico derivado de la pandemia.

De igual manera se instó a los donantes internacionales a proteger su parte de la ayuda al desarrollo dirigida a la educación mundial y a utilizar una financiación equitativa para garantizar que el apoyo se dedique a los países y regiones con desigualdades crónicas.

Al respecto la Unesco recordó que solo 47 por ciento de la asistencia a la enseñanza básica y secundaria se destina a las naciones de ingresos bajos y medios bajos, donde más es necesaria.

La alerta está bien clara, la crisis sanitaria de la Covid-19 multiplica las desigualdades, la falta de oportunidades y los desafíos para materializar las metas sociales de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, urgen la voluntad política, la paz, la solidaridad y la cooperación.

(Waldo Mendiluza / Prensa Latina en Francia / Desde Abajo MX)

De acuerdo al monitoreo de las condiciones atmosféricas, se prevé que durante la madrugada de este lunes ingrese al territorio nacional el frente frío N°4 impulsado por aire polar, el cuál generará descenso térmico que puede llegar a registrar temperaturas de entre 0°C a 5°C.

Además, se visualiza el desarrollo de precipitaciones puntualmente intensas para el día de hoy, las cuales disminuirán su intensidad durante el transcurso de la semana.

También se favorecerá el desarrollo de nieblas y neblinas, aceleración de los vientos y posible actividad eléctrica. No se descarta la presencia de heladas en montaña y zonas rurales.

Las regiones del estado donde podría registrarse el mayor acumulado de precipitación y que se mantienen bajo observación serán: sierra, otomí – tepehua, huasteca, valle de Tulancingo, altiplano y centro del estado.

Por ello, el Gobierno de Hidalgo, hace un atento llamado a la población para tomar acciones preventivas y de autoprotección como:

  • Permanecer en casa.
  • No tirar o dejar basura, escombro o materiales de otro tipo en la vía pública.
  • Tener precaución con objetos o estructuras ligeras que pudieran caer a la calle debido a las rachas de viento.
  • Elaborar un plan familiar de Protección Civil.
  • Atender los avisos o alertamientos de las instancias de protección civil locales.
  • Estar atento de las posibles crecidas de nivel en cuerpos de agua.
  • Identificar los posibles riesgos del lugar donde vives, como pudieran ser derrumbes, deslaves o rodamientos de material pétreo.

Así como mantenerse actualizada respecto del desarrollo de las condiciones atmosféricas, las cuales están sujetas a constantes  actualizaciones, en fuentes de comunicación oficiales: Coordinación General del Servicio Meteorológico Nacional, https://smn.conagua.gob.mx/es/; Coordinación Nacional de Protección Civil, https://www.facebook.com/CNPCmx/ y https://twitter.com/CNPC_MX; Subsecretaría de Protección Civil y Gestión de Riesgos del estado de Hidalgo, https://www.facebook.com/DGPCyGRHgo/  y https://twitter.com/SSPCyGRHgo.

Para reportar afectaciones derivadas de las lluvias llama al número de emergencias 911 o al 7148802.

Este jueves 24 de septiembre inició el periodo de vacunación contra la influenza A-H1N1 temporada 2020-2021; a partir de esta fecha las instituciones que conforman el Sector Salud comenzaron la aplicación de la vacuna.

El titular del Ejecutivo supervisó la instalación de un puesto de vacunación en el Hospital de Respuesta Inmediata instalado en la explanada Bicentenario, así como el inicio del periodo de inoculación al personal que labora en el mismo y a grupos vulnerables.

El objetivo de la campaña es inmunizar principalmente a la población en riesgo y, al mismo tiempo, combatir la pandemia de COVID-19.

Otro de los propósitos es garantizar la vacunación a los siguientes grupos de riesgo:

  • Niñas y niños de 6 meses a 5 años cumplidos.
  • Personas adultas de 60 años en adelante.
  • Embarazadas.
  • Personas con los siguientes padecimientos: diabetes mellitus no controlada, obesidad mórbida, enfermedades crónicas (pulmonares, cardiacas, renales), cáncer y VIH.
  • Personal de Salud.

Además de la aplicación anual de la vacuna, la influenza puede prevenirse con medidas de higiene como el lavado frecuente de manos y evitando el contacto directo con personas enfermas.

Un nuevo análisis de Amnistía Internacional ha encontrado que al menos 7,000 personas trabajadoras de la salud han muerto en todo el mundo después de contraer COVID-19. Se ha confirmado que al menos 1,320 personas trabajadoras de la salud han muerto sólo en México, la cifra más alta conocida para un solo país.

Amnistía Internacional también registró un elevado número de muertes de personas trabajadoras de la salud en Estados Unidos (1,077) y Brasil (634), donde las tasas de infección y mortalidad han sido altas durante toda la pandemia, así como cifras alarmantes en Sudáfrica (240) e India (573), donde las tasas de infección se han disparado en los últimos meses.

«El hecho de que más de 7,000 personas mueran mientras intentan salvar a otras es una crisis de una escala asombrosa. Todas las personas trabajadoras de la salud tienen derecho a estar seguras en el trabajo, es un escándalo que tantos estén pagando el precio final», declaró Steve Cockburn, director de Justicia Económica y Social de Amnistía Internacional.

«Tras muchos meses de pandemia, las personas trabajadoras de la salud siguen muriendo a un ritmo espantoso en países como México, Brasil y Estados Unidos, mientras que la rápida propagación de las infecciones en Sudáfrica y la India demuestra la necesidad de que todos los Estados tomen medidas.

«Debe haber una cooperación mundial para asegurar que todas las personas trabajadoras de la salud reciban el equipo de protección adecuado, para que puedan continuar su trabajo vital sin arriesgar sus propias vidas».

 «En México han muerto 1, 320 personas trabajadoras de la salud por el coronavirus»

En el informe Expuesto, acallado y atacado, del 13 de julio de 2020, Amnistía Internacional encontró que más de 3,000 personas trabajadoras de la salud habían muerto en el mundo después de contraer COVID-19. Las últimas cifras se deben al aumento de las tasas de COVID-19 en varios países, así como a la ! disponibilidad de nuevas fuentes de datos. Los países con las cifras más altas estimadas de trabajadores de la salud que han muerto a causa de COVID-19 son México (1,320), EE.UU. (1,077), Reino Unido (649), Brasil (634), Rusia (631), India (573), Sudáfrica (240), Italia (188), Perú (183), Irán (164) y Egipto (159).

Es posible que las cifras de los países no siempre sean directamente comparables debido a los diferentes métodos utilizados para reunir los datos, así como por las definiciones de las personas trabajadoras de la salud utilizadas en los distintos países.

Es probable que estas cifras tengan una subestimación significativa, debido al subregistro de muchos de los países incluidos en el análisis.

Huelga en Sudáfrica

Los nuevos datos de Amnistía Internacional llegan en medio de una acción industrial generalizada en Sudáfrica. Se espera que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la Salud y Afines (Nehawu) proteste hoy ante el parlamento, incluso tienen planes de realizar una huelga nacional el 10 de septiembre si no se cumplen sus demandas.

El gobierno no ha cumplido hasta ahora las demandas de las personas trabajadoras, que incluyen el suministro adecuado de Equipo de Protección Personal (EPP), la participación activa de los y las trabajadoras en los comités de salud y seguridad en el trabajo, el apoyo psicosocial, el transporte y el pago por riesgos para los y las trabajadoras de primera línea.

A principios de agosto se sabía que al menos 240 personas trabajadoras de la salud habían muerto en Sudáfrica después de contraer COVID-19. Sudáfrica ha experimentado un aumento de las muertes relacionadas con el virus desde julio, y ahora hay más de medio millón de casos confirmados en todo el país.

El incremento en la India

 «La cifra de personal de salud que ha fallecido en el mundo por COVID es de 7 mil»

En la India se ha registrado un aumento de casos de COVID-19 en los últimos meses, con más de 3,690,000 casos confirmados en todo el país, y más de 65 mil muertes. Las cifras del Ministerio de Salud que aparecieron en los medios de comunicación la semana pasada indican que más de 87,000 personas trabajadoras de la salud han sido infectadas, y 573 han muerto. Más de la mitad de las muertes de las personas trabajadoras de la salud (292) ocurrieron en el estado de Maharashtra.

Las personas trabajadoras de la salud en la India han estado planteando preocupaciones sobre su seguridad. En agosto, cientos de miles de personas trabajadoras sanitarias comunitarias (de ASHA) se declararon en huelga para exigir una adecuada protección de la salud, mejores salarios y condiciones de trabajo justas y favorables.

Mil 320 muertes en México

El número de infecciones por COVID-19 ha superado recientemente los siete millones en América Latina, y Amnistía Internacional registró cifras especialmente elevadas de muertes de personas trabajadoras de la salud en México (1,320), Brasil (634) y Perú (183).

En México, el número oficial de muertes de personas trabajadoras de la salud ha llegado a la cifra sobrecogedora de 1,320 personas. Al 25 de agosto, el Ministerio de Salud de México confirmó 97,632 casos de COVID-19 entre las personas trabajadoras de la salud.

Se ha informado que las personas encargadas de la limpieza en los hospitales de México son especialmente vulnerables a la infección. Muchas de ellas están subcontratadas, lo que significa que tienen menos protección. En mayo, Amnistía Internacional documentó el caso de Don Alejandro, de 70 años de edad, quien trabaja limpiando instalaciones de hospitales estatales en la Ciudad de México. Don Alejandro dijo a Amni! stía Internacional que solicitó su reasignación a zonas administrativas, debido a su perfil de riesgo ante el COVID-19, precisó que su empleador accedió a esa solicitud pero redujo sus ingresos en aproximadamente un 16%.

Amnistía Internacional destacó el hecho de que el gobierno mexicano lleva un registro detallado de muertes de personas trabajadoras de la salud, con datos desglosados por edad, género y profesión. Esta transparencia es esencial y todos los países deberían poner a disposición este tipo de detalles; también puede servir para explicar las inquietantes cifras de México en relación con otros países.

«Amnistía Internacional destacó la transparencia con la que el Gobierno de México ha documentado las muertes por COVID»

La falta de EPP y de protocolos claros en Brasil

En Brasil, al menos 634 personas trabajadoras de la salud han muerto a causa de COVID-19. De acuerdo con la Associação Brasileira de Saúde Coletiva (ABRASCO), una asociación de personas profesionales de la salud, las y los trabajadores de la salud se han quejado de la insuficiencia de EPP, la falta de protocolos claros para gestionar las infecciones, la ausencia de apoyo a la salud mental, la mínima protección social para los miembros de la familia y los contratos precarios para los reclutados en casos de emergencia.

«Hacemos un llamado a todos los gobiernos para que tomen medidas urgentes para proteger la vida de las personas trabajadoras de la salud. Además de aumentar el suministro de equipos de protección, deben escuchar a las personas trabajadoras de la salud que se manifiestan sobre sus condiciones de trabajo, y respetar sus derechos de organización», dijo Steve Cockburn.

«Durante toda la pandemia los gobiernos han aclamado a las personas trabajadoras de la salud como héroes, pero esto suena vacío cuando muchas de ellas están muriendo por falta de protección básica».

Metodología

En colaboración con un científico de datos, Amnistía Internacional revisa y coteja regularmente los datos relacionados con las muertes de personas trabajadoras de la salud provenientes de múltiples fuentes. Éstas incluyen páginas conmemorativas, cifras gubernamentales, listas compiladas por asociaciones médicas nacionales y listas y obituarios publicados en medios de comunicación de todo el mundo. Todas las fuentes y la información explicativa están disponibles en el mapa interactivo en línea.

La liga al Mapa es la siguiente:

https://www.amnesty.org/en/latest/news/2020/09/mapping-covid19-health-worker-deaths/