Salud

Un niño de 3 años y medio de edad, originario del municipio de Acaxochitlán, de la región Otomí-Tepehua, recibió la atención médica especializada para corregir una cardiopatía congénita que afectaba su corazón y ponía en riesgo su vida y salud.

En entrevista, la directora del Hospital del Niño DIFH, Mónica Langarica, destacó que con la intervención quirúrgica, realizada el pasado 20 de julio por tres médicos especialistas en cardiología –uno de ellos adscrito al nosocomio hidalguense-, el menor fue beneficiado con una cirugía exitosa, innovadora y que se realiza en los institutos de salud de alta especialidad.

Todo esto es muy alentador tanto para la comunidad médica como para la población en general. Lograr que en el Hospital del Niño DIFH se realicen este tipo de intervenciones, demuestra que estamos cada vez más capacitados y a la altura de los mejores, señaló Langarica.

Destacó la importancia de este hecho, ya que es la primera vez que en un hospital estatal se lleva a cabo una cirugía a corazón abierto, con bomba de circulación extracorpórea, con un equipo multidisciplinario y especializado en cirugía cardíaca de alta complejidad.

“Y que haya sido en un niño pequeño es más emotivo, ya que en cuanto pase su recuperación, podrá percibir los beneficios de un corazoncito que trabaja óptimamente y la felicidad que es hacer su vida normal, como cualquier niño de su edad”, afirmó la directora.

Mónica Langarica indicó que el trabajo destacado que se impulsa y realiza el Hospital del Niño DIFH, es resultado del apoyo que el gobernador Omar Fayad brinda al sector salud y a los servicios que se otorgan a las familias hidalguenses.

“Sin los recursos y la solvencia que tiene actualmente el hospital no podrían realizarse este tipo de acciones; también favorece la gestión constante y el aprovechamiento de los recursos con los que cuenta el nosocomio, el cual tiene especialistas y subespecialistas en pediatría, más de 40 especialidades pediátricas”, manifestó.

Afirmó que en todo momento se hace lo posible por reconocer las necesidades de la población, ya que en estos momentos de contingencia es sumamente importante, debido a que los hospitales de referencia, los institutos nacionales tienen tiempos de espera muy prolongados para la realización de estas cirugías en los pacientes.

“Y contando con la infraestructura y con el personal capacitado, es nuestra responsabilidad solventar las demandas, sobre todo aquellas prioritarias, como es mejorar o salvar la vida de nuestras niñas y niños”, puntualizó la directora Langarica.

Finalmente, informó que el menor y su familia viven en condiciones vulnerables, su clasificación socioeconómica está catalogada como más baja y cuentan con el apoyo por parte de las autoridades estatales, por indicaciones del gobernador Fayad sin escatimar recursos.

Con el objetivo de seguir combatiendo la pandemia del coronavirus y proteger la salud de las familias hidalguenses, el gobernador Omar Fayad anunció el uso del plasma sanguíneo rico en anticuerpos, una estrategia sin precedentes que permitirá salvar más vidas.

Tras realizar la donación de plasma, el mandatario señaló que luego de intensas jornadas de investigación, se desarrolló un protocolo médico que permite utilizar el plasma proveniente de pacientes recuperados para limitar la reproducción del virus en los enfermos que se encuentren en la fase aguda de la infección.

El logro alcanzado por científicos hidalguenses permitirá atenuar los efectos de esta enfermedad en los pacientes más graves, en tanto no se cuente con un tratamiento definitivo o una vacuna contra el Covid-19.

Si bien este procedimiento se está utilizando en otros lugares, en Hidalgo, con el apoyo del Laboratorio Estatal de Salud Pública y el Centro Estatal de Transfusión Sanguínea, se medirá la cantidad de anticuerpos IgG en los pacientes recuperados, de manera que sólo se utilizará el plasma que contenga una gran cantidad de anticuerpos.

«Quiero aprovechar para anunciarles, que personalmente participo en este protocolo ya que soy un paciente que se ha recuperado del coronavirus, mi plasma cuenta con suficientes anticuerpos por lo que soy el primer donador en el estado de Hidalgo y mediante este procedimiento podremos ayudar a salvar la vida de los enfermos afectados por el SARS-CoV-2”, manifestó.

El gobernador Fayad invitó a las personas que se hayan recuperado de esta enfermedad, a acudir al Centro Estatal de Transfusión Sanguínea, para hacer una donación altruista de plasma y así ayudar a salvar más vidas.

Además, recordó que hasta ahora se han implementado más de 55 medidas económicas y sanitarias para mitigar y contener la pandemia en la entidad, a través del Operativo Escudo.

«La aplicación de estas medidas, nos brindan esperanza de que es posible combatir con éxito al coronavirus. Estén seguros que estamos haciendo todo lo posible para proteger la vida y salud de la población de manera seria y responsable», consideró.

El mandatario aseguró que no se puede bajar la guardia en el combate contra dicha emergencia sanitaria, por lo que exhortó a la población a continuar con las medidas básicas como uso de cubrebocas, lavado de manos y el distanciamiento social para que, de esa forma, se pueda retomar la normalidad paulatinamente.

“No vamos a cerrar los tianguis de Mineral de la Reforma, pero es importante que tanto líderes, comerciantes y población hagan su parte, atendiendo las recomendaciones propias de sanidad, para evitar mayores rebrotes de Covid-19”, anunció Alejandro Efraín Benítez Herrera, titular de la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH), en reunión con representantes de comercios.

Este acercamiento, que es el primero de varios que busca el funcionario estatal, permitió llegar a los siguientes acuerdos:

  • A través de la Jurisdicción Sanitaria No. 1 Pachuca, la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COPRISEH) y el Ayuntamiento, se dará acompañamiento a los comerciantes esenciales y funcionamiento parcial a los no esenciales.
  • Uso adecuado del cubre boca.
  • Poner entrada y salida únicas.
  • El enlace de la Secretaría de Salud para verificar estos protocolos, será el titular de la Copriseh, Dr. Sergio Vázquez Salazar. 
  • Se establecieron cronogramas de visitas y capacitación a todos los tianguistas, por lo que después de la capacitación se harán visitas aleatorias. 
  • Dar prioridad a comerciantes hidalguenses.
  • Limitar el aforo de acuerdo al semáforo epidemiológico. 

De acuerdo con el Secretario de Salud, la entidad ha transitado por varias fases, actualmente se encuentra en la tercera y se están presentando rebrotes en diferentes puntos de la entidad.

Dio a conocer que, en el caso de Pachuca y Mineral de la Reforma, se registra el 67 por ciento de casos de Covid-19, por lo que es importante realizar acciones a favor de la salud de la población de ambos municipios.

El funcionario reconoció que uno de los sectores que se ha visto profundamente afectado, es el productivo, particularmente el del comercio, derivado del cierre de negocios no esenciales; de ahí la importancia de esta reunión, que permite ofrecer alternativas, con la finalidad de que se aminoren las afectaciones a la economía de sus familias. 

En cuanto a la responsabilidad de las autoridades, el funcionario estatal afirmó que es la de identificar los lugares a donde se presenta el virus, situación que ya se tiene perfectamente atendida por parte de la Secretaría; así como garantizar los servicios de salud, ofreciendo a la población la adecuada atención del Covid-19, tema que el Gobernador, Omar Fayad Meneses ha atendido de manera oportuna y responsable.

Recordó que hubo una relajación social con las medidas de protección, derivado del cambio del color del semáforo epidemiológico, de rojo a naranja, y que hoy otra vez, se está en color rojo. 

Presente en la reunión, el subsecretario de Gobierno, Juan Luis Lomelí, refirió que, en el tema de la salud, no existen colores, así como tampoco ideologías políticas, únicamente la sensibilidad de toda la sociedad, y el trabajo conjunto de todos los niveles de gobierno.

Asistieron los líderes tianguistas, Cesar Lemus Arias, del Fraccionamiento Saucillo – Tuzos; Juan Carlos Mendoza Morales de la Providencia; Pascual Ortiz Mendoza, de Santa María la Calera; Tomás Gómez Piñera de Ávila Camacho; Ángel Conde Olvera, del tianguis del Chacón; Gregorio Ángeles Pérez y Edgar Hernández Vite, Bazar Nocturno del El Saucillo l; además de Luis Manuel Aguilar Rojas de Rinconada de los Ángeles y Marcos Hernández Aguilar del tianguis de la 11 De Julio.

Como resultado de los estudios clínicos en fase II de las células madres mesenquimales y exosomas, 26 pacientes graves con Covid-19 recuperaron su salud, gracias a la cooperación entre Hidalgo y Japón, informó el gobernador Omar Fayad a través de sus redes sociales.

Dicha investigación forma parte de la colaboración que el pasado 13 de junio estableció el Gobierno del Estado de Hidalgo con la Asociación Internacional de Terapia Celular para el Nuevo Coronavirus (IACT4C).

El mandatario agradeció al doctor Tetsuya Fujimori y a los investigadores mexicanos Alex Ortiz y Sergio Alba la participación en el estudio.

Expuso que 30 pacientes recibieron la terapia de innovación biotecnológica, de los cuales 26 sobrepusieron a pesar de estar en una situación médica de gravedad.

“A partir de estos prometedores resultados buscaremos en Hidalgo la aprobación de este tratamiento revolucionario para el coronavirus; así como la autorización para la implementación y funcionamiento de un centro de procesamiento de células madres que contará con la más avanzada tecnología llamado Prometheus”, como el titán de la mitología griega, declaró.

Hoy el estudio clínico de fase II, controlado, sobre seguridad y eficacia del uso de exosomas y células mesenquimales humanas vía intravenosa para tratar pacientes con Síndrome Distrés Respiratorio Agudo (SDRA) causado por SARS-CoV-2, que fue desarrollado en Hidalgo, “es un haz de luz de esperanza para pacientes en estado grave y que incluso, pueden encontrarse intubados”.

“Deseamos que el uso extendido de este tratamiento pueda seguir salvando vidas en México, en Japón y en otros países”.

El gobierno hidalguense está dispuesto a continuar apoyando la investigación científica conjunta entre especialistas mexicanos y japoneses.

Los resultados de la innovadora tecnología científica, alienta al gobierno estatal aún más en la misión de acabar con la pandemia. El gobernador Fayad, destacó un aspecto positivo de la crisis mundial de salud, entre ellos, estrechar vínculos de hermandad con países tan geográficamente distantes como Japón, con un único objetivo: salvar vidas.

Los gobiernos deben rendir cuentas por las muertes de las personas trabajadoras de la salud y de servicios esenciales a quienes no han protegido de contagios por COVID-19, declaró hoy Amnistía Internacional, al publicar el informe “Expuesto, acallado y atacado”, el cual documenta las experiencias de las personas trabajadoras de la salud en todo el mundo.

El análisis de los datos disponibles, efectuado por el movimiento a través de un monitoreo propio, revela que más de tres mil personas trabajadoras de la salud han muerto a causa de COVID-19 en todo el mundo, una cifra que podría estar subestimada por los Gobiernos.

La situación es alarmante, destaca Amnistía Internacional, cuyo informe documentó casos de personal de salud que denunció problemas en las medidas de seguridad tomadas en el contexto de la respuesta al COVID-19, y que fue objeto de represalias, que van desde el arresto y la detención, hasta las amenazas y el despido.

Si bien Amnistía Internacional reconoce que no existe un seguimiento mundial sistemático de cuántas personas trabajadoras de la salud y de servicios esenciales han muerto después de contraer COVID-19, la organización estima la cifra en tres mil.

De acuerdo con el monitoreo de Amnistía Internacional, los países con el mayor número de muertes de personas trabajadoras de la salud, a la fecha, son: Estados Unidos (507), Rusia (545), Reino Unido (540, incluidos 262 trabajadoras (res) sociales), Brasil (351), México (248), Italia (188), Egipto (111), Irán (91), Ecuador (82) y España (63).

«Más de 3,000 profesionales de la salud y de servicios especializados han muerto por COVID en el mundo»

La organización alertó que es probable que en la cifra global haya una “subestimación significativa”, dijo, “debido al subregistro”. Así, mientras que las comparaciones precisas entre países son difíciles debido a las diferencias en el recuento. Por ejemplo, Francia ha reunido datos sólo de algunos de sus hospitales y centros de salud, en tanto que, las cifras de personal sanitario fallecido, proporcionadas por las asociaciones de salud de Egipto y Rusia, han sido impugnadas por sus gobiernos.

«Con la pandemia de COVID-19 acelerándose en todo el mundo, urgimos a los gobiernos a que tomen en serio la salud y la vida de las personas trabajadoras de la salud y de servicios esenciales. Los países que aún no han visto lo peor de la pandemia no deben repetir los errores de los gobiernos cuya falta de protección de los derechos de esas personas ha tenido consecuencias devastadoras», declaró Sanhita Ambast, investigadora y asesora de Amnistía Internacional sobre derechos económicos, sociales y culturales.

Escasez de suministros y represalias.

Las personas trabajadoras de la salud y de servicios esenciales informaron de una grave escasez de Equipo de Protección Personal (EPP), en casi todos los 63 países y territorios estudiados por Amnistía Internacional. Esto incluye países que aún deben pasar lo peor de la pandemia, como India y Brasil y varios países de África.

Además de la escasez mundial de suministros, las restricciones comerciales pueden haber agravado este problema. En junio de 2020, 56 países y dos bloques comerciales (la Unión Europea y la Unión Económica Euroasiática), habían establecido medidas para prohibir o restringir la exportación de algunas o todas las formas de EPP o sus componentes.

Además, en al menos 31 de los países estudiados por Amnistía Internacional, las y los investigadores registraron informes de huelgas, amenazas de huelga o protestas de las personas trabajadoras de la salud y de servicios esenciales, como resultado de condiciones de trabajo inseguras. En muchos países, esas acciones fueron objeto de represalias por parte de las autoridades.

En Egipto, por ejemplo, Amnistía documentó los casos de nueve personas trabajadoras de la salud que fueron detenidas arbitrariamente entre marzo y junio, bajo acusaciones vagas y demasiado amplias de «difusión de noticias falsas» y «terrorismo». Las personas detenidas manifestaron preocupación por su seguridad o criticaron el manejo de la pandemia por parte del gobierno.

Un médico egipcio dijo a Amnistía Internacional que las o los doctores que denuncian son objeto de amenazas e interrogatorios por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), son cuestionados administrativamente y sancionados. El doctor declaró: «muchos [médicos o doctoras] prefieren pagar su propio equipo personal para evitar este agotador ir y venir. [Las autoridades] están obligando a las y los médicos a elegir entre la muerte y la cárcel».

«En México, personal de salud gasta hasta 12 % de su salario en comprar sus propios insumos sanitarios»

Cabe señalar que en México se han registrado protestas por parte de personal sanitario y de salud debido a la violencia que enfrentan por parte de pacientes y la falta de insumos de protección. Según Amnistía Internacional, quienes enfrentan al COVID han tenido que gastar hasta un doce por ciento de su salario en equipo de protección contra riesgos biológicos.

En algunos casos alrededor del mundo, las huelgas y las protestas han sido respondidas con mano dura.

En Malasia, por ejemplo, la policía dispersó un grupo que se manifestaba de manera pacífica contra una empresa de servicios de limpieza de un hospital. Las personas se quejaban por lo que consideraban un trato injusto dado a los miembros del sindicato, por parte de la empresa, así como por la falta de protección suficiente para las personas encargadas de la limpieza en los hospitales. La policía arrestó, detuvo y acusó a cinco personas trabajadoras de la salud por «reunión no autorizada», en violación de sus derechos a la libertad de asociación y reunión.

«Las personas trabajadoras de la salud y esenciales tienen derecho a alzar su voz contra el trato injusto», declaró Sanhita Ambast.

«Las personas trabajadoras de la salud pueden ayudar a los gobiernos a mejorar su respuesta a la pandemia y a mantener a todo el mundo seguro, pero no pueden hacerlo si están en prisión, y no pueden hacerlo si tienen miedo de hablar».

También ha habido informes en varios países en el sentido de que personas trabajadoras de la salud y esenciales han sido despedidas o se enfrentan a medidas disciplinarias, por haber manifestado sus preocupaciones.

«Estados Unidos y Rusia es donde más profesionales de la salud han fallecido por coronavirus»

En Estados Unidos, por ejemplo, la asistente de enfermería certificada, Tainika Somerville, fue despedida luego de publicar un vídeo en Facebook en el que solicitaba más EPP. Tainika dijo que el personal de la residencia de ancianos de Illinois, donde trabajaba, no fue informado de que estaban trabajando con pacientes enfermos de COVID-19 y que se enteraron a través de los medios de comunicación. El asilo había reportado 34 infecciones y 15 muertes relacionadas con COVID-19 hasta el 29 de mayo.

En Rusia, Amnistía Internacional destacó los casos de las doctoras, Yulia Volkova y Tatyana Reva, que enfrentan represalias tras quejarse de la falta de EPP. Yulia Volkova ha sido acusada, bajo las leyes rusas, de difundir noticias falsas y se enfrenta a una multa de hasta 100.000 rublos (1.443 dólares), mientras que Tatyana Reva enfrenta un procedimiento disciplinario que puede resultar en su despido.

Paga injusta y falta de beneficios

FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDEABAJO.MX

Además de las condiciones de trabajo inseguras, Amnistía Internacional ha documentado cómo algunas personas trabajadoras de la salud y de los servicios esenciales reciben pagas injustas o, en algunos casos, no se les paga en absoluto.

En el sur de Sudán, por ejemplo, las y los médicos en la nómina del gobierno no han recibido sus salarios desde febrero y tampoco reciben paquetes de bienestar o cobertura médica. En Guatemala, por lo menos 46 personas de diversas instalaciones no recibieron remuneración por los dos meses y medio que pasaron trabajando en un hospital de COVID-19.

En algunos países no hay prestaciones adicionales para las personas trabajadoras de la salud y de servicios esenciales en el contexto de la pandemia de Covid-19, y en otras naciones las prestaciones excluyen a ciertas categorías de trabajadores.

Amnistía Internacional pide a los Estados que consideren a COVID-19 como una enfermedad profesional.

Como parte de ello, deben garantizar que las personas trabajadoras de la salud y de servicios esenciales tengan acceso a compensaciones y otras ayudas en caso de que contraigan la infección. También deben ser incluidos en los grupos prioritarios para las pruebas de COVID-19.

Estigma y violencia

Amnistía Internacional documentó varios casos en los que las personas trabajadoras de la salud y de servicios esenciales sufrieron estigmatización y violencia a causa de su trabajo. Por ejemplo, según se informó, una enfermera en México fue empapada con cloro mientras caminaba por la calle, y en Filipinas los agresores vertieron lejía en la cara de un trabajador de servicios públicos de un hospital.

Estos incidentes apuntan a un clima de desinformación y estigmatización, y subrayan la importancia de que los gobiernos proporcionen información precisa y accesible sobre la propagación de COVID-19.

 «Amnistía Internacional llama a garantizar los derechos e indemnizaciones al personal de salud y santario»

En Pakistán, Amnistía Internacional registró varios casos de violencia contra personas trabajadoras de la salud desde abril. Se produjeron actos de vandalismo en hospitales, se atacó a personal médico e incluso un miembro de la Fuerza Antiterrorista disparó contra uno de ellos.

Ministros paquistaníes han declarado que los hospitales cuentan con los recursos necesarios, pese a reportes de que los nosocomios se han visto obligados a rechazar incluso a pacientes críticos, debido a la escasez de camas, ventiladores y otros equipos de salvamento. Esto pone en peligro a las personas trabajadoras de la salud, ya que la gente no les cree cuando dicen que no tienen espacio para más pacientes.

Recomendaciones de Amnistía Internacional a los Estados

El llamado de Amnistía Internacional es proteger mejor los derechos humanos y las vidas, en caso de un futuro brote masivo de la enfermedad. Esto debería incluir un examen para determinar si se protegieron adecuadamente los derechos de las personas trabajadoras de la salud y de servicios esenciales, incluido el derecho a condiciones de trabajo justas y favorables y el derecho a la libertad de expresión”, dijo Sanhita Ambast.

Los Estados deben garantizar una indemnización adecuada a las personas trabajadoras de la salud y de servicios esenciales que hayan contraído COVID-19, como resultado de actividades relacionadas con el trabajo. También deben investigar los casos en que las personas trabajadoras de la salud han sufrido represalias por plantear problemas de salud y seguridad, y proporcionar una solución eficaz a quienes han sido tratados injustamente, incluso reintegrando a los trabajadores que han perdido su empleo por haber denunciado su situación.