Pueblos indígenas

Nunca más el Estado mexicano debe permitir injusticias contra ningún grupo étnico del país, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador al encabezar el acto de petición de perdón al pueblo yaqui por agravios cometidos en el pasado:

“Deseamos ofrecerles perdón por los crímenes de Estado que se cometieron contra sus antepasados, sobre todo durante el porfiriato, aunque no sólo durante esa dictadura.”

El primer mandatario reafirmó el compromiso de justicia para los pueblos yaquis y de reparación de daños -en la medida de lo posible- con inversión para la dotación de tierras, garantizar el derecho al agua y un programa de bienestar, acciones que se encuentran en marcha mediante el trabajo conjunto con autoridades tradicionales.

“Estoy seguro de que, los tres años que me quedan como presidente, terminaré de cumplir todos los compromisos que hoy estamos refrendando y acordando.”

Al encabezar la firma de Acuerdos del Plan de Justicia del Pueblo Yaqui y del decreto de creación del Distrito de Riego 018 -y su transferencia al pueblo yaqui- acompañado por gobernadores tradicionales e integrantes del Gabinete federal, el presidente puntualizó que se implementan tres grandes acciones:

Primero, restituir hasta 20 mil hectáreas de tierras, de las cuales hoysuscribió la entrega de dos mil 943. En segundo lugar, garantizar agua para los pueblos y para la agricultura, lo que incluye que las propias autoridades administren el distrito de riego:

“Vamos a invertir, sólo en el plan hidráulico, alrededor de seis mil millones de pesos y es mi compromiso para que haya agua en los pueblos yaquis.”

En tercer lugar, el presidente recordó que ya está en marcha el programa integral que incluye mejoramiento urbano, a lo cual se suman mil 500 apoyos para vivienda entregados, y comprometió una unidad médica del IMSS-Bienestar en cada pueblo de este territorio.

El gobernador de Sonora, Alfonso Durazo Montaño, señaló que con este acto se reparan, al límite de lo posible, siglos de abusos y despojos que los poderes impusieron por la fuerza contra los pueblosyaquis.

Salomón Nahmad y Sittón afirmó que se trata de uno de los compromisos que nuestro país le debe a millones de indígenas, con quienes el Estado mexicano tiene una deuda impagable. Agregó que no es posible un pacto federal si se mantiene la exclusión de los pueblos indígenas, por lo que la pobreza y la desigualdad deben ser compensadas de manera significativa:

“Hoy inicia el pago de esa deuda con un acto de justicia y de respeto al derecho internacional. Este debe ser el inicio de un nuevo trato hacia estos pueblos porque es la única forma de que México renazca desde sus raíces profundas del México profundo que hablaba Guillermo Bonfil.”

Se pronunció por el reconocimiento constitucional de todos los derechos de los pueblos indígenas, lo que incluye la autonomía de su territorio y la identificación de cada comunidad indígena con su propio sistema de gobierno, terminando también con la discriminación racial y cultural.

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano señaló que debe haber justicia en el uso de aguas de la cuenca del río Yaqui con la cancelación del acueducto Independencia y sanción a quienes hayan violado la ley:

“Se evitaría así, como ha sucedido este año, 2021, que se retengan arbitrariamente 600 millones de metros cúbicos de aguas de la cuenca del río Yaqui en la presa de El Novillo, que abastece la operación del acueducto Independencia en detrimento de los usuarios del bajo río Yaqui, esto es gente de la tribu y muchos agricultores más.”

Igualmente, propuso la intervención del jefe del Ejecutivo federal para encontrar solución a conflictos y divisiones para alcanzar la paz en el sur de Sonora.

El director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y titular de la Comisión Presidencial de Justicia para el Pueblo Yaqui, Adelfo Regino Montes, recordó que el presidente López Obrador y gobernadores tradicionales acordaron la construcción del plan de justicia durante el encuentro en Pótam el 16 de octubre de 2019, con miras a lograr una solución de fondo al despojo territorial y agravios en contra de los pueblos.

Agregó que, tras el continuo proceso de diálogo entre autoridades tradicionales y titulares de las dependencias del gobierno federal, se construyeron los Acuerdos del Plan de Justicia del Pueblo Yaqui que hoy firmaron el presidente y los gobernadores.

Detalló que el jefe del Ejecutivo federal también suscribió el decreto para devolver dos mil 943 hectáreas al pueblo yaqui, que formarán parte de su patrimonio, tanto a título colectivo como comunal.

Respecto al derecho al agua, expuso que se acordó la construcción del Acueducto Yaqui con extensión de 158 kilómetros, que correrá de la presa del Oviachic hasta Bahía de Lobos y las Guásimas, con lo cual se dará solución al abastecimiento de agua potable para consumo humano.

“Y en un acto sin precedentes, hoy el presidente firmará el decreto por el que se crea el Distrito de Riego número 18 y su inmediata transferencia al pueblo yaqui. Será administrado directamente por el pueblo yaqui a través de una comisión que ellos han creado; tendrá una superficie de 126 mil 259 hectáreas, de los cuales 61 mil 223 serán irrigables con un volumen de 673 millones de metros cúbicos.”

El secretario de la Guardia Tradicional del pueblo Tórim, Jesús Patricio Varela Martínez, afirmó que el plan de justicia responde ante los agravios cometidos a lo largo de la historia en contra del pueblo yaqui, por lo que no se trata de un regalo, sino de devolver lo que les pertenece.

Añadió que gracias a la recuperación de las primeras hectáreas, el pueblo yaqui volverá a contar con una tierra colectiva para siembra y pastoreo; y la entrega del distrito de riego, así como la construcción del acueducto permitirán aumentar la producción agrícola y pecuaria, además de contar con agua saludable y suficiente. Igualmente, la construcción de escuelas, hospitales y una radiodifusora, así como la aplicación de proyectos permitirán una vida más digna para los pueblos:

“Con la tribu yaqui se está dando el primer paso de justicia hacia los pueblos indígenas, pero los yaquis queremos justicia para todos los pueblos indígenas y afromexicanos de este país. Por eso, este Plan de Justicia debe sentar las bases para un nuevo acuerdo con la nación y que ese acuerdo quede plasmado en nuestra Constitución.”

En ese contexto, en nombre de los pueblos indígenas y afromexicanos del país, entregó al presidente la propuesta de reforma constitucional, construida colectivamente a lo largo de dos años, que incluye más de 650 mil firmas:

“En este momento le pedimos que la haga suya y a nuestro nombre la presente al Congreso de la Unión. Amor con amor se paga y nosotros lo queremos y respetamos mucho. Ayude a México para que en el futuro no se vuelvan a repetir los horrores del pasado, para que nunca más haya un México sin nosotros, los pueblos indígenas.”

También acompañaron al presidente los secretarios de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González; Marina, José Rafael Ojeda Durán; Desarrollo Urbano y Territorial, Román Meyer Falcón; Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez; Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis Díaz Leal; Bienestar, Javier May Rodríguez; Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Manuel Villalobos Arámbula; Medio Ambiente y Recursos Naturales, María Luisa Albores González; Cultura, Alejandra Frausto Guerrero.

Asimismo, el coordinador de Asesores de la Presidencia, Lázaro Cárdenas Batel; el director general del IMSS y presidente de la Comisión Presidencial para la Conmemoración de Hechos, Procesos y Personajes Históricos de México, Zoé Robledo Aburto; y el director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán Martínez Santoyo

Igualmente, los gobernadores tradicionales de Vícam Pueblo, Crisógono Castillo Bacasegua; Pótam, Juan Espinoza Leyva; Tórim, Florentino Martínez Molina; Ráhum, Ramón Valenzuela Álvarez; Huírivis, Juan Miguel García Vega; Belem, José Ricardo JaimesValenzuela; Loma de Guamúchil Cócorit, Guillermo Valdez Castillo; Loma de Bácum, Juan María Estrella Molina; así como el presidente de Pascua Yaqui, Peter Yucupicio

Además, el secretario de la Guardia Tradicional de Vícam Pueblo, Onésimo Buitimea Valenzuela, y como invitadas especiales: la deportista rarámuri María Lorena Ramírez Nahueachi; la senadora por Arizona, Sally Ann González; y la coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, Bertha Zúñiga Cáceres.

Con diferentes programas y acciones el gobernador Omar Fayad refrenda su compromiso y prioridad por el desarrollo de los pueblos indígenas del estado, durante su administración reconocemos su gran aportación social, cultural, económica y política que representan, razón por la que se trabaja de manera coordinada con los diferentes órdenes de gobierno, afirmó el titular de la Comisión Estatal para el Desarrollo Sostenible de los Pueblos Indígenas (CEDPSI), César Herrera Lara.

El funcionario estatal compartió que, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, no hay mejor manera de conmemorar que reafirmando el compromiso que el gobernador del estado, Omar Fayad tiene con nuestros hermanos indígenas.

La pandemia por Covid-19 continúa, situación que ha afectado a la sociedad mexicana e hidalguense, pero la atención que el gobierno estatal otorga a los pueblos indígenas no se ha detenido, a través de la CEDSPI implementó políticas públicas que apoyan el desarrollo y el bienestar de las familias originarias.

El comisionado de la CEDSPI invitó a la población a consultar las actividades que se han preparado con motivo de la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, entre ellas un ciclo de conferencias que se llevará a cabo de manera virtual y a través de las páginas oficiales de la dependencia; charlas con invitados especiales; un concurso de fotografía en el que los participantes destacarán la cultura y tradición de los pueblos indígenas; la develación de placas en diferentes municipios que los acredita como municipios incluyentes Indígenas, denominación otorgada al cumplir con diferentes criterios; entre otras actividades.

Herrera Lara reiteró su compromiso con los hermanos indígenas y agradeció a dependencias del Poder Ejecutivo y de diferentes organismos que son un reflejo del trabajo coordinado que encabeza el gobernador Omar Fayad.

Mil indígenas tzotziles de las comunidades de Chenalhó y Pantelhó, de la región de los Altos de Chiapas, han dejado sus hogares en las últimas horas por miedo a la violencia del narcotráfico.

Según reporta la agencia EFE, las poblaciones están huyendo luego de que el pasado jueves ocho de julio estallaron enfrentamientos armados entre narcos y soldados, dejando tres militares heridos, además de seis policías estatales, dejando a la región en alta tensión.

La gente ha intentado refugiarse en los municipios de Tenejapa, Larrainzar, Yateclum y San Cristóbal de las Casas, con la ayuda de familiares, amigos y organizaciones civiles y religiosas.

Durante la presentación virtual del libro “La Tutela de los Derechos Político-Electorales de los Pueblos y Comunidades Indígenas en América Latina” realizada por el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo (IEEH) en coordinación con la Red Nacional de Consejeras y Consejeros Electorales por una Democracia Incluyente (RENACEDI), fueron enlistados los retos y deudas históricas que la sociedad tiene hacia este sector poblacional.

Como panelistas participaron la Consejera Electoral del Instituto Electoral del Estado de Querétaro y Coordinadora del libro, Gema Nayeli Morales Martínez; María Pérez Cepeda, Consejera Electoral del Instituto Electoral del Estado de Querétaro; Claudia Arlet Espino, Vocera Presidenta de la RENACEDI; María del Mar Trejo Pérez, Consejera Electoral del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Yucatán; Irma Ramírez Cruz, Consejera Electoral del Instituto Estatal Electoral de Michoacán y también Coordinadora del libro; y Carmelita Sibaja Ochoa, Consejera Electoral del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca. Como moderador, fungió el Consejero Electoral del IEEH Christian Uziel García Reyes.

La primera participación fue de Gema Nayeli Morales Martínez, quien compartió los procesos que llevaron a concretar la investigación de dicha obra, destacando que las comunidades indígenas aportan conocimientos milenarios en diversos ámbitos, y por ello, es importante visibilizar sus contextos y atender sus peticiones para garantizar el pleno ejercicio de sus derechos, en este caso los político-electorales.

Posteriormente, María Pérez Cepeda, habló sobre la participación y representación de las personas indígenas, así como la necesidad de regular su postulación y acceso a cargos de elección popular para

fortalecer las minorías. Consideró que existe un desafío más importante que la participación y representación, el cual es la elección de auténticos representantes que generen estrategias de comunicación, transparencia y rendición de cuentas.

En su oportunidad, María del Mar Trejo, manifestó que no existe un movimiento étnico amplio, por ello es imperante construir desde lo local, lo cual también debe ser prioridad para las instituciones en México, entre ellas, los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE´s), los cuales están obligados a tener mayor cercanía con este grupo etario.

Por su parte, Irma Ramírez Cruz, narró que en el mencionado libro se reunieron tanto inquietudes como falta de experiencias, reconoció que en el tema aún falta mucho por hacer y aunque el libro es un primer ejercicio, existen retos importantes como el derecho a la consulta libre, el autogobierno y la obligatoriedad de los gobiernos a postular a las personas indígenas.

Finalmente, Carmelita Sibaja Ochoa, profundizó en el contexto de lo que ha sido el reconocimiento de los pueblos y comunidades indígenas en México, sobre esa plurinacionalidad, su autonomía y libre determinación, citó que Oaxaca es un referente obligado ya que en este Estado se concentra una mayor cantidad de lenguas indígenas, pues el 67 por ciento de su población se autoadscribe como tal.

El Consejero Electoral Augusto Hernández Abogado, en su calidad de Presidente de la Comisión Especial de Derechos Político Electorales de los Pueblos y Comunidades Indígenas de este Instituto, aseguró que ese libro brinda un importante documental que sirve como referente para profundizar en una serie de temas en torno a los abordados en la actividad virtual.

Finalmente, el Consejero Electoral Christian Uziel García Reyes, abrió espacio a la etapa de preguntas y respuestas que realizó el público en las diversas plataformas digitales.

Resiliencia, es la palabra que utiliza la ONU para definir la manera en que los pueblos indígenas del mundo enfrentan la pandemia del COVID 19. Si alguien nos advertía desde hace décadas sobre la relación de las enfermedades con la degradación del medio ambiente, eran los pueblos originarios.

“A medida que luchamos contra la propagación de la pandemia, es más importante que nunca salvaguardar a estos pueblos y sus conocimientos”, asegura la Organización de las Naciones Unidas, en torno al Día Mundial de los pueblos indígenas, al aseverar que sus territorios albergan el 80% de la biodiversidad del mundo y pueden enseñarnos mucho sobre cómo reequilibrar nuestra relación con la naturaleza y reducir el riesgo de futuras pandemias.

«A medida que luchamos contra la propagación de la pandemia, es más importante que nunca salvaguardar a estos pueblos y sus conocimientos»

Aun cuando son depositarios de la diversidad cultural y son los principales conservadores de la diversidad biológica del planeta, los pueblos indígenas no han dejado de ser tradicionalmente discriminados por el poder hegemónico y su pensamiento dominante.

En todo el mundo, 370 millones de personas son indígenas. Constituyen más de 5 mil grupos distintos en 90 países, y hablan una abrumadora mayoría de los 7 mil idiomas que existen en este planeta. Aunque son el 5% de la población mundial, son también el 15% de la gente pobre. Esto es, la indigenización de la pobreza.

Gran parte de los pueblos indígenas del mundo comparte una problemática común en cuanto a la violación, falta de reconocimiento y aplicación efectiva de sus derechos, con lo cual se constituyen en un grupo poblacional altamente vulnerado.

Así pues, este 9 de agosto el Día Internacional de los Pueblos Indígenas tendrá como lema «COVID-19 y la resiliencia de los pueblos indígenas» y buscará visibilizar las formas innovadoras en que los pueblos originarios continúan demostrando resistencia y fortaleza frente a la pandemia mientras se enfrentan a graves amenazas contra su supervivencia.