17.3 C
Hidalgo
martes, noviembre 29, 2022

Agreste, INNECESARIAMENTE HOSTIL: CAROLINA VIGGIANO ante la prensa

PACHUCA — En su libro autobiográfico, Carolina Viggiano Austria repite en casi todos sus capítulos que la naturaleza de su pueblo natal, San Juan Ahuehueco, influyó en su forma de ser. Un pueblo de «belleza, poder y contundencia», pero, cuyas montañas «parecían ignorar cualquier mundo detrás de ellas».

La palabra nos revela. Todos los secretos del subconsciente salen a la luz a través del discurso. De modo que, si la precandidata de «Va por Hidalgo» sostiene que esas son sus identificaciones, hay que creerle. Así es ella. Así se conduce. Lo dejó claro en el encuentro que sostuvimos con ella quienes dirigimos medios de comunicación en Hidalgo, el miércoles 9. Viggiano Austria fue agreste y distante, como en buena medida lo es nuestra sierra alta. Y lo que era un evento pensado para enriquecer sus aspiraciones con la visión de quienes día a día reportamos el Estado, se convirtió en un intento muy esforzado de la precandidata por imponer sus opiniones.

Y un poco más que eso, al menos desde la experiencia de quien aquí escribe. A sabiendas de que en este Editorial se han publicado críticas puntuales a su postura conservadora sobre el rol de las mujeres, la precandidata manifestó su reproche:

—Tú me has madreado —dijo, ni bien me había ofrecido su mano, de pie, al llegar frente a mi, acompañada por su equipo de trabajo.

Nadie se espera algo así como primer encuentro. Nadie, a menos que sea un rival o un malqueriente consabido; y de ninguna manera es el caso. Cuesta, pues, responder algo certero después de eso. Sobre todo porque, en política, la cortesía debería ser la regla. Y la presencia de este reportero en aquel encuentro era una entusiasta disposición al diálogo.

—Las opiniones siempre son una oportunidad para mejorar, candidata—, respondí, logrando apenas salir del asombro, para luego ser rescatado por un comentario en broma que se diluyó entre quienes nos rodeaban.

Te interesaría leer: VIGGIANO abraza una IDEOLOGÍA EXTREMISTA que AMENAZA a las mujeres

Ya en la mesa, junto con más colegas, Viggiano Austria impuso sus comentarios sobre la elección, su contrincante, el presidente López Obrador y los asuntos de Hidalgo. Que en el Estado no se han hecho carreteras, que no se le toma en cuenta, que le quitaron los recursos especiales, que tras la inundación de Tula no apoyaron lo suficiente. Y ya. Sin conversación. Sin empatía. Ni una sola pregunta sobre nuestro trabajo o intenciones sobre la tarea que desempeñamos. La precandidata agradeció el tiempo y se fue.

Quedaron temas en el tintero, por supuesto. Se trata de quién podría convertirse en la primera gobernadora en la historia de Hidalgo. Semejante hito potencial aviva las causas de este Editorial. Ello merece más que un monólogo de ocasión. Mas, resta la esperanza misma que Viggiano Austria deposita en la naturaleza de San Juan Ahuehueco, sí, tierra abrupta, pero que también sabe ser generosa y emocionante. Pero hace falta caminarla; o lo que es igual: poner los pies en la tierra.

Luis Alberto Rodríguez Ángeles
Luis Alberto Rodríguez Ángeleshttp://rodriguezangeles.com/
Periodista y escritor. Premio Nacional de Periodismo en derechos humanos "Gilberto Rincón Gallardo" 2009. Doctorante en Investigación y Creación Literaria por Casa Lamm.

Related Articles

Últimas