25.2 C
Hidalgo
jueves, abril 18, 2024

Cómo una legión de FANS están SALVANDO a la serie FINAL SPACE

Final Space es una serie que, si no la has visto, deberías. Sobre todo porque después de que Netflix pierda su licencia sobre ésta, la serie jamás aparecerá en otra plataforma oficial, ni tampoco se sacarán más DVD’S de ninguna de sus dos primeras temporadas, y la tercera no tendrá formato físico.

Esta serie, al igual que otras sufrió la purga de Warner Brothers. Que si no sabes a que me refiero con «la purga» (y no, no me refiero a la película de terror) te cuento que se trata de las decisiones administrativas que se tomaron para la reestructuración de Warner después de su fusión con Discovery que, en pro de crear contenido de calidad, cancelaron proyectos como una película de Bat Girl que ya estaba terminada pero no coincidía con su nueva visión.

Regresando a Final Space: esta es una serie difícil de explicar, siendo su descripción en la plataforma de Netflix muy pobre y sencilla.

Es una serie llena de viajes a través del espacio, dimensiones alternas, viajes en el tiempo, drama y comedia con el toque perfecto de humor negro; familias construidas y shipeos intensos como el sol del verano; dando como resultado una serie alocada, divertida, interesante y con mucha ciencia ficción.

La purga de Warner Brothers

Pero hoy no sólo quiero hablar de la serie como recomendación de maratón, sino lo que ha ocurrido después de su cancelación, apenas unos días después que se estrenara su tercer temporada.

Tras la cancelación, el autor de esta serie, Olan Rogers, buscó negociar con la empresa para poder crear un final mediante un capítulo especial como lo hizo Disney con la serie La Casa Búho. Pero sólo tuvo respuestas negativas de parte de los ejecutivos. Sólo después de dos años el autor logró negociar la publicación de un comic, pero no se la pusieron fácil.

Para que él pudiera publicar esa novela gráfica, Warner puso condiciones bastante desfavorables, siendo algunas de éstas restrictivas en cuanto al contenido. No pudo poner un beso LGBT+; no pudo venderlo a través de ninguna tienda en línea, sólo mediante sus redes sociales personales; no pudo promocionar el comic como producto de Warner Brothers; tampoco pudo crear una página de Gofoundme y tampoco pudo usar las páginas oficiales de Final Space. Todo lo debe hacer él en sus redes socia les personales, siendo ésta la única opción que le brindaron de poder terminar su proyecto que con mucho esfuerzo y sacrificio había creado.

Un desenlace conmovedor

Durante meses compartió con sus fans sus planes y parte de las condiciones, tomando la firme decisión de hacer su comic. Pero, para poder hacerlo necesitara fondos. Hizo cuentas, tomó en consideración sus tiempos de producción y publicó en sus redes sociales la preventa limitada a sólo diez mil copias, dando como tiempo para su compra seis meses porque consideraba que no se venderían rápido

Pero damas y caballeros: estamos en una nueva era donde nerds y frikis son el mercado principal y es gracias a todos los fans que tiene este proyecto que, en un sólo día agotaron la preventa de diez mil copias.

Oland Rogers, a través de su canal de YouTube, agradeció conmovido a todos los fans prometiendo que estaría subiendo avances del comic.

Este suceso también deja en evidencia el mal trato que muchas veces reciben los creadores de series, pues éste no es un caso aislado. De igual forma nos pone a pensar qué contenido comenzarán a ofrecernos las grandes empresas de animación, considerando que, cada vez más, muchos de estos artistas están migrando a plataformas digitales como YouTube para hacer de forma independiente sus proyectos y tener más libertad creativa.

Karin Reo
Karin Reo
Inspirada por las grandes aventuras de héroes derrotando al mal, forjé un fuerte amor por el mundo de la animación y todo lo que este representa; como cambia y moldea a las personas, sin que estas lo noten.

Related Articles

Últimas