20.7 C
Hidalgo
lunes, mayo 20, 2024

JULIO VALERA: derechos humanos y BUENA POLÍTICA

Julio Valera Piedras concluyó su gestión como presidente de la junta de gobierno del Congreso local. Para su despedida, reunió en la sede del Legislativo al Ejecutivo estatal, encabezado por el secretario de gobierno, Guillermo Olivares, líderes sociales y, por supuesto, el pleno de sus colegas de cámara.

En el cúmulo de Legislaturas que pasaron a la historia sin pena ni gloria, la dirigida por Valera Piedras contó con un sello propio, distinguible y trascendental. Recordaremos su presidencia por haber trabajado por la inclusión como ninguna otra que le precedió. Así se notó en su discurso de despedida al referirse a «todos, todas y todes» en lo que sin duda es el reconocimiento tácito a la diversidad sexo-genérica.

No sólo eso. Su gestión, correctamente calificada como «de avanzada y progresista», creó el Centro de Estudios para la Igualdad de Género. De hecho, Julio Valera mismo subió a tribuna diversas reformas para reforzar el andamiaje legal que protege a las mujeres y a las niñas ante la violencia. También, impulsó dos consultas históricas sobre derechos políticos de los pueblos indígenas y de las personas con discapacidad. Nunca antes desde el Congreso local se había mirado tan de cerca a las necesidades de estos sectores.

Por mérito propio, esta Junta de gobierno consiguió una certificación para el Congreso en la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 en Igualdad Laboral y No Discriminación; una garantía que no tiene ni la Cámara federal.

De tal modo, no se puede regatear que Julio Valera Piedras ha sido el presidente más comprometido con los derechos humanos que ha tenido el Congreso de Hidalgo, hasta ahora. Esto implica un reto cultural. Así lo subrayó en su discurso. «Decidimos dar ejemplo, abrir brecha, desafiar a nuestras propias formaciones culturales, incluso a muchos de nuestros prejuicios y preconcepciones», dijo.

Valera desafió la vieja conseja de que en política hay que sobrevivir sin tocar lo que ya está hecho. Desafió los prejuicios de un Congreso que avanzaba de a poco, con pasitos cautelosos. Entendió que era su momento para hacer algo más que asegurar el hueso. Y eso que enfrentó adversidades políticas que hubieran doblado a muchos. Inició siendo diputado del PRI, del cual era presidente en ese momento, y terminó como independiente. Sostuvo hasta donde pudo el timón de un Partido destrozado por un kraken venido desde su dirigencia nacional. Ante la llegada del primer gobernador de la alternancia, logró mantener la presidencia de la Junta de Gobierno en acuerdo con todas las fuerzas políticas locales. Cualquier otro en su lugar, hubiera huido convenientemente por la puerta de atrás. Pero Julio Valera sostuvo la dignidad de su posición y de inmediato se puso a trabajar con el nuevo poder asegurando la gobernabilidad de Hidalgo.

Extrañaremos la presencia de un político de miras, con voz propia, en la presidencia del Congreso. Si bien continuará como diputado un año más, estoy seguro de que su papel continuará siendo relevante. Políticos como Julio Valera avanzan por el camino iluminado de la historia.

Beto Rodríguez Ángeles
Beto Rodríguez Ángeleshttp://viejopunk.com/
Periodista y escritor. Premio Nacional de Periodismo en derechos humanos "Gilberto Rincón Gallardo" 2009. Doctorante en Investigación y Creación Literaria por Casa Lamm.

Related Articles

Últimas