15.9 C
Hidalgo
martes, julio 16, 2024

CHAPULINES HUASTECOS brincan a Morena

Las elecciones siempre tienen jugadores ocultos. Personajes que no ponen su nombre en la papeleta pero que mueven sus hilos y, en muchas ocasiones, son el verdadero poder tras la candidatura. En la región huasteca, sin duda uno de estos es el empresario, originario de Veracruz, Felipe Ahumada, famoso entre las versiones huastecas por financiar aspiraciones y cobrar sus apoyos con altos intereses.

Dos nombres ha puesto este personaje sobre el tablero: uno, el actual presidente municipal de Huejutla, Daniel Andrade Zurutuza, quien pelea por la candidatura a diputado federal (o local, lo que caiga) una vez dejando la alcaldía con fuertes señalamientos de irresponsabilidad administrativa y repudio por los asuntos que preocupan a la gente, sobre todo de las comunidades indígenas, y más bien célebre por escándalos personales que han hablado más por su persona que por su (mal) trabajo como munícipe.

El otro alfil ahumadista es el exalcalde José Alfredo San Román Duval quien, aunque parezca increíble, quiere volver a ocupar la presidencia municipal de Huejutla a pesar de que arrastra una denuncia del año 2015 impuesta ni más ni menos que por la Auditoria Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) por peculado y fraude. A pesar de eso ya fue dos veces presidente de la gran ciudad huasteca, primero por el PAN y después por lo que hoy se llama Movimiento Ciudadano, presumiendo como gran logro de administración haber llevado a Maribel Guardia a la plaza principal del municipio, tanto como ampliar sus tienditas de cal y arena. Eso o haber librado la cárcel gracias al favor de algún poderoso de turno.

¿Por qué a pesar de esto, San Román se llevó en dos ocasiones la silla de la alcaldía? La respuesta en Huejutla es común: “por Ahumada”. Y según el pueblo huasteco, eso es lo que le anima a empeñarse por una tercera vez, seguro de que, aunque la gente tiene memoria y lo desprecia, el dinero de su patrocinador le infla la autoestima y hasta presume que ya le compró la candidatura, gracias a los favores que Ahumada podría cobrar en las alturas del poder político. ¿Será? Es fácil pecar de ingenuidad cuando se cree que el dinero es más importante que la política.

Lo más lamentable es que, tanto San Román como Andrade Zurutuza, quieren arrebatar el hueso por la vía de Morena, aprovechándose de que la convocatoria del partido guinda permite que cualquiera (así, cualquiera) que se anote en el proceso, puede participar en la encuesta para definir la candidatura. Y como son conocidos ―no por buenas razones, pero al fin y al cabo conocidos―, creen que pueden ganar el sondeo.

Negocio redondo. Del PRI, al PAN, a Movimiento Ciudadano, y luego el PES, ahora Morena, los chapulines huastecos se rearticulan gracias a Felipe Ahumada y por culpa de la laxitud interna de Regeneración Nacional. A ver para qué les alcanza. Porque su trayectoria se ha basado en los favores del viejo sistema político, aquel que premiaba a personajes como San Román y Andrade Zurutuza, nimios en lo político pero afilados en la grilla. Eran tiempos en los que no importaban los malos manejos, pues todo se solucionaba con una llamada. Lo que no han considerado en su cálculo, es que esos tiempos ya cambiaron desde que Julio Menchaca tomó el poder.

Luis Rodríguez Ángeles
Luis Rodríguez Ángeleshttp://wixorodriguez.com/
Periodista y escritor. Premio Nacional de Periodismo en derechos humanos "Gilberto Rincón Gallardo" 2009. Doctorante en Investigación y Creación Literaria por Casa Lamm.
Artículo anterior
Artículo siguiente

Related Articles

Últimas