24.7 C
Hidalgo
lunes, abril 15, 2024

La lucha del FEMINISMO ARGENTINO contra un gobierno fascista y machista

BUENOS AIRES. —El feminismo no es simplemente una moda o una tendencia pasajera, es un movimiento arraigado en la búsqueda de justicia social. Evita Perón nos enseñó que en cada necesidad nace un derecho, y hoy, más que nunca, necesitamos que se reconozca el rol y el aporte que las mujeres brindamos a la sociedad día tras día en nuestra patria.

Es fundamental reconocer la brecha de género que persiste en Argentina, con un alarmante 76,2% según un estudio del Ranking global de Brecha de Genero que analiza a 155 paises del mundo. Esta brecha abarca la desigualdad en la participación económica y laboral, la representación política, el acceso a la comunicación y la esperanza de vida. Es hora de tomar medidas concretas para cerrar esta brecha y garantizar la igualdad de oportunidades para todas las personas, sin importar su género.

A individuos como Milei, que propagan el fascismo y el machismo, les decimos que las mujeres que él desestima como «un gasto» y acusa de cobrar jubilaciones por moratoria, son las mismas que sostienen la economía y el bienestar de muchas familias. Ellas han sido invisibilizadas y ninguneadas, incluso cuando trabajaban sin recibir los aportes correspondientes o cuidaban de los hogares mientras los hombres trabajaban en fábricas.

Frente al intento de establecer un gobierno anarcocapitalista como el que promueve Milei, es crucial recordar que somos las mujeres quienes sostenemos los pilares de la sociedad. Somos nosotras las que lideramos las ollas populares en los barrios y merecemos reconocimiento y remuneración por su labor, no desfinanciación de todo alimento que debería entregar el ministerio de Capital humano. Además, como el trabajo social es trabajo, las mujeres que llevan adelante esos espacios comunitarios deberían ser reconocidas como trabajadoras y cobrar un sueldo.

A este sistema que intenta silenciar las voces y negar los derechos de las mujeres, le decimos que con unidad y organización, cambiaremos el status quo. La comunidad organizada por las mujeres de esta patria nunca más será sometida, y estaremos presentes en cada rincón de nuestro hermoso país para resistir cualquier intento de opresión.

Es fundamental reconocer que el 64% de los ciudadanos pobres de este país, son mujeres. Mientras eso no cambie, la lucha sigue. Por igualdad de oportunidades y de participación es que hoy las mujeres luchan.

Rocío Olguín
Rocío Olguín
Activista de derechos humanos, vicepresidenta de la Federación Nacional Argentina Red de Alto al Trafico y la Trata de Personas. Presidenta de la Asociación Civil Accóon Para el Desarrollo y la Igualdad. Militante del frente La Patria Es El Otro.

Related Articles

Últimas