SSPH

¿Alguien se siente seguro con la policía de Pachuca?


Los habitantes de la capital de Hidalgo no se sienten protegidos por la policía. Al contrario, si alguien ve cerca una patrulla lo primero que piensa es que sería mejor que se fuera de ahí, para estar más tranquilo.

Uno de los culpables de que la ciudadanía tenga miedo de quienes en teoría están ahí para protegerla es el alcalde priista, Sergio Baños, quien no ha podido hacer que la policía municipal deje de cometer abusos contra la población. 

Baños no sólo ha incumplido con su principal bandera de campaña, que fue mantener las calles en “PAS” (pavimentadas, alumbradas y seguras, según promovía él mismo en espectaculares), sino que tampoco ha sido capaz de frenar los abusos tanto de la policía municipal como de algunos de sus principales colaboradores.

El pasado 14 de febrero se dio a conocer por medio de un video la forma en que policías municipales sometieron a Martha Posadas, una mujer empresaria de la tercera edad afuera de su negocio denominado Centro Terapéutico Punta Azul.

Mediante el uso desproporcionado de la fuerza pública, tres policías municipales sometieron a Martha para arrestarla, la tiraron, y luego colocaron su rostro contra el suelo, con lo que arriesgaron su vida al provocarle asfixia.

“Me estaban asfixiando, me estaban matando, les pedí encarecidamente que me soltaran, y no quisieron”, narró la propia mujer, ante reporteros un par de días después en conferencia de prensa.

Todo porque el establecimiento no tenía vigente el pago de su licencia de funcionamiento.

Aunque el alcalde separó a los policías que abusaron de su poder y al director de la Policía Preventiva, no despidió a los funcionarios que dieron las órdenes: los directores de Reglamentos y Espectáculos, Alexander Peñafiel Álvarez y de Protección Civil, Alfonso Rico Morales.

Los que llamaron a la fuerza pública para llevar a cabo una simple diligencia administrativa y que no hicieron nada para evitar poner en riesgo la vida de una mujer de la tercera edad siguen como si nada despachando en sus oficinas de la Casa Rule.

La que sí tomó acciones legales fue Martha Posadas quien dio a conocer que presentó una denuncia contra los funcionarios y policías por abuso de autoridad, secuestro, amenazas y lo que resulte.

No es la primera vez que en la actual administración municipal ocurren abusos de la policía municipal. El 9 de mayo, luego de un incidente de tránsito, un grupo de policías sometieron a toletazos a un hombre y a una mujer en el barrio de la Surtidora. En aquella ocasión Baños grabó un video para decir que se sentía indignado y que no permitiría abusos de la policía.

Menos de un año después, ante un hecho similar, se repite la historia. Además de que debería retirar de sus cargos a los directores de Reglamentos y Espectáculos, y de Protección Civil, Baños debería ordenar un programa urgente de capacitación para toda la policía municipal, de modo que sepan actuar con respeto a los derechos humanos de la ciudadanía y en apego a los protocolos de actuación.

La pregunta es si el alcalde actuará o cuánto tiempo pasará antes de que veamos otro escándalo de abuso protagonizado por la policía municipal.

@YorchAromero

Comments

Comentarios


You may also like