PARIDAD SIN VIOLENCIA

La consejera presidenta del Instituto Estatal Electoral (IEEH), Guillermina Vázquez Benítez, presentó el Informe 2018 de las actividades que los Partidos Políticos reportaron ante dicho instituto sobre el ejercicio del 5 por ciento del presupuesto anual que reciben, mismo que debe ser destinado a actividades de capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres en la entidad.

Durantela sesión realizada entre miembros permanentes del Observatorio y representantes de los Partidos Políticos, la academia e integrantes de la Sociedad Civil, Vázquez Benítez informó que durante el ejercicio 2018, los partidos políticos reportaron, en suma, haber realizado 37 actividades en 18 de 84 municipios de la entidad, mismas que tuvieron un impacto en dos mil 035 personas.

En su calidad de Presidenta del Observatorio de Participación Política de las Mujeres en Hidalgo, Guillermina Vázquez Benítez, recordó que el Proceso Electoral en el que serán renovados los 84 Ayuntamientos está muy cercano y vigilará que las postulaciones sean paritarias y detalló que de las 680 postulaciones que pudieran hacer los Partidos Políticos, 298 estarán encabezadas por hombres y 382 por mujeres.

No obstante, subrayó: «A mayor participación de las mujeres, mayor violencia” se presenta, por lo que el trabajo y atención en el tema deberá ser muy puntual y vigilado.

Por su parte la Magistrada Presidenta del Tribubal Electoral del Estado de Hidalgo (TEEH), María Luisa Oviedo, presentó el programa denominado “Conoce a tus Autoridades Electorales”, el cual tiene el objetivo de explicar a personal de los Ayuntamientos, así como a estudiantes de diversas universidades las funciones y competencias del IEEH, el TEEH y la Fiscalía de Delitos Electorales adscrita a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), además, mencionó que esta actividad se realiza en los Distritos Electorales del Estado.

A su vez, el Fiscal Especializado en Delitos de Género presentó los aspectos básicos que comprende la Reforma local en materia de violencia política de género, la cual determina las responsabilidades para vigilar la participación paritaria de hombres y mujeres en la política tanto para diversas dependencias como para Partidos Políticos.

Finalmente, Simón Vargas Aguilar, Secretario de Gobierno del Estado de Hidalgo, precisó que el periodo electoral de 2020 será un área de oportunidad para los Partidos Políticos, en la aplicación debida de los recursos y la integración de sus plantillas con apego a lo que la ley señala.

En dicha sesión a la que asistieron el Secretario de Gobierno, Simón Vargas Aguilar, la Secretaria del Observatorio y titular del Instituto Hidalguense de la Mujer, Concepción Hernández Aragón; la Magistrada Presidenta del Tribunal Estatal Electoral, María Luisa Oviedo Quezada; el Fiscal Especializado en Delitos Electorales, Sergio Zúñiga Hernández; la Diputada Local Areli Rubí Miranda Ayala; la Dra. Rocío Ruíz de la Barrera, Directora General del Colegio de Estado de Hidalgo; la Coordinadora de la Constituyente Feminista de Hidalgo, Otilia Gonzala Sánchez Castillo; la Académica Silvia Mendoza Mendoza, así como representantes de diversas dependencias y de Partidos Políticos.

Como parte de las acciones en la mesa técnica, para la construcción de la Reforma Electoral, la presidenta del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Erika Rodríguez Hernández, se pronunció en favor de impulsar una propuesta de reforma integral y sustantiva en beneficio de la protección de los derechos político-electorales de las mujeres.

Al respecto expresó que se pretende sumar y fortalecer el trabajo que hicieron las diputadas de la LXIII legislatura del Congreso Local, al incorporar por primera vez el concepto de violencia política en razón de género en el Código Electoral y en la Ley de Acceso de las Mujeres a una vida libre de violencia para el estado de Hidalgo, una acción afirmativa de trascendencia.

“Hoy después de un análisis profundo y a conciencia, encontramos puntos de oportunidad hacia una reforma que constituya un mecanismo que permita cerrar las brechas de desigualdad existentes y erradicar toda forma de discriminación política contra las mujeres. Ante el honorable Congreso, presentamos una propuesta que sintetiza la expresión más sentida de las mujeres que participan en el ámbito público y más aún, la expresión de la lucha histórica de todas las que han construido para que hoy la paridad sea una realidad tangible en las postulaciones”.

Reconoció la importancia de la representatividad de las mujeres en el ámbito político, y destacó que el Revolucionario Institucional y la coordinación de la bancada de este instituto político, es representado por mujeres que trabajan decididamente en favor de las y los hidalguenses.

“En 2014; el PRI puso en marcha avances fundamentales en materia electoral para lograr la paridad en las elecciones; actualmente en un acto histórico, el Congreso de la Unión dio garantía de la paridad transversal, tema que en breve y con la responsabilidad que representa legislar habrá de aprobarse en el recinto parlamentario del estado de Hidalgo para dar cumplimiento a la Reforma Constitucional”.

Rodríguez Hernández subrayó que es fundamental garantizar un marco normativo de protección a los derechos de las mujeres que faculte y vincule a las autoridades a garantizar el acceso e impartición de justicia.

“La propuesta que tienen en sus manos supera los intereses partidarios, porque coloca en el centro de la discusión velar por el sentido más amplio para dar cumplimiento a las recomendaciones que el Comité para la Eliminación de todas las formas de Violencia Contra las mujeres, ha realizado al Estado Mexicano”.

Recordó que como parte de los cambios sustantivos, destaca pasar del concepto de violencia política en razón de género, a violencia política contra las mujeres por razones de género. Que corresponde al concepto que han establecido las distintas instituciones, en los esfuerzos realizados para visibilizar y dar atención a los casos que se presentan en las contiendas a falta de una legislación en el ámbito federal.

“El Protocolo para Atender la Violencia Política Contra las Mujeres, es el primer documento que reúne el consenso de las autoridades en la materia para proporcionar una ruta de atención, elaborado con el trabajo de diferentes instancias. Además, este documento contiene los elementos necesarios que permiten visibilizar cuales son las acciones que constituyen violencia.”

La lideresa priista sostuvo que a este mismo concepto, se une la visión de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que establece que: “Los ataques hacia las mujeres por ser mujeres, tienen como trasfondo la descalificación y una desconfianza sistemática e indiferenciada hacia sus capacidades y posibilidades de hacer un buen trabajo o ganar una elección.”

Para estar en condiciones de detectar la violencia política contra las mujeres en razón de género, es indispensable tomar en cuenta que, esta se encuentra normalizada y, por tanto, invisibilizada. Y puede constituir prácticas tan comunes que no se cuestionan.

Dijo que, las mismas autoridades que velan por la vida democrática de este país, han coincidido que la violencia es constante y puede ser con mayor fuerza, en el marco de los derechos político electorales, así como en el ejercicio del cargo.

“Esto representa el avance más sustantivo, porque establece que la persona o partido que genere este tipo de violencia sepa que como consecuencia se tiene la nulidad total de la elección. Sabemos que la violencia contra las mujeres que deciden ser parte de vida política viven acoso, violencia sexual, física, laboral y que incluso llega a la muerte. Por eso, esta propuesta previene lamentar en el próximo proceso electoral, en el cual, participaran miles de mujeres en las calles y en su incorporación en los distintos niveles de la administración pública”.

Finalmente Erika Rodríguez señaló que no solo existe la violencia física, sino de igual manera cuando se usa una palabra denigrante, cuando se cierran accesos, cuando se obstruye el libre ejercicio de la libertad, “la violencia contra las mujeres es mucho más profunda”, concluyó.

La presidenta estatal del PRI Erika Rodríguez Hernández, urgió que la reforma política que se discute para Hidalgo esté libre violencia política contra las mujeres por razones de género, y manifestó que es imperativo para garantizar un proceso con reglas y de frente a las circunstancias.

En reunión con el Congreso local, Rodríguez Hernández dijo que en materia de paridad también es importante que se genere de forma transversal, sumando más voces en favor de esta propuesta.

La líder priista argumentó que «no hay espacio para las improvisaciones, por ello la importancia del diálogo político, el consenso y acuerdos que derivan para formular un mecanismo y ruta clara del debido proceso legislativo. Estas mesas son importantes porque suman a la democracia del estado», dijo.

Erika Rodríguez se sumó al llamado de construir una agenda responsable, que privilegie el diálogo plural, donde prevalezca lo técnico con un balance político, en el que la participación ciudadana sea eje rector en un parlamento abierto. Finalmente hizo un llamado a fortalecer la institucionalidad de los partidos.

Alma Dalila López Santiago, presidente municipal electa de San Agustín Tlaxiaca. FOTO: Cortesía
Alma Dalila López Santiago, presidente municipal electa de San Agustín Tlaxiaca. FOTO: Cortesía

 

por Jazmín Ángeles / Desde Abajo

SAN AGUSTÍN TLAXIACA, HIDALGO. —Alma Dalila López Santiago tuvo que esperar casi 10 años para lograr ser la candidata a presidenta municipal de San Agustín Tlaxiaca, pues la primera vez que intento ser elegida tenía 28 años, era mujer y una agravante en su contra era soltera, por lo que sólo pudo participar como suplente.

«No es la primera vez que participo en la elección interna del PRI para ser candidata la presidencia municipal de mi municipio; sin embargo, la primera vez no resulte electa, fui candidata suplente. Y en aquel tiempo tuve que conciliar con otros aspirantes para poder llegar a un mismo acuerdo y apoyar a una misma persona, aunque no fueron bajo las circunstancias que me hubieran gustado por parte de los demás aspirantes pues, en ese momento, yo dirigía a mi partido en el municipio y por ese hecho me consideraban como una rival. Ahí sí puedo decir que viví cierta violencia, porque se unieron todos, eran aproximadamente 10 aspirantes y todos estuvieron en contra mía«, explica la hoy presidenta electa de San Agustín Tlaxiaca.

Agrega con un tono de voz tranquilo y mesurado que le sorprendieron los argumentos de sus contrincantes:

«Me dijeron que yo no podía ser candidata porque era mujer porque era soltera y eso le restaba seriedad a mi candidatura. Entonces yo no tenía la posibilidad de ser presidenta”.

Por lo que se unió a la campaña para ayudar a recuperar su municipio para el PRI, y se dispuso a trabajar con las bases. El día de hoy, acepta que le faltaba experiencia y que, estos diez años que tuvo que esperar, le sirvieron para tener mejores herramientas y demostrar que tiene la capacidad para ser una buena presidenta municipal y el hecho de que hoy sea una mujer casada, no significa nada, pues su experiencia y capacidad le respaldan.

«En aquel momento tenía 28 años y hoy 37. Hoy soy una mujer madura y los años me han enseñado a tomar decisiones, y es la capacitación lo que me ha permitido obtener triunfos, además de conocimientos para sobrellevar el proceso electoral y la experiencia será lo que me permitirá tener un tener una administración impecable».

Dalila López fue una de las candidatas que participaron en las pasadas elecciones gracias a la paridad de género. FOTO: Cortesía
Dalila López fue una de las candidatas que participaron en las pasadas elecciones gracias a la paridad de género. FOTO: Cortesía

Alma Dalila asegura que durante el proceso electoral no sufrió violencia política de género; sin embargo, aunque para algunos expertos y expertas pueden considerar que fue de las mujeres que se tomaron en cuenta para cumplir con la cuota de género pues ya había un candidato hombre y se tuvo que retirar su nombre de la boleta para colocar con una mujer, y cumplir con la  Paridad de Género.

«Entré en un momento diferente a todas mis demás compañeras candidatas, por cuestiones de género tienen que cambiar al candidato y es cuando entro yo. Entré un tanto apresurada a reorganizar la campaña de un momento a otro, y fue enfrentarme a condiciones complicadas y sentir el rechazo de algunos grupos políticos al interior del municipio; pero entiendo que al final de cuentas la política se trata de eso».

Dalilia López cuenta que su formación fue priista, inició en la política tocando puertas, pegando calcomanías, en la porra, como maestra de ceremonias, fue dirigente de los jóvenes priístas, organizó a grupos de mujeres para la campaña de un presidente de la República, líder de su partido en el municipio, cargos al interior del mismo y en la administración pública. Y su curriculum fue lo que la respaldo para ser la candidata de su partido.

Y aunque asegura que nunca tuvo una amenaza directa a su persona, si hubo manifestaciones de personas que se amparan en el anonimato, principalmente por redes sociales, “donde expresan todo lo que quieren decir, sin sustento”.

Pero también hubo comentarios de grupos políticos tradicionales y expresidentes municipales de su partido y por supuesto de los candidatos opositores que vieron como una ventaja el hecho de ser mujer.

“Sabemos que no somos del agrado de todos, pero mi equipo y yo estábamos trabajando y algo importante que se debe tomar en cuenta es que las mujeres movemos a la gente, estamos en todas partes en una campaña, somos las que promovemos el voto, las que llevamos a la familia al evento, pero comúnmente vemos a pocas mujeres con algún cargo de representación popular o en alguna dirigencia, lo que significa que no estábamos preparados para esta Ley de Paridad de Género. De ahí, que desafortunadamente las mujeres candidatas no tuvieron el resultado que se esperaba. Aunque es necesario aclarar que no en todos los municipios se vivieron las mismas circunstancias y eso también influyó en los triunfos”.

"Las mujeres movemos a la gente": Dalila López. FOTO: Edna Ángeles
«Las mujeres movemos a la gente»: Dalila López. FOTO: Edna Ángeles

 

La hoy presidenta electa explicó que fue falso que estuviera retenida por la compra de votos, un par de días antes de la elección, “en ningún momento estuve detenida, yo sabía lo que tenía que hacer, sabía que se había hecho un trabajo muy fuerte como para echarlo a perder y salir a intentar a comprar votos en dos o tres días, estuve en mi casa de campaña y en casa, no salí. Fue a mi suplente a quién detuvieron un grupo de personas, ella salió de su casa un momento y fue quien le atribuyeron la compra de votos”.

Ante la situación el Partido Encuentro Social decidió interponer la nulidad de las elecciones ante el Instituto Estatal Electoral y ante el Tribunal Electoral del Estado de Hidalgo (TEEH) “(los opositores) están en su derecho de interponer la nulidad de la elección, por lo que se accedió al conteo de votos en la mitad de las casillas y lo único que conseguimos fue obtener más votos. Pero eso no fue suficiente, por lo que continuaron sus manifestaciones que son finalmente respetables.

«En aquella ocasión también me sentí un poco agredida, pues con cartulina en mano aseguraban que Dalila era la vergüenza de las mujeres, además hacían acusaciones de índole sexual al decir que yo fui candidata a cambio de favores sexuales, lo cual por supuesto fue mentira.

Eso me indigno un poco —señala—, ya que «siempre me he conducido con todas las personas con mucho respeto, independientemente en la que situación que me encuentre, aunque sea una situación difícil de controlar y lo menos que espero es que hagan lo mismo por ti, y esta serie de denostaciones las considero como violentas hacia mi persona, puedo decir que si hubo violencia de género”.

Sesión de la Sala Regional de Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. FOTO: Cortesía
Sesión de la Sala Regional de Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. FOTO: Cortesía

PACHUCA. –Por primera vez en la historia en la región centro del país, una elección fue anulada por violencia política de género. La Sala Regional Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) invalidó los comicios de San Felipe Orizatlán en Hidalgo.

La Quinta Circunscripción del TEPJF, que comprende los estados de Colima, Hidalgo, Estado de México y Michoacán, consideró que en las elecciones donde había ganado el Partido Acción Nacional (PAN) hubo violencia política de género por parte del candidato blanquiazul, Raúl Valdivia, en contra de la entonces candidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Brenda Flores.

Es necesario aclarar que la nulidad de la elección no solo se debió a la violencia política de género; también hubo violación al principio de secrecía del voto, por la presencia en las casillas de sujetos denominados “visores electorales”, cuyas actividades afectaron la secrecía del voto y generaron actos de presión en contra de los votantes.

Si bien, la violencia que se realizó en contra de Brenda Flores no fue el único motivo, se marca un precedente en la materia, pues a pesar de que no existe un castigo a dicho acto misógino, con ello magistrados y diputados tendrán la posibilidad de modificar la ley electoral y sancionar a quienes agredan a una candidata en el terreno político por su condición de mujer, ya que la única sanción es un apercibimiento para que eviten denostar a las candidatas.

En sesión pública ordinaria se dio a conocer que en el análisis del asunto se consideraron fundados los agravios expuestos por el PRI, en el que alegó que la sentencia del tribunal responsable es incongruente, ya que tuvo por acreditados todos los elementos de la causal genérica de nulidad de la elección prevista en la normativa local, sin embargo, no declaró tal nulidad.

Brenda Flores, candidata del PRI a la presidencia municipal de San Felipe Orizatlán, municipio indígena de la región Huasteca. FOTO: Oficial
Brenda Flores, candidata del PRI a la presidencia municipal de San Felipe Orizatlán, municipio indígena de la región Huasteca. FOTO: Oficial

Lo anterior en razón de que ante aquella instancia ya se habían tenido por acreditadas la existencia de violaciones generalizadas, sustanciales, y determinantes para el resultado de la elección, consistentes en violencia política de género en contra de la candidata postulada por el Partido Revolucionario Institucional, a través de perifoneo, así como publicaciones en Facebook. Así como la violación al principio de secrecía del voto, por la presencia en las casillas de sujetos denominados “visores electorales”, cuyas actividades afectaron la secrecía del voto y generaron actos de presión.

Por tanto y al tener por demostrados estos hechos, se consideró que era suficiente para actualizar la hipótesis de nulidad relativa a la existencia de irregularidades graves plenamente acreditadas, no reparables que tuvieron incidencia durante la jornada electoral, máxime que la diferencia que existe entre los dos contendientes, es de apenas 2.64 por ciento.

El magistrado ponente Alejandro David Avante Juárez argumentó que para llegar a dicha conclusión, se partió de la aplicación de los principios de federalismo judicial, el de non reformatio in peius (la resolución recurrida no debe ser modificada en perjuicio del apelante) y de acción, al no haber controvertido la sentencia el tercero interesado.

En consecuencia, declararon la nulidad de la elección del referido ayuntamiento e hicieron un apercibimiento al Partido Acción Nacional para que en lo sucesivo se abstenga de reproducir de cualquier forma, conductas denostativas que atenten contra la dignidad de sus adversarios políticos, más aun tratándose de cuestiones que impliquen o puedan implicar violencia política contra las mujeres.